Agencias ponen bajo revisión a Hungría

Moody’s y S&P amenazaron con rebajar la nota de su deuda sino retomaba el diálogo con el FMI; el Gobierno húngaro rechazó las medidas de austeridad que el organismo le exige.
hungria primer ministro crisis euro  (Foto: CNN)
BUDAPEST (CNN) -

Dos importantes agencias de calificación crediticia amenazaron este viernes con rebajar la nota de la deuda soberana de Hungría, después de que su primer ministro desdeñara al Fondo Monetario Internacional (FMI) y rechazara las medidas de austeridad que el organismo le exigió.

Moody's colocó "en revisión" la calificación "Baa1" de la deuda gubernamental local y extranjera de Hungría, debido a sus mayores riesgos fiscales luego de que el fin de semana se suspendieran las negociaciones con el FMI y la Unión Europea (UE) por su acuerdo de financiamiento de 20,000 millones de euros (25,000 millones de dólares).

Por su parte, la agencia Standar and Poor's (S&P) dijo que revisó su panorama sobre Hungría a "negativo" desde "estable", aunque ratificó la calificación "BBB-/A-3", que ya es más baja que la de Moody's.

El primer ministro Viktor Orban, cuyo partido de centro-derecha, Fidesz, asumió el poder en abril, ha rechazado las advertencias de que su país podría enfrentar una presión de mercado y la debilidad de su moneda sin el apoyo de los organismos multilaterales de crédito.

Orban ha prometido terminar con la política de ajuste de cinturón que impuso el Gobierno socialista anterior, con una mirada en las elecciones municipales del 3 de octubre, cuando pretende consolidar la mayoría de su partido.

Moody's dijo que esperaba que el Gobierno reanudara las conversaciones con los acreedores tras los comicios municipales y dijo que era probable confirmar la actual calificación húngara si existe un compromiso creíble con las metas fiscales propuestas antes al FMI.

"Sin embargo, si las nuevas metas fiscales que surjan de la próxima ronda de conversaciones implican un ritmo más lento de la consolidación fiscal, entonces es probable una rebaja de un escalón en la nota soberana", agregó la calificadora.

El FMI quiere que Hungría abandone algunas medidas financieras aprobadas por el Parlamento el jueves pasado, como un impuesto a la banca que, según estima el organismo, endurecerá aún más el crédito y perjudicará el crecimiento, y ha pedido reformas estructurales más profundas.

Los mercados se han recuperado de sus bruscas caídas de principios de semana tras el rompimiento del diálogo. Las advertencias de Moddy's y S&P suscitaron una reacción relativamente limitada de los mercados, ya que el florín (moneda local) caía en torno al 1% contra el euro.

"Hungría podría probablemente subsistir si un programa nuevo del FMI y la UE por el resto de este año", comentó Neil Shearing de Capital Economics en Londres.

"Pero sospechamos que finalmente se verá obligado a reanudar su diálogo con el fondo a fines de año o principios del 2011, y bajo términos mucho más estrictos".

Analistas pronosticaron que el florín se mantendrá volátil debido a la incertidumbre fiscal.

Hungría vendió todas las letras del Tesoro a 12 meses que puso a la venta en una subasta el jueves pasado aunque con rendimientos más altos, pero según analistas una subasta de 50,000 millones de florines prevista para el próximo jueves debiera ser un mejor indicador de la confianza de los inversionistas.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×