Comisiones bancarias pueden bajar más

Regulación y competencia impulsan a la baja los costos de servicios, dice la Secretaría de Hacienda; la reforma financiera de Estados Unidos obligará a más capital y nuevos estándares de liquidez.
cliente bancario, ventanilla, cuentahabiente, pago, caja  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Las comisiones que cobran los bancos a sus clientes podrían seguir bajando todavía más, aun cuando estas reducciones sí tendrán un efecto sobre el balance de las instituciones de crédito, estimó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Sin anticipar en qué renglones se darían estas bajas, Guillermo Zamarrip, titular de la Unidad de Banca y Ahorro de la SHCP, destacó que mejoras en tecnología, productividad, y un mayor número de clientes, entre otros factores, pueden ayudar a que el costo por transacción se reduzca y, por tanto, las comisiones continúen disminuyendo.

"Esperaríamos que los proceso entre una dinámica de mercado -que se ha venido dando favorablemente- y la regulación sean complementarios, para tener precios más competitivos en servicios financieros porque finalmente ese es el objetivo, en vez de que choquen", dijo en entrevista con CNNExpansión.com.

El gran reto, agregó el funcionario de Hacienda, será ver cómo la mano del mercado, más el tutelaje de Banco de México (Banxico) permiten seguir avanzando en esa materia. "Hay dos aspectos en este tema que son muy relevantes. Uno es la dinámica de mercado y otro la regulación y hay que ponerlos a cada uno en su adecuada dimensión".

El 25 de julio pasado, Banxico anunció nuevas disposiciones para bancos y sociedades financieras de objeto limitado (sofole) y de objeto múltiple (sofome) que prohíben y limitan el cobro de ciertas comisiones a sus clientes. 

Entre estas están la prohibición del cobro de comisiones por retiros de efectivo, consultas de saldo, depósitos en cuenta y pago de créditos, en ventanilla y en cajeros automáticos operados por las instituciones de crédito que lleven la relación con el cuentahabiente.

"Sí creo que el mercado ha ido haciendo su trabajo y la dinámica de la industria bancaria en términos de competencia ha sido buena. Hoy tenemos condiciones un poco más favorables".

¿Y el crédito para el desarrollo?

Zamarripa comentó que los bancos cuentan con el capital suficiente para prestar y tienen la liquidez para ello. Sin embargo, "hoy en día la gente todavía está  dubitativa; no sólo hay que ver que la banca esté lista, sino también que haya demanda".

Mencionó que la proporción de crédito a Producto Interno Bruto (PIB) es de 26% o 27%. "¿Dónde deberíamos estar? Cada país tiene su situación, pero economías como la europea o Latinoamérica están en los 50 o 70%, como Chile o Brasil. Es difícil hablar de un número específico, lo que sí queda claro es que dado el PIB per cápita de México y el desarrollo de la economía mexicana, el rezago que tenemos respecto a otros países sí es relevante".

Descarta riesgos sistémicos para el sector. Más bien, "el reto que es cómo apoyar el crecimiento económico del país", aunque estimó que en la segunda mitad de 2010 y durante 2011, puede darse una mayor expansión del crédito.

"Hoy que ya se está hablando de que la economía está creciendo, así como el empleo, el gran reto es cómo la banca va a reactivar y participar en este proceso", que debe ser paulatino y a mediano y largo plazo. De 8 a 10 años para que se dé una mejora relevante del crédito como proporción del PIB.

"Si el proceso se da en un año, genera problemas, porque al duplicar la cartera de crédito de la banca, y de todos los intermediarios financieros, en 12 meses claramente se le daría crédito a personas más allá de su capacidad de pago. El proceso de otorgamiento de crédito es delicado y se tiene que hacer pensando que el acreditado es viable, y puede pagar acorde a sus necesidades".

Impacto de la reforma a Wall Street

El titular de de la Unidad de Banca y Ahorro de la SHCP comentó sobre la reforma financiera recién aprobada por el Congreso de Estados Unidos e indicó que "en temas de capital habrá requisitos mucho más estrictos y nuevos estándares de liquidez, pero hay que esperar lo que determine el Comité de Basilea II".

En la definición de capital no prevé un impacto significativo a nivel sistema. "En México hay una regla donde ya se capitaliza el riesgo de mercado en todo el balance, ahí tampoco se pueden prever efectos muy relevantes", dijo Zamarripa.

El estándar de liquidez será nuevo. "En México no hay un estándar que ponga un cierto requerimiento. Ahora bien, previendo que la mayoría o los grandes jugadores del sistema bancario mexicano, tienen una red de sucursales que tiene captación de menudeo, el estándar de liquidez vendrá a poner ciertas restricciones, pero no se prevé que vayan a ser demasiado relevantes por el tipo de banca que hay preponderantemente en México".

Se sabe que habrá cambios al régimen de capital, "y será más rigurosa, pero los miembros del Comité están justamente en la calibración de estos parámetros si es 1 o 1.5 o .5 y no hay una definición. Conocemos que el péndulo se está moviendo de un entorno de poca regulación hacia una regulación más estricta".

En el tema de liquidez, como es un estándar nuevo, seguramente habrá algunas implicaciones. "Lo que se está previendo con esto, es tratar de balancear a las instituciones para que tengan ciertos coeficientes de liquidez y garantizar que si enfrentan problemas -como una no renovación de ciertas líneas-, tengan los fondos para poder hacer frente a sus obligaciones".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El número puede cambiar los efectos y es algo que está en discusión. "Lo que va a implicar es que los bancos regulatoriamente deban tener una liquidez  mínima de acuerdo a su perfil de balance, pero habrá que esperar las reglas porque el efecto será distinto y dependerá de cada institución y su estructura de balance".

Descartó que los bancos mexicanos se sometan a una medición de estrés. "Este diagnóstico se dio en un contexto para dar una señal de qué tan fuerte era el sistema cuando había dudas de su fortaleza. En el caso del sector financiero mexicano no hay dudas de su fortaleza; no quiere decir que en su trabajo normal, la autoridad financiera no lleve a cabo ciertas simulaciones".

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×