JP Morgan lamenta parálisis legislativa

La ausencia de cambios estructurales condena a la economía de México a crecer a tasas máximas de 2%; el economista en jefe del banco en el país advierte sobre la vulnerabilidad a los riesgos externos.
dinero moneda peso billete.jpg  (Foto: Photos to go)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

De no concretarse reformas estructurales, la economía mexicana estará condenada a crecer como máximo a tasas de 2% en los próximos años, advirtió el economista en Jefe para México de JP Morgan, Gabriel Casillas.

Casillas mencionó que es importante que se destrabe la "parálisis" que hay en el Congreso mexicano para aprobar las reformas estructurales que ya todos saben que son necesarias, como la fiscal o energética, pero que hasta ahora no se han llevado a cabo.

Sin reformas, México está condenado a tener una vulnerabilidad enorme a cualquier problema en Estados Unidos o en el mundo, señaló en entrevista con Notimex.

De acuerdo con los pronósticos de este banco de inversión, México crecerá este año 4.5%, pero aún con esta tasa no logrará recuperarse completamente de la fuerte caída de 6.5% que registró en 2009 como efecto de la crisis global.

Casillas destacó que la actividad económica en México fue positiva durante el primer semestre de 2010 y podría mantenerse en lo que resta del año, pero moderar ese ritmo a partir de 2011, una vez que se materialice la desaceleración que ya muestra Estados Unidos.

Para 2011, informó Casillas, JP Morgan proyecta por ahora un crecimiento de 3.5% para México, aunque hay una alta probabilidad de que lo revise a la baja, ya que para entonces será más significativo el impacto del menor ritmo de crecimiento en el país vecino.

"No vemos la manera de que México crezca más de 4% en 2011, dadas las circunstancias de la economía global", sostuvo. Asimismo, señaló que aunque no se prevé una doble recesión en Estados Unidos, esa economía crecerá a bajas tasas.

El economista en Jefe para México de JP Morgan destacó la importancia de que en México realmente se apreuben aquellas reformas que permitan mayorun mayor flujo de inversión y que las empresas se desarrollen más.

Apuntó que todas las partes involucradas saben cuáles son las reformas estructurales que tienen que aprobarse, aunque que no se llevan a cabo. "Se han hecho cosas buenas en la medida que no se necesite la aprobación del Congreso; ahí es donde ya hay esta parálisis, muchos candados legislativos", comentó Casillas.

Sobre la inflación general en México, JP Morgan estima que al cierre de este año se ubicará en una tasa de 5.1%, pues habrá algunos factores que provocarán un repunte de los precios al consumidor.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Indicó que en octubre y noviembre se retirará el subsidio a las tarifas eléctricas en algunas zonas del país, además de que las condiciones meteorológicas causarán un alza en los precios agrícolas, y no se descarta un aumento en los precios de los boletos de avión por el efecto de la problemática de Mexicana de Aviación.

No obstante, el año próximo los precios al consumidor moderarán su incremento, dijo Casillas, lo que junto con un crecimiento económico moderado llevará a que el Banco de México decida aumentar la tasa fondeo bancario hasta el cuarto trimestre de 2011.

Ahora ve
En la última década, el trabajo desde casa aumentó 115% en todo el mundo
No te pierdas
ç
×