Europa discute la ‘suerte’ de Irlanda

El Gobierno irlandés reitera que no necesitará dinero de Europa ni del FMI para sus bancos; pero fuentes de la UE y del país aceptan que pueden usar el fondo creado tras la caída de Grecia.
irlanda trebol suerte banco rescate  (Foto: Photos to Go)
DUBLIN/VIENA (CNN) -

El sector bancario de Irlanda o el propio Gobierno tienen ayuda financiera a su disposición, dijo este lunes un importante funcionario europeo, después de que un informe sugiriera que Dublín puede pedir dinero para sus bancos a un fondo de emergencia de la Unión Europea (UE).

Dublín reiteró que no necesitará un rescate de la Unión Europea o el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque fuentes de la UE han dicho que existen conversaciones en marcha sobre un posible rescate y es poco probable que el país resista sin ayuda externa.

La misma oposición irlandesa dijo que un acuerdo "está en camino" y que el tema podría resolverse en las próximas 24 horas.

El periódico Irish Independent dijo que Dublín estaba considerando pedir dinero para su sector bancario como una opción que podría tener menos riesgos políticos que solicitar un rescate para el estado.

Según el reporte, el ministro de Finanzas Brian Lenihan puede plantear el asunto esta semana en Bruselas. Los ministros de Finanzas de la zona euro sostendrán su tradicional encuentro mensual el martes, mientras que el miércoles la reunión se ampliará con la participación de los delegados de toda la UE.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vitor Constancio, dijo que la ayuda estará disponible bien fuera para los bancos de Irlanda o para el país, y confirmó que había negociaciones en marcha.

"El estado irlandés cuenta con financiamiento hasta parte del próximo año, pero este también es un problema de los bancos, que están en el centro de los problemas en Irlanda y se deben evaluar las consideraciones", dijo durante una conferencia de prensa en Viena.

"Ha habido diálogos con las instituciones europeas (...) pero hasta el momento no ha habido una solicitud formal", afirmó Constancio.

El vicepresidente del BCE dijo que esta ayuda, de ser necesaria, puede salir de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera, un vehículo de préstamos establecido después de la crisis fiscal griega en mayo.

Según fuentes cercanas al asunto, la UE quiere que Irlanda acepte la ayuda para evitar un escenario similar al vivido por Grecia, en el que los problemas de un solo país sumieron a toda la zona euro en crisis.

Críticas desde Alemania

Irlanda y otros países sostienen que Alemania ha agravado los problemas al impulsar la idea de recortar los valores de los activos para los poseedores de bonos bajo un mecanismo de rescate permanente de la zona euro que quiere establecer a partir del 2013.

Alemania, el mayor contribuyente a la UE, ha dicho que no ejerce presión sobre Irlanda para aceptar la ayuda.

El primer ministro griego, George Papandreou, dijo que la intención de Alemania de que los bancos y los mercados de bonos compartan el sufrimiento de la moratoria de alguna deuda soberana en la zona euro puede obligar a las economías afectadas a declararse en quiebra.

"Esto creó una espiral de alzas en las tasas de interés para los países que parecían estar en una posición difícil, como Irlanda o Portugal", dijo Papandreou en una visita a París.

"Esto podría generar una profecía auto-cumplida (...) Esto podría romper espaldas. Esto podría forzar a las economías a ir a la quiebra".

Los costos de endeudamiento para Irlanda subieron a niveles récord durante la semana pasada, ante los temores sobre un déficit fiscal que se espera alcance el 32% del Producto Interno Bruto (PIB) este año.

Aunque el costo de asegurar los bonos irlandeses ante una potencial cesación de pagos caía el lunes y la prima del bono soberano a 10 años frente a la nota de referencia alemana bajaba, Dublín se mantenía bajo fuerte presión de los mercados.

El país no ha descartado la posibilidad de buscar ayuda, pero sostiene que aún no ha realizado ninguna solicitud formal.

El ministro Lenihan ha prometido inyectar hasta 50,000 millones de euros (68,000 millones de dólares) en los bancos, y se comprometió a llevar adelante un plan de reducción de deuda a cuatro años que será publicado antes de que termine el mes, junto con el presupuesto 2011 a comienzos de diciembre.

Pero la presión crece para que el país proponga planes concretos lo antes posible.

El viceministro irlandés para Asuntos Europeos, Dick Roche, dijo que estaban en marcha "conversaciones continuas" sobre el nivel de deuda de Irlanda, pero que hablar de un rescate era irresponsable.

Fuentes de la UE señalan que la ayuda en discusión fluctúa entre 45,000 y 90,000 millones de euros (63,000-123,000 millones de dólares).

Ahora ve
Bienvenido al viaje por los 25 lugares más coloridos del mundo
No te pierdas
ç
×