El Congreso de EU acelera ley financiera

La reforma que regulará a los bancos entra en su recta final ante las próximas elecciones en EU; democratas y republicanos aún se encuentran enfrascados en puntos nodales de la propuesta.
republicano democrata simbolo partido eu  (Foto: Jupiter Images)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

El Congreso estadounidense se prepara para reformar a Wall Street, y prevenir futuros colapsos financieros.

Desde que la Comisión Bancaria del Senado de Estados Unidos aprobó a fines de marzo una medida para una mayor regulación, no ha habido muchas novedades, salvo que la retórica de los partidos demócrata y republicano se ha endurecido.

El líder de la minoría republicana, Mitch McConnell, calificó la iniciativa del demócrata Christopher Dodd, presidente de la Comisión Bancaria, como un "perpetuo rescate de los bancos de Wall Street pagado por los contribuyentes."

Por su parte, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, defendió la iniciativa argumentando que ésta "termina con los rescates mediante la liquidación de esos grandes bancos" que contribuyeron a la crisis.

La batalla también se trasladó al televisor, pues esta semana el Comité Nacional Demócrata comenzó a transmitir un anuncio por cable en el cual critica a los republicanos por no apoyar a la presidencia de Barack Obama en su reforma regulatoria.

Obama, por su parte, se reunió con los líderes del legislativo de ambos partidos y ambas cámaras para discutir el tema. "El presidente peleará por conseguir mayor supervisión sobre los derivados, los mismos instrumentos financieros que llevaron a la aseguradora AIG al colapso, y que son parte de una reforma a Wall Street a la que se oponen muchos republicanos. "Esa será una parte central de su argumento en la reunión con ambos partidos" explicó un funcionario de la administración antes de la reunión en la Casa Blanca.

Además, la discusión corre prisa porque en una o dos semanas el Senado concertará la ley de reforma financiera, proporcionando así un vehículo para promulgar los cambios. La ley debe aprobarse el próximo mes, antes del asueto del Memorial Day y antes de que los legisladores entren en el periodo de elecciones.

Los senadores estadounidenses han discutido la ley por varios meses, y han coincidido en varios temas, como presionar a bancos y firmas financieras para fortalecer sus colchones de capital, y crear un nuevo proceso para liquidar a las grandes compañías financieras con problemas para evitar futuros rescates a Wall Street.

Las diferencias aparecen a la hora de crear una nueva agencia de protección financiera para el consumidor, y al discutir la regulación sobre las complejas transacciones financieras que originaron la crisis.

De ser aprobado, el proyecto de ley del Senado creará una nueva dependencia reguladora para los consumidores que pertenecerá a la Reserva Federal pero operará de manera independiente. La misión de esta agencia será asegurar que los consumidores obtuvieran acuerdos justos en lo referente a hipotecas y tarjetas de crédito.

Los republicanos no están a favor de la regulación exhaustiva y del empoderamiento que ello les dará a los consumidores, pues argumentan que amenaza la seguridad y solidez de los bancos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Otro tema de discordia son los procesos para evitar colapsos futuros. El Senado quiere que la transacción de complejos productos financieros, conocidos como derivados, se transparente y se someta a escrutinio. Pero ni demócratas ni republicanos se ponen de acuerdo sobre qué derivados seguirán sin regulación.

Se espera que el presidente Barack Obama pida a los líderes de ambos partidos en el Congreso que apoyen la ley que regulará las operaciones de Wall Street. Pero no será sencillo, pues las elecciones intermedias están a la vuelta de la esquina.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×