S&P advierte deterioro en los estados

La calificadora dijo que las entidades y municipios enfrentarán retos en cuanto a sus presupuestos; las elecciones en algunos estados podrían afectar las decisiones sobre el manejo financiero.
peso-dinero-monedas-SX.jpg  (Foto: Cortesía SXC)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Aun si la economía se recupera, durante este año los estados y municipios mexicanos enfrentarán importantes retos relacionados con sus presupuestos, su posición de liquidez y el financiamiento, previó Standard & Poor's.

Además, las elecciones de este año en varios estados podrían afectar algunas decisiones para el manejo de sus finanzas, aunque inicialmente no se espera que tengan un impacto directo sobre sus calificaciones.

En el artículo "Desafíos para los Gobiernos estatales de México durante 2010", la firma internacional señaló que las próximas elecciones podrían influir en algunas decisiones relacionadas con la administración financiera de los estados, lo que impactaría el gasto operativo comparado con años anteriores.

"No obstante, en tanto no se deterioren los indicadores financieros, como los superávits operativos, balances después de gastos de inversión y repagos de deuda, no prevemos bajas en las calificaciones de los estados".

Sin embargo, advirtió la agencia evaluadora, un deterioro significativo en el desempeño presupuestario o decisiones políticas que conduzcan a cambios drásticos en las políticas financieras, podrían presionar a las calificaciones y/o detonar cambios de perspectivas.

Entre las entidades calificadas que tienen elecciones programadas para este año, Aguascalientes, Oaxaca, Puebla, Tamaulipas, Hidalgo y Sinaloa tienen en la actualidad perspectivas estables.

"Nuestras perspectivas de las calificaciones de los demás estados que tienen elecciones, Tlaxcala, Zacatecas, Chihuahua y Veracruz, son negativas".

S&P refiere que en 2009 bajó las calificaciones y revisó perspectivas de notas de varios Gobiernos locales y regionales mexicanos después de que experimentaron dificultades que, en la mayoría de los casos, no se derivaron sólo de la crisis económica que inició en 2008.

Para la gran mayoría de los estados, las bajas de calificación en 2009 reflejaron la opinión de S&P sobre los crecientes gastos operativos de los gobiernos, su limitada liquidez, mayor nivel de deuda de corto plazo y una decreciente flexibilidad financiera.

Fitch y S&P, las calificadoras más estrictas en 2009

Durante 2009, Fitch Ratings y Standard & Poor's fueron las agencias calificadoras más rigurosas y con mayor incidencia de revisiones a la baja en el mercado local de deuda corporativa, consideró Banamex.

En un análisis especial de deuda, apuntó que Fitch realizó la mayor cantidad de revisiones a la baja de sus emisiones calificadas, con 30.7%, mientras que 69.3% de sus emisiones calificadas mantuvo la misma evaluación.

Standard & Poor's (S&P), agregó, revisó a la baja 30.1% de sus emisiones calificadas, un margen ligeramente inferior al de Fitch Ratings, por lo que el restante 69.9 de las emisiones calificadas conservaron la misma nota.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Moody's sólo degradó 18.2% de sus emisiones calificadas, y para el restante 81.8% mantuvo la misma calificación, refirió en el reporte elaborado por Acciones y Valores Banamex, Casa de Bolsa, de Grupo Financiero Banamex.

En ese sentido, subrayó, es deseable que las agencias calificadoras sigan un criterio previsor, riguroso y oportuno en el otorgamiento y posterior revisión de las evaluaciones.

Ahora ve
‘Despacito’, de Luis Fonsi, arrasa en la entrega número 18 de los Grammy Latino
No te pierdas
×