Obama, presionado a reanimar la economía

El Gobierno de EU anuncia la llegada de nuevos estímulos frente a la desaceleración de los mercados; el presidente estadounidense y su equipo no descartan reducir impuestos para generar más empleos.
Obama  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente estadounidense Barack Obama, presionado por reactivar la economía, dijo este lunes que discutió con su equipo económico medidas adicionales para promover la creación de empleos, entre ellas reducciones adicionales de impuestos a las empresas.

Obama, que acaba de regresar a Washington tras 10 días de vacaciones, dio un discurso en la Casa Blanca donde manifestó su preocupación por la economía del país, que según algunos expertos está en peligro de caer nuevamente en recesión.

"Mi equipo económico está trabajando duro para identificar medidas adicionales que pueden hacer una diferencia tanto en promover el crecimiento y la contratación de personal en el corto plazo, como aumentar la competitividad de nuestra economía en el largo plazo", dijo el mandatario.

Obama citó entre las posibles medidas la extensión de los recortes de impuestos para la clase media que terminarían este año, aumentar el apoyo del Gobierno al desarrollo de energías limpias y un aumento de la inversión en la reconstrucción de infraestructura.

El presidente agregó que estaba considerando "mayores recortes de impuestos para alentar a las empresas a poner a trabajar su capital, creando empleos en Estados Unidos".

Obama prometió entregar más detalles sobre las propuestas en los próximos días y semanas.

El mandatario demócrata se encuentra bajo fuerte presión por aumentar la creación de empleos en un año electoral, después de que un programa de estímulo por 814,000 millones de dólares aprobado en febrero del 2009 no lograra reducir de manera significativa la tasa de desocupación.

Los expertos señalan que el informe del Departamento del Trabajo que se conocerá el viernes puede mostrar un incremento en la tasa de desempleo al 9.6%, desde el 9.5% alcanzado en julio, lo que aumentará el dolor de cabeza de Obama de cara a los comicios legislativos del 2 de noviembre.

"El hecho es que demasiadas empresas siguen en problemas, demasiados estadounidenses siguen buscando empleo y demasiadas comunidades están lejos de estar enteras nuevamente", dijo Obama.

El presidente expresó también su frustración respecto a que un plan por 30,000 millones de dólares para facilitar el crédito a las pequeñas empresas haya sido bloqueado por los republicanos en el Senado, quienes han expresado sus dudas sobre el éxito del programa.

"Puesto de manera sencilla, tener como rehén a este plan va directamente en detrimento de nuestro crecimiento económico, por lo que les pido a los senadores republicanos que terminen con el bloqueo", dijo Obama.

El representante Paul Ryan, principal republicano en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, dijo a periodistas que la economía no está creciendo tan rápido como debería ya que las empresas temen a la posibilidad de un alza de impuestos.

La incertidumbre sobre los impuestos, una ley respecto al cambio climático y el impacto sobre las empresas de una reforma al sistema de salud también están evitando que muchas empresas se expandan, afirmó.

"El empleador estadounidense está preocupado por el costo del Gobierno", dijo Ryan en una conferencia telefónica.

Ahora ve
Desesperada, la tripulación de este vuelo pidió a los pasajeros rezar
No te pierdas
ç
×