La deflación, una ‘ilusión’ en EU

Las advertencias sobre este fenómeno carecen de sustento frente a realidad de los consumidores; las bebidas, las entradas a eventos deportivos o al cine y la ropa se han encarecido.
Consumo EU  (Foto: CNN)
Annalyn Censky
NUEVA YORK -

Deflación podrá ser la palabra de moda últimamente, pero parece que los precios suben para todo, desde una taza de café hasta un boleto para ver un juego de los Vaqueros de Dallas.

En Estados Unidos los precios subieron un tímido 1.1% el año pasado, y según economistas, los descensos podrían ser una preocupación vigente. Pero mientras los temores de una deflación llegan a las primeras planas de los diarios, la inflación para todo tipo de productos básicos, de lujo y recreativos siguen a la alza.

"Yo no veo deflación alguna en mi vida... sólo veo los precios subir, y yo soy cazaofertas," dijo Terri Huggins de Brunswick, Nueva Jersey.

Huggins solía viajar a Nueva York a diario para buscar trabajos como freelance. Pero luego de que la oficina de tránsito de Nueva Jersey aumentó sus tarifas en 25% este año, ella recortó la frecuencia de sus viajes a la mitad.

Y no es la única. En todo el país, los precios de transporte público han subido un promedio de 6.6% en el último año, según el último informe del Gobierno sobre la inflación. Y el panorama para los automovilistas no es muy bueno que digamos; la gasolina también subió cerca de 7%, a 2.72 dólares por galón.

Mientras que algunos costos importantes puedan estar cayendo, y mantengan baja la inflación a niveles generales, muchos otros costos diarios están subiendo.

Por ejemplo, los precios de casas, que han caído, han bajado la tasa de inflación, según Dean Baker, codirector y economista del Centro de Investigación de Economía y Políticas. Pero algunos costos básicos del mantenimiento de una casa, como agua, los servicios de drenaje y basura subieron 5.7% en el último año.

Y eso no es todo.

La economía mejora, pero sigue dolida

Las cuentas de hospitales subieron 6.3%, y la educación y el cuidado infantil se elevaron 4.4%, según el Índice de Precios al Consumidor, compilado por la Oficina de Estadísticas Laborales.

¿Quieres mandar a tu hijo a Harvard? El año pasado, con casa y comida incluídas, el total era de 48,868 dólares. Ahora pagaría 50,724, es decir 3.8% más.

Hasta el costo de ese frapuccino mañanero está subiendo. El futuro del café en el comercio de los bienes básicos ganó más de 40% en los últimos 6 meses, y marcas como Folgers, Dunkin' Donuts y Millstone avanzaron 10%.

Starbucks  anunció el miércoles que aumentará el precio de sus bebidas "más grandes y trabajosas" debido a los precios cada vez más altos del grano de arábiga verde.

Y el precio del algodón, que este año alcanzó su punto más alto en 15 años, puede desencadenar en una ropa más cara. Los consumidores podrían padecer un alza en los precios de una playera básica para la Navidad.

¿Esperas escapar de todo esto? Los bienes y servicios recreativos no se escapan. Salir de vacaciones definitivamente está más caro, y algunos grupos de la industria afirman que las tarifas aéreas han subido 17% en el último año.

Y un destino familiar muy popular como Disney World acaba de subir el costo de los boletos para adultos a 82 dólares; una diferencia de 3.8% con respecto al año pasado.

Incluso suben las actividades como los eventos deportivos y el cine. Los boletos en línea para partidos de la NFL, en reventa de persona a persona o en sitios de remates, subieron 64% este año, según el motor de búsquedas de boletos FanSnap.

Para los Santos de Nueva Orleans, actual campeón de la NFL, las entradas para los partidos en casa se venden 404 dólares en promedio o 264 más que el año pasado. Para los Vaqueros de Dallas, el aumento fue de 35%.

Incluso ver los partidos en casa puede ser un golpe para el bolsillo. Anheuser-Busch InBev anunció hace poco aumentos de precios en varios mercados de EU, con algunas licorerías reportando aumentos de un dólar en un 30-pack de Bud Light, es decir, 3.7% con respecto al mes anterior.

Y el boleto promedio para el cine está en 7.91 dólares, o 5.5% más que el año pasado, según la Asociación Nacional de Dueños de Salas de Cine.

Huggins, la cazaofertas, dice que los precios en aumento también la han forzado a recortar algunas actividades. Hizo una pausa en sus clases de baile luego de que el instructor subiera sus tarifas de 115 a 135 dólares y ha estado comprando menos artículos de lujo.

"Muchos lugares donde iba de compra ya no son una buena oferta," dijo. "Parece que todo, en todos lados, se está encareciendo."

Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×