Fannie y Freddie, un problema eterno

Las hipotecarias estuvieron en el centro de la crisis en EU y aún requieren ayuda del Gobierno; los analistas prevén que las reformas para regularlas se pospongan para dar prioridad a la banca.
fannie-mae-hipotecaria-AP.jpg  (Foto: AP)
Colin Barr
NUEVA YORK -

El desorden de las hipotecarias estadounidenses Fannie Mae y Freddie Mac tardará en resolverse.

Un año y medio después de que el Tesoro confiscara a Fannie Mae y a su hermano menor Freddie Mac, Washington apenas prepara el debate sobre su futuro. La discusión, postergada por el Congreso al dar prioridad a las regulaciones de la banca, podría alargarse hasta el año próximo e incluso más antes de llegar a una decisión.

La larga espera no les sentará bien a los críticos de las financieras. El tutelaje gubernamental de Fannie y Freddie se perfila como el rescate más costoso, pues las cuantiosas pérdidas por préstamos y los títulos desfavorecidos por una baja calificación han obligado a ambas empresas a requerir miles de millones de dólares del dinero de los contribuyentes.

Pero es más sencillo vilipendiarlas que arreglarlas. Estabilizar el mercado de la vivienda ha sido el primordial objetivo federal al atajar la crisis económica, y hay pocos incentivos para someter a las firmas a cambios cuando ellas son la principal fuente de financiamiento hipotecario en el país.

"No hay nada que apremie (los cambios). Podrían pasar años antes de que lo hagan" apunta Paul Miller, analista de FBR Capital Markets.

Por su parte, la Comisión de Servicios Financieros del Senado estadounidense programó una comparecencia el 23 de marzo "para iniciar el proceso de considerar el futuro del financiamiento de la vivienda", según indicó el presidente de la Comisión, Barney Frank, quien pidió la asistencia del secretario del Tesoro Tim Geithner.

El mes pasado Geithner dijo ante el Congreso que la Casa Blanca anunciaría "principios y objetivos generales" para la reforma de la financiación de la vivienda e intentaría sacar la ley en 2011. Y señaló que los funcionarios de la administración "quieren asegurarse de hacerlo bien", aunque el congresista republicano Darrelll Issa los acusa de irse por las ramas.

Ya antes del rescate Fannie y Freddie eran motivo de controversia, debido al conflicto entre sus propietarios-accionistas y los estatutos legislativos que favorecían el financiamiento de vivienda. El rescate resolvió temporalmente esa tensión y, aunque impopular, ganó algo de tiempo.

El gran apoyo gubernamental a las financieras y la situación del mercado hipotecario han mantenido las tasas de interés a niveles bajos, logrando que las casas sean más asequibles, controlando el daño de la burbuja del sector y ayudando a restaurar la salud de los grandes bancos. Para demostrarlo, Freddie Mac anunció esta semana que la tasa de interés en hipotecas a 30 años estaba por debajo del 5%.

Sin embargo, la Reserva Federal dejará de adquirir hipotecas este mes, y los economistas prevén que las tasas subirán.

En la opinión de los analistas de Standard & Poor's, los dividendos que las compañías pagan al Tesoro sobre la ayuda que recibieron no son sostenibles. Fannie debe pagar al menos 7,600 millones de dólares este año, y Freddie otros 5,000 mdd, ¿cómo lo harán si se espera que continúen perdiendo dinero? La falta de dinero podría forzar al Gobierno a flexibilizar los términos de pago, como lo hizo con otras instituciones que recibieron rescate (AIG y GMAC, por ejemplo).

Las financieras, de por sí impopulares entre legisladores y ciudadanos, levantan más ampollas cada vez que piden dinero al Tesoro luego de reportar números rojos. Pese a ello, aún no está claro cómo sustituirlas. Algunos proponen la nacionalización total, otros quieren convertirlas en proveedoras de servicios públicos, unos más piden dividirlas en trozos. Pero cualquier cambio tardará años en materializarse.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Para que Fannie y Freddie sean eliminadas, un nuevo sistema de financiamiento hipotecario tendría que sustituirlas, pero en el horizonte no hay ni siquiera una insinuación de ese cambio" dictaminó Peter Wallison del American Enterprise Institute.

Para Barry Zigas, ex ejecutivo de Fannie Mae hoy responsable de política de financiamiento hipotecario en la Consumer Federation of America, el tiempo no es problema: "Ves todo el trabajo que se tiene que hacer en torno a la reforma regulatoria y te preguntas cómo alguien puede decir que arreglar a Fannie y a Freddie es urgente. ¿Cuál es la prisa?"

Ahora ve
¿El nuevo TLCAN contemplará los trabajos agrícolas temporales en EU?
No te pierdas
×