Verano ‘seco’ para los estímulos en EU

La ayuda del Gobierno tendrá su cima en esta temporada, y decaerá hasta finales de 2010; los recursos a estados para estimular el empleo a través de la infraestructura acabarán pronto.
obama michel verano estimulo  (Foto: AP)
Tami Luhby
NUEVA YORK -

El mercado laboral y la economía estadounidenses necesitan un impulso, pero el programa gubernamental de estímulos ya no podrá ayudar en la tarea.

Este verano se ejercerá el mayor monto del paquete de estímulos económicos, el cual registra un total de 787,000 millones de dólares. De hecho, la presidencia de Barack Obama lo ha bautizado como el "Verano de la Recuperación", pues se renovarán más de 480,000 kilómetros de carretera, se emprenderán 2,800 proyectos hidráulicos y se climatizarán 120,000 casas.

Tras esa inyección, el estímulo comenzará a decaer, a pesar de que se prevé que la economía siga en estado crítico.

Proyectos de infraestructura

Cuando se aprobó dicho paquete en febrero de 2009, el mayor programa de estímulos otorgados en la historia del país se destinó a la ayuda de gobiernos estatales en apuros, empleándose en beneficios fiscales y beneficios para las personas desempleadas o de escasos recursos.

De acuerdo a datos federales, ya se ha entregado el 57% de los beneficios fiscales y el 60% de las ayudas asistenciales. Pero únicamente se ha ejercido el 43% del dinero que corresponde a financiar contratos, préstamos y subvenciones.

Ahora, el Gobierno estadounidense desea centrarse en proyectos de infraestructura que generen crecimiento en el empleo. Por ejemplo, el presidente Obama anunció el viernes pasado 66 nuevos proyectos nacionales financiados con estímulos que, de acuerdo a las autoridades, crearán inmediatamente cerca de 5,000 empleos y promoverá el desarrollo económico a largo plazo.

Según el Gobierno, el mayor impacto de esta ley de estímulos económicos está por venir.

"A medida que avance el verano se hará evidente que esta puede ser la época más activa en lo que respecta a la recuperación de nuestra economía (la estadounidense). Hay proyectos financiados por la Ley de Recuperación a lo largo de todo el país que están creando empleos de calidad para los estadounidenses y crecimiento económico para los negocios, grandes y pequeños. Este verano será sin duda el Verano de la Recuperación Económica" escribió en un blog de la Casa Blanca el Subsecretario del Departamento de Vivienda, Ron Sims.

De acuerdo a la Casa Blanca, el programa de estímulos ha financiado hasta la fecha entre 2.2 y 2.8 millones de empleos. Y para final de año, habrá servido para crear o mantener al menos 3.5 millones de plazas laborales. Sin embargo, es casi imposible saber cuánta gente le debe su trabajo al estímulo gubernamental.

Economía atribulada

Para Brian Bethune, economista jefe de la firma de análisis IHS Global Insight, estas proyecciones del Gobierno son demasiado optimistas. Aunque admite que el paquete de estímulos ha impulsado la economía, cree que equivale a un incremento del 1% en el PIB del primer trimestre, y no al aumento del 2.5 a 2.9% estimado por los asesores económicos de la Casa Blanca.

Hay, además, varios factores que obstaculizan la ley de Recuperación. Uno importante es que los presupuestos de los estados están en tan mala condición que continuarán reduciendo empleos y recortando el gasto a pesar de las inyecciones de estímulos.

Los contratistas también tienen que sortear muchos trámites para conseguir fondos del paquete de estímulos, indica John Slye, analista de Input (firma de análisis de mercado especializada en contratistas del Estado). De allí que sólo se haya distribuido un pequeño porcentaje del los fondos para proyectos de infraestructura.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los fondos del estímulo destinados a infraestructura se agotarán mayoritariamente a fines de 2010, señala Ken Simonson, economista jefe del organismo Associated General Contractors of America (Contratistas Generales Asociados de América). Simonson teme que ello resulte en un decremento a largo plazo en la actividad de la construcción.

"No creo que el estímulo será el motor de la economía o reemplazará al sector privado. Pienso que la economía seguirá creciendo, pero tengo menos confianza ahora que hace unos meses".

Ahora ve
La investigación a Rafa Márquez podría afectar a cientos de niños mexicanos
No te pierdas
×