“Fuga de talento” mal endémico de México

El 20% de la gente que nació en territorio mexicano y tiene estudios de doctorado vive en EU: BBVA; indirectamente, por medio de la educación se transfiere cada año 6,000 mdd al vecino país.
empleo  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La economía mexicana no absorbe una elevada proporción de la mano de obra con mayor calificación laboral y las tasas de desocupación más elevadas se encuentran en la población con altos niveles de escolaridad (educación media superior y educación superior), resalta un informe sobre migración  de BBVA.

Por tanto, la generación de mayores oportunidades laborales para los mexicanos ha sido una asignatura pendiente del Gobierno federal, toda vez que la población con altos niveles de escolaridad supera entre 1.5 y tres veces a las de personas con educación primaria o sin instrucción.

Mientras la escolaridad promedio de los mexicanos radicados en México apenas supera los ocho años, en EU la escolaridad promedio de los migrantes mexicanos es cercana a 10 años, resalta el informe encabezado por el economista en jefe para México de este grupo financiero, Adolfo Albo.

"El  20% de las personas nacidas en México con estudios de doctorado, radican en EU. Por cada cuatro personas en México con estudios de doctorado, hay  1 un migrante mexicano en territorio estadounidense con igual nivel de calificación".

La probabilidad de que un mexicano con estudios de doctorado emigre a Estados Unidos es 4 veces mayor a la de un mexicano con primaria, y tres veces superior a la de un mexicano con secundaria.

De esta forma, agrega, una reforma laboral es y será muy importante y puede constituir un paso decisivo. "Se requiere una reforma integral que considere no sólo elementos que incentiven la oferta de trabajo como una posible flexibilización laboral, la seguridad social, o la capacitación en ciertas áreas, sino también factores que incrementen la demanda laboral como mejorar el estado de derecho e impartición de justicia, aumentar la competencia en algunos mercados y elevar los incentivos para generar mayor inversión, pública y privada, lo que gradualmente debe permitir aumentar la eficiencia y, con ello, un ambiente más atractivo que facilite el desarrollo de mayores oportunidades".

Además, México transfiere año con año más de medio punto porcentual de su Producto Interno Bruto (PIB) a EU, a través de los migrantes, ya que existe una transferencia indirecta por medio de la educación. De acuerdo con sus estimaciones, en el periodo 1994-2008, nuestro país transfirió a EU la cantidad de 81,000 millones de dólares como gasto en la educación de los migrantes mexicanos en ese país antes de emigrar. Es decir, transfirió cada año 6,000 millones de dólares a Estados Unidos, lo que equivale a poco más de medio punto porcentual de su PIB año con año.

Por otra parte, comenta que a diferencia de lo que se considera en la opinión pública, el motor más importante que impulsa la migración mexicana no está en México, sino en EU. "La migración ocurre principalmente por factores económicos, sin descartar otros de diferente naturaleza y, contrario a lo que tradicionalmente se señala, la falta de oportunidades en México no es el principal elemento que explica la migración mexicana al vecino país del norte".

Explica que sus resultados evidencian que tanto en épocas en expansión como en recesión, la demanda de empleo en Estados Unidos es el principal factor de atracción de los migrantes. Otros factores importantes, pero de menor importancia, son el desempleo en México, los diferenciales salariales entre ambos países y la falta de oportunidades en territorio mexicano.

Actualmente el número de ocupados nativos de EU es menor que en 2007. Entre 2002 y 2009 la proporción de trabajadores mayores de 45 años aumentó de 39% a 44%. En ese mismo lapso se pensionaron cerca de tres millones de estadounidenses.

Ante esta dinámica, la población migrante en EU está permitiendo un proceso más lento de envejecimiento en la población laboral. Tal es el caso de los mexicanos, que son en promedio los más jóvenes entre los migrantes. La mayoría de ellos se ubica entre los 30 y los 45 años de edad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En caso de que no hubiera inmigración en EU, la tasa de dependencia (es decir, la proporción de personas en edad de retiro con 65 años o más con relación al total de gente en edad productiva, de entre 15 y 64 años), sería elevada, de 40% hacia 2050, expone el economista de BBVA.

Actualmente, destaca, por cada migrante mexicano ocupado en EU existen cuatro trabajadores estadounidenses pensionados. En los siguientes años EU requerirá, en mayor medida, de los migrantes para suavizar este proceso de envejecimiento y sus consecuencias para la economía.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×