Reglas contra lavado son insuficientes

Las autoridades deben centrarse en generar líneas de investigación sólidas dicen expertos; los reportes que deben generar los bancos rebasarían a las autoridades financieras, consideran.
dólares, dolar, billetes, dinero  (Foto: CNN)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las nuevas reglas para las operaciones con dólares en efectivo son necesarias, pero insuficientes para impedir el lavado de dinero en el sistema financiero mexicano, coinciden expertos. Para ser efectivas, estas medidas deben concentrarse en la plena identificación del cliente y generar líneas de investigación sólidas contra sospechosos de actividades ilícitas más que en fijar cantidades por operación, dijo el socio de Investigación Forense de Deloitte, Jorge García Villalobos.

En el último año ingresaron a los bancos 10,000 millones de dólares como excedentes "difíciles de explicar" presuntamente provenientes de actividades ilícitas, señaló recientemente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) quien emitió nuevas reglas para intentar frenar el lavado de dinero.

A partir de octubre los bancos tendrán que reportar trimestralmente a la autoridad financiera todas las operaciones en dólares que se realicen en efectivo, de acuerdo con las disposiciones publicadas al respecto en el Diario Oficial de la Federación.

"Las autoridades deben imponer reglas más estrictas para el seguimiento de las personas y los recursos depositados, seguirle la pista al dinero (...) para eso es necesario tener sistemas confiables", comentó García.

Actualmente la banca en México cuenta con sistemas de cómputo y software que permite identificar la conducta de cada cliente y cuando una persona moral o física sale de su patrón habitual, señaló la Asociación de Bancos de México (ABM) durante la presentación de estas reglas.

Las nuevas disposiciones establecen que las instituciones bancarias lleven un registro y control de todas las transacciones hechas con esta divisa y las reporten a partir de los 200 dólares en el caso de los no cuentahabientes, y de 500 cuando sean hechas por cuentahabientes.

Esta base de datos acumulada se entregará a la autoridad, quien será la responsable de identificar las operaciones consideradas como sospechosas o de riesgo.

La cantidad de reportes que se generen a partir de estas operaciones podría rebasar a los bancos, pero sobre todo a las autoridades financieras que deberán hacer una inversión importante en infraestructura, contratación y capacitación de personal para analizar esta información, dijo la directora de la Práctica Forense de KPMG en México, Judith Galván.

Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) no estuvieron disponibles para comentar al respecto.

Los huecos

Estas reglas se concentran en limitar los montos de las operaciones hechas en dólares solamente a través del efectivo, que representan el 0.6% de las transacciones totales del sistema cambiario en México, según información de la CNBV.

"El área más difícil de regular para evitar el lavado de dinero son las transacciones en efectivo, ya que este ilícito difícilmente se hace a través de transferencias electrónicas o con cheques", comentó Galván.

Sin embargo, para tener un frente común contra este ilícito es necesario regular además otras actividades de la economía nacional consideradas de alto riesgo, como la joyería, el sector constructor y las casas de juego; además de abogados, contadores y otras profesiones  que pudieran relacionarse con el lavado de dinero, dijeron los especialistas.

"No significa que el abogado lave dinero, pero sí puede suceder que tenga clientes que lo hagan y que simplemente no los reporte a la autoridad, lo mismo pasa con algunas consultoras", señaló la directiva de KPMG en México.

Otra área que no se contempla es incluir a las casas de cambio y centros cambiarios en esta regulación, lo que podría generar un mercado negro de divisas y competencia desleal, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Casas de Cambio (AMCC) y la Asociación Nacional de Centros Cambiarios y Transmisores de Dinero (ANCEC-td).

"El lavado de dinero es un problema generado por la banca y nosotros vamos a pagar los platos rotos con estas reglas que son limitadas y dejan fuera a las casas de cambio y a los centros cambiarios", dijo el presidente de la ANCEC-td, Germán Castro.

El representante de esta asociación dijo que con esta exclusión la autoridad está incentivando el ilícito, por lo que pidió que además de incluirlos en la reglamentación se ponga especial atención en los establecimientos informales que se dedican a la compra venta de dólares.

Castro estima que de los 5,000 centros cambiarios que operan en México, solamente 1,800 están registrados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y que es ahí donde ocurren la mayoría de las operaciones de lavado de dinero.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×