Pemex ‘desempolva’ inventarios de crudo

El crecimiento de las exportaciones se debe en parte a la liberación de barriles acumulados; vendió 6.5 millones de barriles almacenados desde 2009 y sus envíos subieron 7.4% en el año.
Pemex plataforma  (Foto: Cortesía Pemex)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Las exportaciones de crudo de México se han mostrado sorprendentemente fuertes este año, pero los inversionistas no deberían apoyarse en esa tendencia, que probablemente se debilite y está ocultando un creciente apetito por productos refinados importados. Tras declinar de la mano de la producción en los últimos cinco años, los envíos de crudo al exterior aumentaron, pero gracias a una venta masiva de inventarios, revela un análisis a cifras gubernamentales.

El repunte se debe en gran medida a que el monopolio petrolero estatal Pemex liberó al mercado de exportación casi 6.5 millones de barriles de crudo acumulados desde el 2009.

El salto en las exportaciones distorsionó la verdadera imagen del perfil de producción de México: la cantidad de crudo que el país puede exportar disminuye rápidamente.

De hecho, las compras internacionales de productos petroleros se han triplicado en los últimos cinco años, lo que significa que la cantidad neta de crudo y productos derivados que México pone en el mercado global está en sus niveles mínimos desde 1980.

Con el declive en las exportaciones de crudo netas, resulta sorpresivo el aumento de un 7.4% en los envíos de crudo en los primeros cinco meses del año a 1.329 millones de barriles por día (bpd).

Datos del Gobierno sugieren que México tomó casi 6.5 millones de barriles almacenados en mayo, cantidad suficiente para acabar con las existencias que fueron lentamente acumuladas entre enero del 2009 y abril del 2010, según cálculos de Reuters.

"La variación tan significativa en la exportación se debe principalmente al repunte de la demanda en Estados Unidos ya que concluyó el ciclo de  mantenimiento de refinerías que se da en el primer trimestre del año", dijo un portavoz de Pemex, confirmando el uso del crudo almacenado.

Comerciantes de petróleo dijeron que el pesado crudo mexicano, que en los meses anteriores había batallado con poco interés de compra por su bajo margen de refinación para refinerías complejas, ahora se estaba vendiendo mejor.

"Estaban empujando muchos barriles al mercado pero la demanda era buena, y creo que sacaron ventaja quizás para liberar espacio de almacenamiento de cara a la temporada de huracanes", dijo un comerciante estadounidense, cuya empresa vende crudo pesado mexicano.

Las exportaciones probablemente caerán en los meses venideros porque resulta poco probable que Pemex tenga mucho más crudo almacenado.

Tradicionalmente, la empresa ha tenido dificultades para manejar interrupciones en sus terminales exportadoras, por la reducida capacidad de almacenamiento con la que cuenta.

Pemex tiene programado difundir sus cifras de las exportaciones de junio el viernes.

Aumento en importaciones de productos refinados

El aumento en las ventas de crudo de mayo sugiere que los consumidores de México están más confiados en las perspectivas para la demanda de petróleo, y la propia Pemex podría estar detrás de esa confianza.

Años de escasa inversión en sus refinerías dejaron a Pemex con un déficit en su capacidad para cubrir la creciente demanda de combustibles en el país, que viene recobrando ímpetu mientras la economía sale de su peor recesión desde la década de 1930.

A pesar de la liquidación de los inventarios de crudo del país, el aumento en las importaciones de productos refinados redujeron las exportaciones de crudo netas en un 9% a 940,000 bpd.

Impulsado por los precios artificialmente bajos de la gasolina en México, la demanda ha crecido a una tasa anual de 4.5% en la última década, eso es más del doble de la tasa de crecimiento de la economía.

Las importaciones de gasolina en México se dispararon a lo largo de la última década, y ahora cubren casi el 40% del consumo local, lo que ocasiona una dura carga para Pemex, que debe vender el combustible con pérdidas por el control de precios gubernamental.

Las importaciones de gasolina en los primeros cinco meses del año promediaron 353,000 bpd, un aumento del 19% respecto al mismo lapso del 2009.

México está trabajando para ampliar su capacidad de refinación, y así reducir su dependencia en las importaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se espera que una nueva refinería con capacidad de 250,000 bpd inicie operaciones a mediados de la década en las afueras de la Ciudad de México, mientras que la largamente retrasada expansión de la refinería de Minatitlán -en la zona del Golfo- podría culminarse a inicios del año entrante.

Sin embargo, directivos de Pemex ya advierten que el rápido crecimiento en la demanda significa que una segunda nueva refinería sea necesaria más temprano que tarde.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×