El empleo regresa ‘a medias’ en EU

La creación de plazas muestra una mejora, pero éstas ya no son de tiempo completo y con beneficios; en cambio, los empleadores prefieren las contrataciones temporales o por proyecto.
empleo desempleo fila eu  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Puede ser que los empleos estén de vuelta en Estados Unidos, pero ya no son los mismos a los que los trabajadores estaban acostumbrados.

Varios de los empleos que la gente está tomando son temporales, o puestos por contrato, en vez de los empleos tradicionales de tiempo completo con beneficios. Como el desempleo aún se encuentra alrededor del 10%, los empleadores tienen trabajadores que están dispuestos a aceptar puestos menos seguros.

En 2005, el Gobierno de Estados Unidos calculó que el 31% de los trabajadores estadounidense estaba compuesto por los llamados "empleados contingentes". Los expertos dicen que esta cifra podría crecer a 40% o más en los próximos 10 años.

James Stoeckmann, líder de prácticas en WorldatWork, una asociación de ejecutivos de recursos humanos profesionales, cree que los empleados de tiempo completo podrían volverse la minoría de la fuerza de trabajo dentro de 20 o 30 años, dejando a los empleados sin los beneficios tradicionales como cobertura de salud, vacaciones pagadas y planes de retiro, que la mayoría de los trabajadores toman por sentado hoy en día. 

"El trabajo tradicional no está condenado, pero tendrá cada vez más competencia de otros modelos, y el más prominente es el modelo del contratista independiente".

Doug Arms, vicepresidente de Ajilon, una compañía de dotación de personal, dice que cerca del 90% de los puestos que su compañía ayuda a llenar en las empresas de sus clientes son mediante una base de contrato.

"Los empleadores se niegan a traer empleados permanentes tan pronto. Y el panorama de candidatos disponibles es muy distinto; hay un poco más de agresividad por tomar cualquier puesto" dijo Arms.

Cathy, quien pidió que no se usara su apellido, perdió su trabajo como reclutadora en una firma de servicios financieros en febrero de 2009. Comenzó a trabajar a base de contrato cuatro meses después, y cree que muchos empleadores están tomando ventajas inapropiadas del débil mercado laboral

"Trabajo en recursos humanos, y entiendo que a veces hay que contratar a un contratista porque hay un proyecto y no necesitarás a la persona cuando éste concluya en tres meses. Pero eso no está pasando aquí". 

Cathy dijo que sus colegas con empleos permanentes no la trataban distinto, pero aún así se sentía en una categoría inferior. "En un trabajo estaban aplicando vacunas contra la influenza H1N1, pero los empleados por contrato no podían recibirlas. Yo les dije que se meterían en problemas si me daba influenza".

Parte del cambio se debe al deseo de los empleadores de limitar sus costos. Stoechmann compara el cambio con uno en los planes de retiro, donde los empleadores se alejaron de los planes de pensiones tradicionales y optaron por los planes de contribución definidos, que colocan una mayor parte de la carga sobre el empleado.

Los factores demográficos también están alimentando el cambio; Stoechmann dijo que varios trabajadores más jóvenes están más dispuestos a aceptar la idea de no atarse a un solo empleador.

Como la generación del baby-boom está llegando a la edad de optar por Medicare y no depender del empleador para su seguro de salud, varios de ellos están siendo más abiertos a trabajar por contrato.

Las legislaciones del cuidado a la salud que fueron aprobadas a principio de este año y que crearán un mandato para que los empleadores ofrezcan beneficios de salud a los empleados pero no a los trabajadores por contrato, también alimentarán esta tendencia.

"Una vez que se fija el mandato de un empleador, se crea un incentivo para que ellos le den la vuelta", dijo Susan Houseman, economista que estudia problemas laborales en el Instituto W.E. Upjohn.

Houseman también cree que los mercados laborales podrían inclinarse a favor de los empleadores en gran parte de la década entrante, dada la profundidad de las pérdidas de empleos y la débil economía.

Sara Horowitz, fundadora y directora ejecutiva del Sindicato de Trabajadores Independientes (Freelancers Union), un grupo dedicado a los contratistas y trabajadores independientes, dijo que las leyes de empleo y protecciones laborales en Estados Unidos han sido lentas en reconocer el cambio. Por ejemplo, los contratistas independientes no pueden aplicar para beneficios de desempleo, y tienen que pagar tanto su parte como la del empleador de los impuestos del servicio de Seguridad Social.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero Horowitz dijo que no todos los que trabajan de forma independiente son infelices con su situación: calcula que el 30% está satisfecho con su acuerdo, la misma cifra que está desesperada por encontrar un empleo de tiempo completo con beneficios. El 40% restante está en un punto intermedio, satisfechos con algunos aspectos laborales e insatisfechos con otros. 

"No es que la mayoría quiera o no quiera ser trabajador independiente, sino que están siguiendo al trabajo, y el trabajo mismo está evolucionando".

Ahora ve
Nuevo fiscal de Venezuela acusa a Luisa Ortega de irregularidades
No te pierdas
×