Junio: mes de la reforma a Wall Street

Los legisladores pueden tener una propuesta unificada antes de que termine la semana en curso; las cámaras discutirán sobre 6 puntos que parecen ser los más complejos de destrabar.
Barack Obama  (Foto: AP)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

Ya pasó una semana y queda una más para negociar las dos reformas de Ley sobre Wall Street, y los legisladores tienen que tomar muchas decisiones importantes.

Los negociadores en la Cámara y en el Senado de Estados Unidos se propusieron terminar el trabajo para reconciliar las iniciativas, cuyo propósito es prevenir la próxima crisis financiera, antes de que el presidente Barack Obama viaje a Canadá el viernes para asistir a dos cumbres importantes de líderes mundiales.

Así que tienen el tiempo encima. Los negociadores se reunirán este 22 de junio, lo que les resta tiempo, y deben considerar asuntos más complicados y controversiales, como la protección a los consumidores que compran productos financieros, y esclarecer los contratos financieros complejos.

También deben seguir trabajando en los problemas que ya mencionaron pero que no resolvieron en la última semana de negociaciones, como las diferencias en la creación de un panel de reguladores que deben vigilar el riesgo del sistema financiero.

"Si fuera apostador, apostaría a que van a terminar esto la próxima semana (el 26 de junio) porque realmente quieren hacerlo", dijo Doug Elliott, ex banquero de inversión de Brookings Institution. "Cuando todos conocen el potencial de estas resoluciones, sólo deben decidirse a hacerlo".

Han progresado en el planteamiento de diferencias como las auditorías a la Reserva Federal (Fed por sus siglas en inglés) y la creación de nuevas reglas para los fondos de cobertura y las agencias de calificación de crédito, pero los principales legisladores que encabezan las pláticas sugirieron el jueves que quizá no estén tan dispuestos a ceder en algunas medidas que serán criticadas la próxima semana.

El camino rocoso

La próxima semana, los legisladores atenderán mayores diferencias entre las propuestas, entre las que se encuentran: 

La regla Volcker: es llamada así por el ex presidente de la Reserva Federal, Paul Volcker. Esta disposición haría que los reguladores formulen reglas que eviten que los bancos tengan fondos de cobertura y comercien por sus propias cuentas. La propuesta de ley de la Cámara no incluye a la regla Volcker, pero los legisladores dijeron estar abiertos a la idea.

Derivados: también atenderán el problema de los derivados, eliminando las vastas diferencias entre las cámaras de forma que se asegure una mayor transparencia en estos complejos contratos financieros. Ambas propuestas impulsan a varios derivados a entrar a normas de compensación  e intercambios que puedan indicar de mejor forma el valor de los títulos y valores y crear protecciones entre compradores y vendedores.

Aún así, la Cámara permite mayor libertad de acción a las compañías financieras para evitar intercambios y generar colaterales en los contratos, sobre todo si no son considerados comerciantes importantes de derivados.

Habrá otro gran debate sobre una disposición del Senado para obligar a los bancos a dividir sus mostradores de swaps. En un comunicado, la autora de la legislación, la senadora Blanche Lincoln por el estado de Arkansas, aclaró que los bancos podrían mover estas operaciones a sus afiliados, lo que lo hace menos oneroso para los bancos. Pero la propuesta de ley de la Cámara no incluye una disposición similar.

Agencia del consumidor: las diferencias en la agencia de protección financiera del consumidor también se tomarán en cuenta. Las cámaras del Senado en la Reserva Federal y en la Cámara crearán una agencia única y decidirán quien debería quedar exento de supervisiones nuevas y más rigurosas. El debate se concentrará en las concesionarias automotrices que realizan préstamos para autos.

Tarjetas de débito: pueden esperar discusiones sobre una disposición del Senado que elimine las cuotas a las tarjetas, las cuales pagan los vendedores cuando los clientes usan tarjetas de débito. La cuota va a los bancos y los operadores de redes como Visa y MasterCard, ganando entre el 1% y el 3% de cada transacción para cubrir el costo operativo de transferir dinero de una cuenta a otra.

El Senado pretende que la Reserva Federal fije cuotas "razonables y proporcionales" a los costos. El Senado también permitirá que los vendedores, desde Wal-Mart hasta tiendas locales, ofrezcan descuentos a los clientes que paguen con tarjetas de crédito para reducir las cuotas de transacción. Esta medida está en proceso aunque podría no prosperar. 

Capital bancario: los legisladores también revisarán un tema que debatieron el jueves pasado: un nuevo mandato sobre las compañías bancarias grandes para que incrementen sus colchones de capital con activos que puedan convertirse en efectivo con mayor facilidad. La medida del Senado haría que todos los bancos recauden más dinero. Los negociadores de la Cámara están preocupados por su impacto, sobre todo en los bancos más pequeños, y han buscado formas para debilitar la medida.

Playing hardball

El senador Christopher Dodd, por el estado de Connecticut, advirtió que planea presionar las versiones del Senado sobre problemas particulares donde los demócratas hicieron acuerdos con los republicanos, como pagar para arreglar a las firmas financieras débiles. La Cámara pretende imponer un impuesto a los bancos para crear un fondo de 150,000 millones de dólares para el uso de los reguladores. El Senado pretende imponer un impuesto a los bancos para que paguen por la solución hasta después de haber fracasado.

Dodd recordó a todos que sin los acuerdos bipartidistas, los demócratas no habrían podido comenzar su debate ni aprobar una propuesta dadas las habilidades republicanas de maniobrar de forma obstructiva.

"No podemos deshacer una de las piezas más críticas del acuerdo que se aprobó 93 a 5 en el Senado", dijo Dodd.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero el presidente de la conferencia, el republicano Barney Frank, por el estado de Massachusetts, advirtió que aunque aprecia la necesidad de que el Senado formule acuerdos bipartidistas para evitar estos frenos, "no es vinculante a nosotros".

"Estoy un poco perplejo con respecto a lo intocable de los acuerdos bipartidistas que logró la gente que votó en contra" de la propuesta final, dijo Frank. "Pero el mérito es que es bueno presenciar este tipo de cosas", agregó.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×