A la minería se le olvida la recesión

La volatilidad de los mercados mundiales ha fortalecido a los metales como el oro y el cobre; pero hay señales que sugieren que su tendencia puede ir ahora a la baja, y que se estabilizará.
mina oro plata maquinaria pesada  (Foto: Jupiter Images)
Nin-Hai Tseng

Los precios de los metales han tenido rebotes espectaculares desde el principio del año por el creciente optimismo sobre la economía mundial. Ni siquiera vamos a la mitad de 2010 y Caterpillar ya vendió por completo algunos de sus vehículos de minería más grandes gracias al aumento de los precios de las materias primas, y ahora está tomando órdenes de pedidos para 2011.

Pero este impulso positivo ha tenido un freno repentino. Aunque los metales han recuperado parte de su valor esta semana, los precios en general han caído desde las últimas semanas por la incertidumbre del yuan en China, y por la deuda en Grecia y en toda Europa.

El cobre, que se usa para cables eléctricos y construcciones, se vendió en 6,600 dólares por tonelada el lunes pasado en la London Metal Exchange. Hace sólo un mes, el metal superó brevemente los 8,000 dólares por tonelada, su nivel más alto desde agosto de 2008. Asimismo, el níquel, que se usa sobre todo para hacer acero, costaba cerca de 21,175 dólares por tonelada, un precio por debajo de su punto alto de casi dos años de 25,000 dólares, registrado el mes pasado.

Estas caídas podrían sugerir que la reciente locura por los metales es de poca duración, pero no es del todo cierto. Dada la reciente volatilidad de los valores y de los mercados en general, las cifras en picada parecen ser más un malestar técnico.

¿Qué hace que los precios suban (y bajen)?

Los precios podrían caer más hacia septiembre y tal vez hasta el final del año, pero a largo plazo, algunos factores (como las crecientes economías en el este de Asia y partes de Latinoamérica) podrán ayudar a que los metales tomen un rumbo positivo más estable.

Las caídas de las semanas recientes tienen mucho que ver con las medidas de las políticas de China para aligerar la inflación y enfriar el crecimiento. El suministro de dinero del país ha crecido rápidamente, y gran parte de esto se ve reflejado en su creciente mercado de propiedades al igual que en el rápido aumento de los precios que pagan los consumidores y productores.

El Gobierno aprobó medidas más estrictas para atenuar la inflación, como el aumento del mínimo de las tasas hipotecarias y el fortalecimiento de los controles sobre adquisiciones de segundas y terceras propiedades. Mientras las construcciones se enfrían, la demanda del acero, del cobre y de otros materiales de construcción podría disminuir, sobre todo porque China, por sí mismo, es el principal productor de acero y consume desproporcionadamente cerca de una tercera parte de la producción de acero del mundo.

En un informe de investigación global de la semana pasada, Bank of America Merrill Lynch mantuvo sus precauciones sobre los metales base, sobre todo, para el tercer trimestre. En las próximas semanas, los participantes en el mercado de metales mantendrán la lupa sobre las medidas de las políticas de China y esperarán que haya señales de que los problemas en Europa puedan ser controlados.

Los metales industriales también se vieron afectados después de la crisis de la deuda en Grecia. Hubo preocupaciones de que otros países con finanzas débiles, como España y Portugal, no pudieran tener acceso a facilidades de préstamos. A pesar del paquete de casi un billón de dólares para rescatar a Grecia de su bancarrota, los déficits fiscales siguen altos, y los gobiernos de la eurozona aún deben atacar varios problemas estructurales. Esto ha generado incertidumbre sobre la fortaleza de la recuperación económica.

Los precios de los metales también podrían volver a caer si las tasas de interés en Estados Unidos crecen. Un aumento en las tasas fortalecería efectivamente el valor del dólar. Como los metales están denominados en dólares estadounidenses, la moneda más fuerte tiende a bajar los precios.

El crecimiento ayudará a la recuperación de los precios

Durante los próximos tres a cinco años, se espera que los precios reboten, lo que reflejaría una recuperación a nivel mundial, dijo John Mothersole, director en IHS Global Insight. Las economías en crecimiento, como China, India, Vietnam, Brasil y México, están relativamente bien posicionadas para controlar la demanda de materiales industriales, incluyendo los metales.

"El péndulo volverá a columpiarse", dijo Mothersole, y agregó que no prevé que las políticas más estrictas en China sean una parte integrante a largo plazo en esta economía.

Es improbable que los metales crezcan a los niveles que se vieron antes de la recesión global, cuando el crédito fluía con mucha más anchura (el níquel registró un punto alto récord de 53,000 dólares por tonelada a principios de 2007), pero los precios podrían estabilizarse desde principios del próximo año, con los países en vías de desarrollo y las economías emergentes llevando a las materias primas hacia arriba. IHS predice crecimiento futuro estable en China, desde 8.6% en 2011 hasta 8.8% en 2014.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algo que también ayuda a los precios de los metales es que varios países están considerando aumentar sus impuestos para el sector minero, lo que podría reducir el suministro. A principios de este mes, Australia anunció sus planes para cobrar un impuesto de 40% sobre las ganancias de la minería, lo que ha ocasionado que las compañías mineras reconsideren sus proyectos en ese país. La compañía minera Xstrata ya suspendió su exploración de cobre en ese país.

Mientras tanto, India, Chile, Brasil y otras economías con fuerza en la exportación de metales también están contemplando un aumento en sus impuestos. Caterpillar está pensando en cómo capitalizarse en esa demanda mientras ésta exista, y también debe apreciar el acero para los enormes tractores que deben construir este año, y el próximo.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×