Unión Europea niega que vaya a fracasar

Altos funcionarios del grupo defendieron la fortaleza del bloque tras el rescate de Irlanda; economistas advierten una posible separación por las altas deudas y la menor competitividad.
FMI irlanda rescate recorte deficit presupuesto dublin  (Foto: CNN)
BERLIN/PARÍS (CNN) -

Altos funcionarios de la zona euro minimizaron el jueves cualquier riesgo de quiebra en el bloque monetario después de que los mercados financieros, en pánico por la crisis fiscal irlandesa, llevaran a récords máximos los costos de endeudamiento para España y Portugal.

"Hay cero riesgo", dijo Klaus Regling, jefe de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (EFSF por su sigla en inglés), al periódico alemán Bild en respuesta a una pregunta sobre la posibilidad de ruptura de la zona euro.

"Es inconcebible que fracase el euro", agregó.

Algunos economistas, principalmente en Gran Bretaña y Estados Unidos, sugieren que la zona euro podría separarse debido a las elevadas deudas de sus miembros periféricos y por la pérdida de competitividad con Alemania.

Pero Regling dijo: "Ningún país renunciará al euro por voluntad propia: para los países más débiles eso sería un suicidio económico, igual que para los países más fuertes. Y políticamente, Europa sólo valdría la mitad sin el euro".

Grecia recibió en mayo un rescate a tres años por 110,000 millones de euros de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que condujo a la creación de la EFSF, a la que Irlanda ahora está solicitando dinero para hacer frente al devastador impacto de una crisis bancaria en sus finanzas públicas.

El costo de asegurar la deuda irlandesa contra una posible moratoria subía el jueves, mientras los mercados continuaban incrementando la presión sobre el país al no dejarse impresionar por el plan de recortes presentado el miércoles.

El euro cayó esta semana después de que la canciller alemana, Angela Merkel, alarmara a los mercados cuando dijo que la moneda única estaba en una situación "excepcionalmente seria".

El presidente del Bundesbank, Axel Weber, un poderoso miembro del Banco Central Europeo (BCE), dijo estar convencido de que los líderes de la UE harían lo que fuera necesario para contrarrestar lo que denominó como un "ataque oportunista" contra el bloque monetario.

Weber resaltó que la EFSF y otros fondos de la UE cuentan con dinero suficiente para cubrir las necesidades financieras de los cuatro miembros de la zona euro con dificultades: Grecia, Irlanda, Portugal y España.

"Si esto no es suficiente, estoy convencido de que los países de la zona euro harán lo que sea necesario para proteger al euro", dijo Weber en un encuentro en París. "Pero 750,000 millones (de euros) deberían ser más que suficientes para contener un ataque a la zona euro, afirmó.

El euro y los mercados de crédito se han visto afectados por la propuesta alemana de obligar a los tenedores de deuda a compartir el costo de cualquier potencial reestructuración en los países de la zona euro, así como por el tono alarmista de los comentarios recientes de Merkel y del presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy.

El miembro del BCE Ewald Nowotny se mostró molesto con Merkel por no "diferenciar entre el euro como una moneda y los problemas de los países individuales de la zona euro".

Las autoridades financieras de la zona euro esperan que España y Portugal puedan eludir una crisis de deuda como las que han aquejado a Irlanda o Grecia.

Pero un sondeo de Reuters esta semana mostró que 34 de 50 analistas consultados creen que Portugal tendrá que seguir a Irlanda y solicitar ayuda externa. En otro sondeo, sólo cuatro de 50 veían a España pidiendo ayuda.

"Por supuesto que la situación es seria", agregó, en alusión a los comentarios de la canciller Merkel.

Para ayudar a un país de la zona euro, la EFSF emitiría bonos en el mercado que serían respaldados por garantías de los gobiernos de la zona euro por 440,000 millones de euros (585,900 millones de dólares).

El Gobierno de Irlanda podría enfrentar el jueves el primer revés real derivado de un conjunto de medidas de austeridad, cuando los votantes participen en las elecciones del condado de Donegal, en el noroeste del país.

Un político pobre...

El plan de cuatro años del primer ministro Brian Cowen para abordar el peor déficit de presupuesto en Europa no logró impresionar a los inversores ni calmó los temores de que Irlanda arrastre a otros países de la zona euro a la crisis.

Las reducciones de gastos por 15,000 millones de eurosy el alza de impuestos dadas a conocer el miércoles formarán la base para un paquete de rescate del FMI y la UE por un valor cercano a los 85,000 millones de euros.

Pero las medidas, que incluyen la reducción del salario mínimo y la pérdida de miles de empleos, posiblemente sellarán una derrota del partido Fianna Fail de Cowen en la elección por un escaño parlamentario disponible en Donegal, y como resultado la mayoría de Cowen se reduciría a sólo dos votos.

Con la coalición de Cowen implosionando en medio del disgusto de los votantes tras tener que pedir ayuda al FMI y la UE, la votación en Donegal plantea riesgos de que el presupuesto del 2011, primer paso en el plan de ahorro de 4 años, pueda no ser aprobado por el parlamento el 7 de diciembre.

Aún si se excluye la incertidumbre política que rodea al presupuesto del 2011, los inversores son escépticos de que se puedan alcanzar las metas fiscales y la agencia Standard & Poor's descartó las presunciones de crecimiento, destacando que la estrategia era demasiado optimista.

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×