AL requiere sistemas de emergencia: BID

El FMI e instituciones multilaterales deben prevenir futuras crisis financieras, dijo el organismo; se debe contar con un prestamista que actúe como un mecanismo financiero de última instancia.
dolares-dinero-economia-dolar-billete-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un nuevo estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) arrojó que la disposición de la comunidad internacional a proporcionar préstamos de emergencia también jugó un papel importante en la prevención del contagio financiero en la región. Las conclusiones del estudio sugieren que a fin de evitar futuras crisis financieras, las economías emergentes necesitan contar en el futuro con un prestamista internacional que funcione como un mecanismo financiero de última instancia.

Éste intermediario también deberá proporcionar rápidamente liquidez en caso de una crisis, para asegurar que los países solventes no padezcan dificultades financieras, destacó el documento "Las secuelas de la crisis: Lecciones de política y desafíos próximos para América Latina y el Caribe".

"En los periodos de falta extrema de liquidez en el mercado internacional de capitales, el hecho de tener acceso a recursos de emergencia es algo sumamente valioso", dijo Santiago Levy, vicepresidente de Sectores y Conocimiento del BID, quien supervisó el estudio previamente coordinado por los economistas Alejandro Izquierdo y Ernesto Talvi.

"Esta es una de las lecciones más importantes que hemos aprendido de la reciente crisis financiera mundial", señaló.

Favor de actualizar flashplayer

Get Adobe Flash player

Según el análisis, durante la última crisis de la economía mundial, los países latinoamericanos no padecieron tan duramente, en comparación con otras situaciones semejantes ocurridas a lo largo de la década de los años noventa.

La región en su conjunto evitó la aparición de crisis monetarias y de endeudamiento externo, así como las corridas bancarias, que fueron situaciones típicas que surgieron durante los episodios anteriores de turbulencia financiera mundial.

Poco después del colapso de Lehman Brothers, la Reserva Federal de Estados Unidos ofreció líneas de intercambio a países sistémicamente relevantes, como Brasil, Corea, México y Singapur.

La respuesta más contundente llegó en abril de 2009, cuando el G-20 decidió triplicar los recursos del FMI, que lanzó su Línea de Crédito Flexible (FCL, según sus siglas en inglés) para ayudar a los países con políticas adecuadas y que enfrentaban restricciones de liquidez.

Según la investigación del BID, estos anuncios afectaron a las percepciones del mercado sobre la capacidad de los países para superar la crisis.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Para que el nuevo mecanismo funcione, los países y las instituciones financieras internacionales deben trabajar juntos para diseñar políticas que les permitan precalificar al nuevo mecanismo", dijo Levy.

"Esta colaboración y coordinación entre los distintos países, el FMI y los bancos multilaterales de desarrollo asegurarían el establecimiento de un pacto de estabilidad a largo plazo en los mercados en emergencia".

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×