China se come al mercado...y la energía

El país asiático ocupa más de 70% de la energía del mundo y construirá 10 megaciudades en 15 años; ante eso, la sustentabilidad y los métodos ecológicos se han llevado a cabo en las industrias.
Chinashangai  (Foto: Photos To Go)
Steve Hargreaves
NUEVA YORK -

En los próximos 15 años, se espera que China construya el equivalente a 10 ciudades de Nueva York. Eso es mucho concreto y acero y hay que explicar por qué el país está empleando tanta energía. Los caminos, puentes, vías férreas, rascacielos y fábricas necesitan toneladas de acero estructural, químicos y vidrio.

"Están construyendo una enorme cantidad de infraestructura", dice Lynn Price, científica del Grupo de Energía de China en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, un laboratorio de investigación que forma parte del Departamento de Energía de Estados Unidos. "Se requieren cantidades increíbles de estas materias primas tan consumidoras de energía". 

A principios de este año, la Agencia Internacional de Energía dijo que China superó a Estados Unidos para convertirse en el consumidor de energía más grande del mundo. La noticia fue bastante sorprendente.

Aunque China tiene cuatro veces la población de Estados Unidos, su economía es de sólo un tercio. ¿A dónde se dirigirá toda esa energía?

Las estadísticas del Departamento de Energía muestran que la producción industrial en China, y no sus 1,300 millones de personas, emplearán todo este combustible. Sí, los chinos conducen cada vez más autos y emplean más electricidad, pero eso no es nada, relativamente hablando. 

El sector industrial de China representa más del 70% de su consumo total de energía. Mientras tanto, el sector industrial de Estados Unidos representa sólo el 33% de su consumo total de energía.

La brecha de la eficiencia 

Aún así, el volumen vertical de la fuerte actividad industrial no es el único generador de apetito energético masivo de China.

Las fábricas de China, sobre todo las plantas de acero, suelen ser menos eficientes que sus contrapartes en el mundo desarrollado. 

Las comparaciones no son nada fáciles, y la gran cantidad de manufactureras que fueron construidas en China en los últimos 10 o 15 años, con frecuencia son tan eficientes como las construidas en occidente o en Japón. 

Pero cuando se trata del acero, los chinos emplean una tecnología diferente a la que se emplea en Estados Unidos, resultado de tener que usar más mineral de hierro y menos acero reciclado en el proceso de fabricación. 

"Las instalaciones de China son menos eficientes que las de Estados Unidos", dice Michael Renner, investigador en Worldwatch, una compañía de investigación ambiental. "El Gobierno ha estado intentando cerrar y retirar paulatinamente las menos eficientes". Pero este retiro en ocasiones es sólo una simulación.

Los informes de este verano indican que las autoridades simplemente quitaron la energía de las industrias ineficientes en un intento por cumplir con la promesa de reducción de energía. En algunos casos, la falta de electricidad se extendió a zonas residenciales. 

"No pensamos que fuera la medida adecuada", dice Mona Yew, experta en eficiencia en el Consejo de Defensa de Recursos Naturales, con base en Beijing.

Yew acreditó al Gobierno chino por legislar recientemente una variedad de incentivos para fomentar la eficiencia, incluyendo exenciones fiscales para las compañías que se especializan en manejo de energía y objetivos de eficacia a nivel nacional, algo que Estados Unidos no tiene. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las autoridades chinas han dicho que podrían legislar un programa nacional de bonos ecológicos, un ambicioso plan para recortar el uso de energía y promover renovables que recientemente no fueron aprobados por el Congreso de Estados Unidos.

"Ya superaron la etapa de la conciencia", dice Yew. "Pero el siguiente paso es tener la capacidad de hacerlo".

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×