El rescate de Grecia costará 73,000 mdd

El país europeo requiere de esa cantidad para tapar sus agujeros fiscales y refinanciar su deuda; de concretarse, sería el primer rescate a un miembro de la eurozona en los 11 años de su historia.
Euro  (Foto: CNN)
BRUSELAS/WASHINGTON (CNN) -

Los gobiernos europeos están considerando varias opciones para ayudar a Grecia a controlar su abultada deuda, en lo que sería el primer rescate a un miembro de la zona euro en los 11 años de historia del bloque monetario.

No existe un procedimiento claro para el rescate de una economía de la zona euro y algunos analistas creen que la Unión Europea (UE) podría elaborar un marco legal que justifique la acción, pero esto resultaría un proceso difícil y prolongado.

El artículo 122 del tratado de la UE dice que el Consejo Europeo puede decidir "medidas apropiadas a la situación económica", pero agrega que este tipo de medidas deben adoptarse principalmente si aumentan las dificultades en el suministro de ciertos productos, especialmente energéticos.

El artículo establece también que el Consejo puede garantizar, bajo ciertas condiciones, asistencia financiera a un estado miembro, si ese estado "está en dificultades o enfrenta la amenaza de estar en dificultades severas ocasionadas por desastres naturales o circunstancias excepcionales por fuera de su control".

Por esto, podría ser difícil argumentar que el déficit presupuestario de Grecia se deba a factores fuera del control del país.

Grecia ha estimado que necesitará cerca de 53,000 millones de euros (73,000 millones de dólares) este año para tapar los agujeros fiscales y refinanciar su deuda. El mes pasado el país recaudó 8,000 millones de euros con una emisión de bonos a cinco años, pero se vio forzado a ofrecer un rendimiento demasiado elevado.

A continuación, algunos de los posibles pasos que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) podrían tomar para ayudar a Grecia, si estos sienten que la ayuda es vital para evitar que la crisis griega socave la confianza en la zona euro.

En la práctica, la UE podría usar una combinación de medidas. El bloque de países tendría que decidir si quiere entregar la ayuda en pequeños montos, lo que le permitiría mantener la presión sobre Grecia para que reforme sus finanzas, o en un sólo desembolso que podría convencer a los mercados de que el problema fue resuelto.

Pedir la ayuda del FMI no tendría gran respaldo entre las autoridades europeas; Jean-Claude Juncker, presidente del grupo de ministros de Finanzas de la zona euro, dijo la semana pasada que Europa debería resolver los problemas de deuda de Grecia, Portugal y España sin la ayuda del FMI.

Préstamos gubernamentales

Los miembros de la UE que no pertenecen al bloque monetario del euro pueden recibir ayuda de una facilidad de préstamo de 50.000 millones de euros de la UE, pero bajo las normas actuales este programa no está disponible para los países que emplean el euro.

Se ha especulado que los miembros de la UE podrían extender garantías de deuda a Grecia y probablemente a otros estados de la periferia de la zona euro, permitiéndoles recibir préstamos a bajo costo.

Pero las leyes de la UE podrían ser un obstáculo a esta iniciativa, ya que establecen que "la Unión no debe ser responsable de asumir los compromisos de los gobiernos centrales", a menos de que esto se haga en la ejecución conjunta de un proyecto específico.

De igual forma, la creación de un fondo de rescate directo, al cual aportarían los países de la UE, podría enfrentar controversias legales, así como dificultades técnicas para organizarlo y administrarlo.

El curso más simple y fácil de defender sería que los gobiernos de la UE compraran bonos de la deuda griega en los mercados primario y secundario. Bajo esta iniciativa los Gobiernos podrían argumentar que este no es un rescate a Atenas, sino una inversión.

Fondos estructurales

Bajo el presupuesto de la Unión Europea 2007-2013, está previsto que Grecia reciba 20,210 millones de euros en fondos estructurales. El desembolso de los fondos restantes a Grecia podría ser adelantado. En enero se adjudicaron, pero no se entregaron, 18,070 millones de euros.

Este adelanto ya se ha realizado para países del centro y este de Europa, que el año pasado recibieron un adelanto de fondos estructurales por 7,000 millones de euros para ayudarlos a hacer frente a la recesión económica.

El adelanto de fondos estructurales puede ser determinado por la Comisión Europea, por lo que esto sería relativamente fácil de implementar.

Banco de inversión

El Banco de Inversión Europeo pertenece a los gobiernos de la Unión Europea, que recaudan dinero en los mercados a tasas competitivas para prestarlo a distintos proyectos a lo largo de la UE.

Bajo el paquete de estímulo de la UE, el EIB (siglas en inglés para el banco) aumentó sus préstamos a los países del centro y este de Europa en el 2009 en cerca de un 40%, a 11,500 millones de euros.

Los gobernadores del EIB podrían pedirle al banco que consiga préstamos en el mercado para comprar bonos griegos. Este tipo de rescate podría ser maquillado también detrás del argumento de una inversión en bonos de alto rendimiento.

Esto requeriría la aprobación del consejo de ministros de la UE. Esta semana el banco dijo en un comunicado que su misión y estatutos no permitían rescates por déficit o balanza de pagos a países miembros.

Bono europeo

La zona euro podría emitir un bono conjunto. Con esto, Grecia obtendría una porción de los ingresos, reduciendo sus costos de endeudamiento.

Juncker ha sugerido que los bonos comunes podrían cubrir un 40% de toda la deuda soberana de los Gobiernos de la zona euro.

Según estimaciones, los bonos comunes de la zona euro podrían crear un mercado de bonos sumamente líquido en algunos años por cerca de 4 billones de euros, que podría salir la caza de los grandes inversionistas como China, rivalizando con el mercado de la deuda estadounidense. El mercado de los bonos alemanes Bunds cuenta con casi un billón de euros.

Sin embargo, cuando la idea fue discutida a comienzos del 2009 hubo una fuerte oposición de parte de Alemania, Francia y Holanda, mientras que varios países se mostraron indiferentes.

Los ministros de Finanzas de la UE tendrían que aprobar esta medida y su decisión probablemente deba ser ratificada por los líderes de la UE.

Apoyo del FMI

El Fondo Monetario Internacional ha prestado asesoría técnica a Grecia respecto a mecanismos para enfrentar sus desafíos fiscales, y el mes pasado envió una misión a Atenas.

El FMI sólo ayudaría a Grecia si la UE así lo solicita. El director gerente de la entidad, Dominique Strauss-Kahn, ha dicho que el Fondo está dispuesto a ayudar a Grecia.

Esta ayuda podría incluir financiamiento mediante un acuerdo preventivo que contaría con fondos de la UE.

Otra vía podría ser la denominada Línea de Crédito Flexible del FMI, que fue establecida el año pasada en respuesta a la crisis financiera.

Sin embargo, es más probable que la UE pida al FMI que supervise si Grecia cumple su compromiso de reformas fiscales en alguna forma de "vigilancia reforzada".

 

 

 

 

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×