La UE aprovecha la crisis para reformar

Los líderes del bloque europeo toman ventaja de la problemática para lanzar reformas económicas; también buscan endurecer las sanciones contra los países que incumplan las metas fiscales.
estimulos fmi economia mundo JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
BRUSELAS (CNN) -

Tras una semana en la que la Unión Europea tomó medidas drásticas para arrebatarle la iniciativa a los mercados, los líderes del bloque finalmente están aprovechando una crisis de deuda para lanzar las reformas necesarias para evitar que el continente entre en decadencia. La UE acordó a inicios de esta semana un paquete de rescate de un billón de dólares para frenar la propagación de la crisis griega y desde entonces España y Portugal han lanzado severos planes de austeridad.

El anuncio por parte de la Comisión Europea, de propuestas para endurecer la disciplina presupuestaria, también demostró que Europa está tratando de controlar una crisis que la canciller alemana definió como una "prueba existencial" para la zona euro y para todos los 27 países de la UE.

"Aún hay un largo camino que recorrer. Hemos abierto la puerta. Ahora tenemos que traspasarla", dijo Ulrike Guerot, analista del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales.

"La crisis nos ha mostrado que necesitamos movernos hacia una unión más política además de monetaria, y que necesitamos un salto cuantitativo. La UE ha usado crisis en el pasado para hacer ese tipo de salto y eso es lo que se necesita ahora", agregó.

El gran salto habría sido un acuerdo sobre un "vehículo de propósitos especiales", con fondos por 440,000 millones de euros para dar crédito a países de la zona euro y por 60,000 millones de euros separados para economías con problemas en sus balanzas de pago.

Por primera vez en la crisis, la UE parece adelantarse a la curva y tiene además el apoyo del Fondo Monetario Internacional y del Banco Central Europeo.

La UE compró algo de tiempo para enfrentar los desafíos de largo plazo, pero debe usar correctamente ese tiempo.

"Han alcanzado un acuerdo muy impresionante y significativo que les da algún respiro, algo de tiempo", consideró Uri Dadush, jefe del programa de economía internacional del Carnegie Endowment for International Peace en Washington.

Pero agregó: "las decisiones reales necesarias para enfrentar la crisis tienen que ser tomadas en Portugal, España e Italia. No irán a ningún lado sin pasar por un dolor enorme".

Nuevo comienzo

Los anuncios de austeridad esta semana de España y Portugal apuntaron a una nueva sensación de urgencia en la UE, que representa a 500 millones de personas.

España anunció el miércoles medidas que incluyen un recorte salarial del 5% en los sueldos de los empleados públicos y despidos, mientras que Portugal hizo lo propio el jueves al lanzar rebajas salariales también del 5% pero para los trabajadores estatales de alta jerarquía y para los políticos.

Grecia ya había emprendido con anterioridad medidas de ajuste similares.

Los planes reflejan la idea de que las cosas se han salido de control y de que el futuro del euro está en juego por culpa de los mercados financieros, a los que el ministro de Finanzas de Suecia comparó con una "manada de lobos".

"No estábamos para nada preparados para lo que pasó. Quedó claro para fin de la semana que teníamos que actuar", dijo un funcionario de la UE.

La Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, mostró su determinación a evitar más crisis al anunciar el miércoles propuestas para endurecer las sanciones contra los países que incumplan las metas fiscales. Además, pidió coordinar los presupuestos de cada país.

Algunas de estas propuestas generan dudas en Francia y Alemania, pero ambos países sugirieron que iban en la dirección correcta.

Esto podría ser la inyección de combustible necesaria para poner a Europa más cerca de una unión política y económica, la meta de los padres fundadores de la Unión Europea y de líderes como el alemán Helmut Kohl y el francés Francois Mitterrand.

Pero por delante hay tensiones, dado que Francia favorece una gestión económica más controlada y Alemania se opone. Sin las dos mayores economías a bordo, cualquier política que se proponga no funcionaría.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"La crisis generó un consenso a favor de la consolidación fiscal en Europa. Y habrá mecanismos para reforzar las reformas fiscales. En términos amplios, este consenso se mantendrá en lo que resta del año", expresó Keat Preston de la firma de análisis Eurasia.

"Pero también habrá serias tensiones, particularmente en el ínterin. A nivel estratégico, Alemania y Francia aún tienen diferencias fundamentales sobre cómo equilibrar el crecimiento con la inflación y esto seguirá moldeando su estrategia sobre la reforma fiscal", estimó.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×