Los bancos ‘cobran a lo chino’

Otros servicios bancarios pueden subir para compensar la baja de comisiones: académicos; el mercado no será más eficiente sólo porque Banxico implementó nuevas disposiciones a bancos.
banxico-banco-de-mexico-central.jpg  (Foto: M.A.Flores/CNNExpansión)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Ante una reducción en el cobro de comisiones, los bancos en México podrían optar por aumentar el costo que pagan los usuarios por otros servicios y con ello suplir la merma de sus ingresos por menores comisiones, coincidieron académicos.

El Banco de México (Banxico) anunció este domingo nuevas disposiciones que prohíben y limitan el cobro de ciertas comisiones a sus clientes por parte de bancos y sociedades financieras de objeto limitado y de objeto múltiple reguladas.

Entre las disposiciones está la prohibición del cobro de comisiones por retiros de efectivo, consultas de saldo, depósitos en cuenta y pago de créditos, en ventanilla y en cajeros automáticos operados por las instituciones de crédito que lleven la relación con el cuentahabiente.

Se limitan además las comisiones que podrán cobrarse por intento de sobregiro por emitir un cheque sin fondos. Dicho límite será la cantidad que resulte menor, ya sea el monto del intento de sobregiro o el importe que la entidad financiera determine y solicite registrar en Banxico.

Ante esta reducción de comisiones, en algunos casos,  y eliminación en otros, seguramente los bancos buscarán la forma de cobrar más en otros servicios, comentó Germán Rojas, profesor del Departamento de Economía del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

El usuario puede optar por cambiarse de institución. Sin embargo, "como en México es un mercado oligopólico, el banco de junto también subirá sus servicios. No me parece que en este momento podamos decir que esta medida vaya a beneficiar tanto a los usuarios como a la banca misma", expone.

A lo mejor si en México hubiese más competencia de bancos extranjeros otro seria el panorama. "La única forma de hacer que verdaderamente los usuarios de la banca veamos menores tasas de interés pasivas, menores comisiones, es que hubiera una mayor participación de la banca internacional en nuestro país".

Tan solo los cinco mayores bancos en el país acaparan el 76.98% de los activos totales del sistema, según el último reporte trimestral de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Desde el punto de vista económico, este tipo de medidas de poner límites o topes es una forma de entorpecer lo que el mercado establece. "Al ser un mercado oligopólico, el usuario puede irse a donde quiera que será igual, porque los bancos se reparten el mercado. Debemos ser más competitivos y poner topes no es precisamente ser competitivos y esto es que los bancos sean capaces de ofrecer los mismos servicios a precios más bajos".

Gabriel Pérez del Peral, director de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana, estimó que los bancos tendrán menos ingresos por comisiones, pero "se corre el riesgo de que al haber menos comisiones, suba el monto de las ya existentes para compensar las limitaciones del Banxico".

El académico agregó que "sólo va a pasar la caída de los ingresos no financieros si se genera más competencia en el mercado y no por el simple hecho de haber limitado disminuido el número de las comisiones".

Indicó que al haber más simplificación y transparencia, el usuario se irá al banco que cobre menos y eso va a limitar que la voracidad de las instituciones de crédito. "Todo lo podemos resumir en mayor competencia que limitaría voracidad de los bancos para conservar los clientes. Habrá medidas de compensación y buscarán que no se vayan los usuarios".  

Es un paso adelante para generar competencia en el sistema bancario mexicano y se podrá resumir en: transparencia y simplificación. Es algo benéfico para el país, los clientes, y el mercado porque genera más competencia y obliga a los bancos a adentrarse más en la canalización de recursos hacia actividades productivas de las empresas.

José Luis de la Cruz, director del Centro de Investigación en Economía y Negocios, del Tecnológico de Monterrey, agregó que si es una medida que está bien instrumentada y de ser permanente obliga a que el sector bancario en México redefina su papel y cómo va a gestionar los siguientes años su actividad.

"Esperemos que no existan salidas bajo las cuales pueda tener los últimos cobros que está normando Banxico y los va a obligar a encontrar nuevos instrumentos a partir de los cuales vuelva a tomar el papel de intermediario financiero, el papel que le corresponde a la institución bancaria de canalizar recursos de un segmento ahorrador a una actividad productiva".

Dijo que la rentabilidad de los bancos debe ser en función de impulsar el crecimiento económico, el crédito y no nada más por tasas de interés y comisiones que le cobra a una sociedad y no por únicamente aprovechar la brecha entre las tasas a las que otorgaban los créditos que son elevadas, y las que prestaban.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Esta brecha permitió que a pesar de que la economía no creció, los bancos siguieron teniendo altas rentabilidades que, junto con las comisiones, hicieron que parte de los recursos de algunos de ellos salieran de México".

Expuso que es una medida que bien implementada puede provocar un cambio estructural en la forma en que se tienen que gestionar los bancos porque los obliga a buscar alternativas que  no habían explorado en los últimos años, como la canalización de recursos a la actividad productiva.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×