La ‘tragedia’ del euro

El déficit de Grecia produce desconfianza del resto del mundo sobre la moneda común; en 2008 se benefició de los problemas económicos en EU, pero ahora pierde su valor como cobertura.
euro-billetes-moneda-maquina-contadora  (Foto: AP)
Colin Barr
NUEVA YORK -

La crisis griega ocasionó otro desvió en el camino de la hegemonía del euro como moneda mundial.

El crecimiento de la moneda común europea ha sido un tema del mercado desde hace años. En su punto más alto a principios de la crisis financiera, el euro había ganado 59% contra el dólar desde que comenzó en 2000, gracias al mandato del Banco Central Europeo de luchar contra la inflación, y años de políticas laxas en Estados Unidos.

La extensa caída del dólar, junto con enormes pérdidas de préstamos en el sistema bancario estadounidense, además de la ansiedad de los acreedores extranjeros por el valor de sus bonos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, pareció ser la receta del euro a mediados de 2008 para aprovechar la debilidad del dólar como la moneda de reserva mundial.

La causa del euro se ha debilitado fuertemente desde entonces. La moneda cayó a finales de 2008, y se sumergió una vez más este año a medida que los temores por las moras de la deuda aparecieron en Grecia. La presión económica y política en Europa parece apuntar hacia un crecimiento este año, mientras que los legisladores luchan con el problema de la deuda.

Todo esto aumenta la pausa para aquellos insatisfechos con el panorama fiscal a largo plazo en este país, pues les gustaría tener cierta cobertura para protegerse de futuras caídas del dólar.

"Las dudas sobre la zona del euro implican que mucha gente temerá sobre su valor", dijo Menzie Chinn, profesor de economía en la Universidad de Wisconsin. "Yo espero ver un impacto fuerte, pero habrá dudas por algún tiempo".

La pregunta inmediata es qué tan poderosos son los estados europeos como Alemania para lidiar con el aumento de los problemas financieros en Grecia, España, Italia y Portugal.

Grecia, que enfrenta un aumento dañino en las tasas de interés en su deuda en medio de las dudas sobre sus finanzas, tiene hasta el 16 de marzo para mostrar a la Unión Europea que está teniendo progresos en el recorte de su déficit de presupuesto de casi 13% de su producto interno bruto, más de cuatro veces el nivel permitido.

Las autoridades han dicho que apoyarán a Grecia, pero no han dicho cómo. Esto ha hecho que algunos escépticos del euro duden de la riqueza de los estados del continente para proveer ayuda a los estados más pobres y endeudados.

"Pueden elegir la solidaridad o el caos", dijo David Marsh, autor de El euro: las políticas de la nueva moneda mundial. "Es más probable que elijan la solidaridad, pero no hay certeza".

Muchas cosas pueden cambiar en la zona del euro en los próximos años, dijo Marsh, dependiendo de los términos ofrecidos por los deudores como Grecia. Él cree que algunos países pequeños pueden no unirse a la ayuda, o que incluso regiones del norte y sur de Europa, como Alemania, no cooperen tampoco, haciendo que el proyecto entero fracase.

Estos escenarios no son tan alentadores para el euro a largo plazo, aunque la incertidumbre ejercerá cierto peso sobre el valor del euro en los próximos años. Por ejemplo, los analistas de Bank of America, esperan que el euro caiga a 1.28 dólares año tras año, de su reciente valor de 1.36 dólares, en parte porque los gestores de reservas internacionales pondrán un freno a su acumulación de euros.

En este escenario, según Marsh, el euro podrá volver a emerger después de algunos años de luchas internas. Esto será el producto de una unión entre Alemania (la economía más fuerte de Europa) y algunos países que comparten su mentalidad con monedas fuertes, lo cual recreará al indicador alemán antes de que fuera incluido en el euro.

Según Marsh, esto sería irónico porque "el punto de la unión monetaria europea era salir del control alemán".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Cualquier muerte y renacimiento del euro está a años de ocurrir. Mientras tanto, China y otros socios comerciales seguirán acumulando dólares, lo que enloquecerá aún más la búsqueda de una moneda de reserva global alternativa, sin producir ningún resultado.

"Aunque los prospectos del dólar no lucen tan atractivos como alguna vez lo fueron, el panorama de sus principales rivales luce un poco mejor", dijo Benjamin Cohen, profesor de la Universidad de California en Santa Bárbara, en la revista de Finanzas y Desarrollo del FMI. "El alcance del alejamiento del dólar se limitará por la falta de una alternativa atractiva clara".

Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×