G7 atenderá los problemas de la Eurozona

La próxima reunión de líderes financieros se concentrará en los temores económicos en la zona; países como Grecia y Portugal son la principal preocupación debido a su sobrecarga de deuda.
giulio tremonti ministro italia g7 canada RT.jpg  (Foto: CNN)
IQALUIT, Canadá (CNN) -

Los crecientes temores sobre la deuda de la zona euro podrían aumentar la urgencia de la cumbre de líderes financieros del Grupo de los Siete que comienza el viernes en el norte de Canadá, que hasta ahora sólo había llamado la atención por las características árticas del lugar del encuentro.

Las autoridades de la zona euro se han apresurado en tranquilizar a los mercados sobre la estabilidad de sus bloques monetarios, mientras los inversores se deshacían de activos en euros por segundo día consecutivo, ante los temores por la sobrecarga de deuda de países como Grecia y Portugal.

La liquidación en los activos en euros se produce en momentos en que los ministros de Finanzas de las tres economías más grandes de la zona euro -Alemania, Francia e Italia- se dirigen a reunirse con sus colegas de Estados Unidos, Canadá, Japón y Gran Bretaña para la reunión del G7 más remota e inaccesible hasta la fecha.

"Los franceses han dicho que quieren plantear (el tema de) Europa" en la reunión, dijo el viernes un funcionario del G7.

Los líderes financieros del G7 discutirán reformas al sector financiero después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, propuso limitar el tamaño de los bancos, restringir la propiedad y el comercio entre estos, ajustar sus lazos con los fondos de cobertura, así como un impuesto para recuperar el dinero gastado en rescatar al sector.

A pesar del empantanamiento de Europa, los delegados analizarán cómo avanza la recuperación de la economía.

"Desde un punto de vista europeo, permitir que esta situación (con Grecia) avance y dejar a los mercados seguir especulando sobre lo que va a pasar en el futuro es un asunto mayor", dijo Mike Moran, estratega cambiario con Standard Chartered en Nueva York.

"No creemos que se vaya a permitir que Grecia quiebre o abandone la zona euro, pero este es uno de esos temas de avance lento".

Canadá, el país anfitrión, que alteró a muchos en el grupo de países desarrollados cuando decidió realizar la reunión en la aislada localidad de Iqaluit, a 300 kilómetros del Círculo Artico, ha advertido a los mercados que no deben esperar grandes decisiones del encuentro.

La pérdida de relevancia del G7 y su futuro como foro de discusión ante la creciente influencia del Grupo de los 20 países industrializados y en vías de desarrollo, que incluye a grandes países de economías emergentes como China y Brasil, también será parte de la agenda.

Algunos sostienen que siguen habiendo asuntos que no funcionarían en el G20. Pero también hay preguntas de si el G7, que hizo sus primeras armas respecto al control de los mercados de divisas durante los acuerdos Plaza y Louvre en 1985 y 1987, siga siendo el foro adecuado para los debates de divisas en un mundo cada vez más globalizado.

"Es más justo debatir sobre el yuan en las reuniones del G20 que en las del G7", dijo el ministro de Finanzas de Japón, Naoto Kan antes de partir al encuentro.

Por el contrario, la ministra de Economía de Francia, Christine Lagarde, dijo que su país quería debatir el precio del yuan en el foro. Un documento de la zona euro preparado para la reunión del G7 sostiene que la política de China en el yuan podría llevar a un nuevo surgimiento de los desequilibrios en el comercio y ahorros globales.

 

Ahora ve
Volaris, Interjet, Aeroméxico, VivaAerobus y JetBlue, multadas por Profeco
No te pierdas
ç
×