El efecto yuan tardará en sentirse

Los mercados recibieron con entusiasmo los cambios sobre la valuación de la divisa china; sus repercusiones pueden traer cambios positivos a EU en empleo, pero eso se dará a mediano plazo.
yuan dolar  (Foto: CNN)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

China por fin anunció la toma de la esperada decisión que permitirá a su moneda comerciar más alto gradualmente. Pero no hay nada gradual en la reacción de Wall Street.

Las acciones crecieron el lunes pasado por la mañana; el consenso general fue que un yuan más fuerte sería un gran benefactor para las compañías que exportan a China, sobre todo a aquellas que compiten contra los fabricantes chinos.

Tomando eso en cuenta, varias de las acciones con mejor desempeño el lunes fueron de industriales y de materiales, como fabricantes de acero, minas de oro y cobre y otros proveedores de metales.

Titanium Metals, Freeport McMoRan Copper and Gold, US Steel, AK Steel y Alcoa tuvieron un incremento de 5%.

El anuncio de China también fue visto por algunos como una concesión que necesita el país para ampliar su economía, dependiendo menos en sus exportaciones de bienes baratos y más de sus propios consumidores.

Otras firmas que ya tienen una presencia sana en China, como el gigante de las comidas rápidas, Yum! Brands y el fabricante de microchips Advanced Micro Devices, también gozaron de un alza el lunes por la mañana.

Pero algunos expertos se preguntan si la eufórica reacción de los mercados se desvanecerá cuando los inversionistas se den cuenta de que los beneficios por la decisión de China no se sentirán por años. De hecho, las acciones regresaron sus ganancias el lunes por la tarde.

Mike O'Rourke, estratega de mercado en jefe con BTIG, una correduría institucional en Nueva York, dijo que los inversionistas deben saber que China está tomando pasos para regresar a su moneda donde estaba antes de la crisis mundial en los mercados en 2008. Es decir, esto es alentador, pero no debería ser tan sorprendente.

"Esto es algo positivo, pero era de esperarse. A corto plazo, no debería haber un cambio importante en los mercados financieros como resultado de esto".

O'Rourke dijo que cree que los inversionistas podrían concentrarse en los fundamentales más desagradables a corto plazo para la economía en Estados Unidos: el mercado laboral se recupera lentamente, y los expertos dicen que no es seguro que un yuan más fuerte genere nuevos empleos en Estados Unidos pronto.

"El yuan aumentará su valor lentamente. ¿Creará una cantidad significativa de empleos de manufactura? Dudo que tenga ese impacto, pero esa parece ser la conclusión a la que llegó el mercado", dijo Zane Brown, estratega de ingresos fijos y presidente de desarrollo de negocios en Asia en Lord Abbett, una compañía de inversión con base en Nueva Jersey.

Tampoco queda claro si los productos hechos en Estados Unidos serán más competitivos con los bienes hechos en China.

"Un par de zapatos hechos en China que costaban 100 dólares ahora costarán 101 o 102 dólares. Esto todavía no es un cambio representativo para las empresas estadounidenses", dijo Paul Nolte, director administrativo de Dearborn Partners, una compañía de inversión con base en Chicago.

Nolte dijo que no cambiará su estrategia de inversión a causa de los últimos desarrollos en China, y que la noticia parece ser estratégicamente oportuna porque el tema de que China mantenía al yuan artificialmente bajo sería un fuerte tema a discutir en las reuniones del G-20 en Toronto a finales de esta semana.

"China hará lo que es bueno para China. Reconocen su postura en el mundo pero avanzarán deliberadamente de forma lenta. Esto podría cambiar el enfoque a otros problemas en las reuniones del G-20 pero China no tendrá que soportar la presión externa de inmediato".

Calmando a los nerviosos mercados de monedas

Este movimiento es una buena señal, incluso si su impacto económico inmediato es poco.

Sandy Mehta, director y jefe de inversión en Value Investment Principals, una compañía de investigaciones independientes en Hong Kong, dijo que en medio de esta confusión, sobre todo con la caída masiva del euro, la estabilidad del yuan es un punto a favor.

"No es un acto extraordinario, sino un paso proactivo que China necesitaba tomar. Un aumento de 3% a 5% al año por los próximos años no sería un ajuste grande inmediato. Esto es algo positivo para la economía global si consideramos que muchos gobiernos han tenido que ser muy reactivos".

Brown agregó que como los mercados globales aún temen por la crisis de la deuda en Europa, cualquier cooperación entre Estados Unidos y China para mantener el ritmo de la economía del mundo es algo bueno.

"Reducir el nivel de antagonismo entre Estados Unidos y China es una ayuda enorme. Lo último que los inversionistas quieren es que aumente el proteccionismo; eso no será benéfico para nadie a largo plazo", dijo Brown.

O'Rourke, de BTIG, está de acuerdo. Dijo que aunque el momento del anuncio del yuan parece tener motivaciones políticas, cualquier cosa que China haga para fomentar un cambio hacia una economía guiada en mayor medida por los consumidores nacionales debe ser motivo de aplausos.

Él sólo que los inversionistas no deberían emocionarse de más. "Si China desarrolla una economía del consumidor similar a la nuestra, el crecimiento potencial en la economía global y para las corporaciones después de 2015 podría ser impresionante, dijo.

"Pero apenas estamos en 2010".

- Las opiniones expresadas en esta nota son sólo las de Paul R. La Monica.  

Ahora ve
Mexicanos hacen frente a las pérdidas que les dejó el sismo del 19 de septiembre
No te pierdas
×