Deuda mexicana beneficia al peso

El ingreso de bonos gubernamentales al WGBI alienta la entrada de inversión extranjera: analistas; sin embargo, el riesgo de una desaceleración económica presionará al peso al cierre de 2010.
deuda moneda divisa mundial  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un flujo importante de recursos al país podría fortalecer más el peso frente al dólar, cuyo tipo de cambio finalizó  el martes en 12.50, el mejor nivel de la monedamexicana desde el 21 de junio pasado.

De enero hasta el 15 de septiembre,  el saldo de la inversión extranjera tan sólo en el mercado de bonos mexicanos alcanza la histórica cifra de 402,907 millones de pesos (equivalentes a 31,528 millones de dólares), según el último dato disponible del Banco de México (Banxico).

Más allá del atractivo que México pueda tener por parte de capitales extranjeros, la inclusión de 19 bonos  del Gobierno mexicano en el  World Government Bond Index (WGBI) de Citi a partir del próximo 1 de octubre, ha impulsado el ingreso de capital foráneo al mercado de deuda y, con ello, ha apoyado la reciente apreciación del peso.

La entrada de bonos gubernamentales al índice WGBI convertirá al mercado mexicano en el primero de América Latina que ingresa a este indicador y el 24 en el ámbito mundial.

De acurdo con los datos del Banxico, en lo que va de 2010 han entrado 113,703 millones de pesos al mercado mexicano de bonos. No obstante, desde que se anunció que estos valores gubernamentales formarían parte del WGBI, el 31 de marzo pasado y hasta el 15 de septiembre, la posición de extranjeros en deuda del gobierno mexicano ha auemntado en 74,395 millones de pesos.

En buena parte, el crecimiento que se ha dado en los últimos casi seis meses (65% del total que ha ingresado a México en el año) se explica por la participación de inversionistas institucionales en el WGBI, los cuales tienen la obligación de adquirir este papel, destacan analistas.

Además, en la entrada del capital extranjero a México ha n influido factores como tasas de interés atractivas en comparación con las que prevalecen en el ámbito internacional, al igual que  la aplicación de un impuesto de 2% a las transacciones en bonos y acciones que deben cubrir inversionistas extranjeros en Brasil, como parte de evitar especulaciones excesivas con el real y el riesgo de que este gravamen aumente, lo que daría a los mercados financieros un atractivo adicional.

Sin embargo, la fortaleza de la moneda mexicana no durará mucho tiempo. Factores de riesgo volverán a generar volatilidad en el mercado cambiario hacia el último trimestre del presente año, particularmente relacionados con la evolución económica en Europa y Estados Unidos y su efecto en México, por la fuerte correlación que existe con el vecino del norte, coinciden economista de Santander, Moody´s Economy.com y Monex Grupo Financiero.   

Si bien el promedio de analistas encuestados por Banamex prevén un tipo de cambio al cierre de año de 12.55 pesos por dólar, grupos financieros como Santander, Scotiabank o el mismo Banamex estiman una cotización de 12.80 pesos por dólar.

Piedras en el camino

Alfredo Coutiño, director de Análisis Económico para América Latina de Moody´s Economy.com, destaca que desde el anuncio de la entrada de los bonos mexicanos al WGBI se ha registrado una entrada importante de flujos internacionales a México, derivado de una mayor confianza en el país, a lo cual se suma una balanza comercial que se mantiene en equilibrio debido a mejores precios internacionales del petróleo.

"El tipo de cambio podría apreciarse un poco más por la entrada de recursos al país, pero no más allá del nivel actual. Anticipamos que al hacia el cierre de año mantendrá una cotización de entre 12.50 y 12.70 pesos por dólar. Esto debido a que esperamos una mayor desaceleración  económica", indica.

La tendencia del peso será al alza. "Un menor crecimiento evidencia la debilidad de la estructura económica, lo cual muestra que México no da más si EU no crece", menciona Coutiño al tiempo que descarta un mayor impacto en la paridad por la negociación del Presupuesto.

La volatilidad en el mercado cambiario se puede seguir manteniendo, expone Salvador Orozco, subdirector del Mercado de Deuda y Cambios de Análisis Santander. "Todavía las cifras de actividad económica en EU pueden generar movimiento en el peso y si las cifras no son positivas seguramente veremos un peso presionado".

De hecho, anticipó que el tipo de cambio cerrará 2010 en 12.80 pesos por dólar.  "Si los datos en EU no reaccionan de manera positiva, seguramente veremos tipos de cambio más altos para fin de año. Cuando el entorno internacional se estabiliza, el peso reacciona favorable porque los fundamentales en México están bien,  pero lo cierto es que si EU sigue marcando una tendencia  de una mayor desaceleración, el peso va a recoger esa preocupación".

El tipo de cambio se está apreciando por la próxima entrada de México al WGBI, es una razón de corto plazo y la otra es que en estas últimas dos semanas las expectativa de crecimiento económico en EU si bien se han moderado a 2%, también es cierto que se han estabilizado y "vemos que puede haber flujos adicionales por la entrada a este índice, se habla de un total de 12,000 millones de dólares ", pero espera volatilidad en el peso hacia cierre de año.

Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Monex Grupo Financiero destaca que el apetito por riesgo en el entorno internacional se está reflejando , por un lado, en la debilidad del dólar frente al euro, que está en niveles de 1.358, y es lo que explica la fortaleza  del peso, el cual que perfectamente puede ir a 12.40 por dólar.

"El bono M24 se encuentra en sus mínimos históricos, lo cual se explica con la entrada de los bonos mexicanos al WGBI. La entrada de inversión extranjera hace que el peso se aprecie  y bajen las tasas de interés", comenta.

Ubica tres factores de riesgo para la moneda mexicana. Uno relacionado con los especuladores, que tomarían ganancias una vez que se dé la entrada de los bonos mexicanos al WGBI, lo que generaría volatilidad de corto plazo y alza en tasas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Segundo, está relacionado con el mercado accionario, el cual respetaría sus niveles máximos históricos y, posteriormente, se ajustaría en espera de los reportes corporativos del tercer trimestre. Y el tercer elemento de riesgo, son los datos económicos en EU que se darán a conocer y que de ser negativos afectaría a la bolsa y al peso. "Los pongo como riesgos porque pueden revertir el fortalecimiento del peso, pero si no se presentan el tipo de cambio tiene espacio para bajar hasta 12.40 por dólar".

 

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×