¿China amenaza la recuperación de EU?

El asesor económico, George Magnus se muestra escéptico ante el crecimiento de China y su efecto; EU debe concentrarse en sus propios intereses, pero poner atención de cerca al país asiático, dice.
magnus  (Foto: Fortune)
Colin Barr

Magnus, un asesor económico experto para el UBS Investment Bank, fue uno de los pocos economistas de alto perfil que previó la crisis financiera. Cuando comenzó a manifestarse en 2007, él advirtió que la economía mundial enfrentaba un "momento Minsky", el momento en el que un apalancamiento masivo se derrumba por su propio peso, y es un término que obtuvo su nombre gracias a los escritos del difunto economista Hyman Minsky. Mientras persiste el descontento en lazona euro, seguimos tambaleándonos por el golpe.

Pero Magnus ha seguido adelante, aunque la economía mundial no lo haya hecho. Ha escrito dos libros, The Age of Aging, en 2008, donde advierte sobre los problemas demográficos de las economías ricas, y Uprising, escrito este año, donde evalúa la importancia que debemos dar al crecimiento de China y al de otras economías en desarrollo. Uprising acaba de ser publicado, y Magnus está en su gira mediática para discutir el libro, donde se muestra que China no es el enorme monstruo económico que pensamos.

Esta semana hablé con Magnus sobre la crisis del euro, sobre la respuesta de Estados Unidos a sus problemas económicos (incluyendo su envejecimiento) y la naturaleza de los problemas que enfrentaChina, que, según él, están siendo subestimados. A continuación, algunos extractos de la conversación.

Fortune: ¿qué puedes decir de la crisis del euro?

Magnus: sin duda es un problema serio y viejo. El problema comienza realmente con el sector bancario, y son los mismos problemas que vimos en 2008. Pero la forma en la que lidiamos con la crisis sólo lo pone a fuego lento. Los pasivos de los bancos se volvieron pasivos que dependían de la nación, y ahora no hay confianza por parte de los inversionistas para pensar que las naciones serán capaces de pagar. Es todo un desastre y comienza a lucir peligroso.

Expone una de las debilidades críticas deEuropa, que es la configuración institucional. Sabemos cuál es el tipo de cosas que se deben hacer, pero se necesita voluntad política para hacer esas cosas, y nadie se puso a pensar en las instituciones cuando estaban configurando al euro. Ahora lo están haciendo sobre la marcha y casi a manera de reacción.

Se necesita una solución holística para contener el cáncer del contagio del sistema bancario. Deben decidir una política comprehensiva para el euro y adoptarla; quizás deberían tomarse un fin de semana para analizar al sector bancario y regresar el lunes con una decisión. Quizás no sea lo más agradable pero se contendría la epidemia.

Por muy mal que luzca el desastre del euro, dejaste claro en tu libro que la crisis demográfica es un problema más difícil de atender.

La crisis financiera nos está obligando a atender problemas bajo coacción. La deuda de la crisis gubernamental en Europa es una manifestación inmediata de la crisis bancaria, y esto está obligando a la gente a mirar hacia pasivos futuros como las pensiones y el cuidado a la salud. Estamos comenzando a pensar en las implicaciones monetarias, pero no porque hayamos sido iluminados.

Lo que nos hace sentir miedo es que yo no veo que nadie esté tomando posturas estratégicas amplias hacia el problema. Siempre estaremos desgastándonos sin lograr nada si no comenzamos a ver que no remplazar a los trabajadores jubilados con trabajadores nuevos es un problema económico.

El riesgo es que la escala de este problema haga que el sistema bancario luzca como apenas el aperitivo de una crisis mucho más grande.

Hablaste de las fallas institucionales en Europa. ¿Las instituciones débiles son el centro del problema con China?

Las instituciones son el punto débil de la historia de éxito de China. Nadie duda del progreso que han logrado en los últimos 30 años; no ha tenido precedentes y China tiene una enorme población con un gran poder, mejorando su presencia y tomando decisiones importantes. Ahora que en occidente todo es un desastre, admiramos esa capacidad de toma de decisiones.

Pero creo que la historia con China es como "volver al futuro". Debemos tomar en cuenta que China dominó el sistema global hasta 1800, y aún así, la Revolución Industrial ocurrió en un pueblito al norte de Inglaterra. ¿Por qué?

Yo diría que se debe a que la burocracia ahí no tenía la disposición ni la capacidad de aceptar ese tipo de cambios sociales y tecnológicos que se necesitaban en aquel entonces, y en este momento veo una situación del mismo tipo. 

Después de todo el éxito de las reformas de 1978, China debe volver a comenzar para volverse menos dependiente del capital y menos mercantilista, y para volver a balancear la economía.

Pero es una tarea muy difícil para el Partido Comunista. Han tenido la disposición de ser radicales sobre los derechos económicos y sobre la propiedad, pero no han estado dispuestos a hacer cambios importantes con los derechos legales y políticos occidentales.

Es el mismo debate en torno a los derechos universales. Wen Juabao no ha hablado mucho al respecto recientemente, lo que sugiere que, quizás, el debate terminó. Eso es preocupante de dos formas: si China no logra hacer cambios significativos, el mundo, y sobre todo occidente, no estará contento. Y parece ser que China está tomando el mismo camino que Japón, con una tasa de intercambio subvaluada y una dependencia excesiva en el comercio.

Habrá problemas comola inflación, que pondrán a prueba el liderazgo en ese país con respecto a su intención de cambiar. No preveo que haya ningún gesto importante o ningún cambio económico radical.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Qué puedes decir del criticismo que China y otros han mostrado contra la facilitación cuantitativa (conocida como QE2)?

No hay ninguna certeza de que imprimir dinero logre asegurar una recuperación. No creo que sea particularmente exitosa para restaurar el crecimiento laboral. Pero, sin importar lo que se diga en el resto del mundo, la realidad es queEstados Unidosdebe hacer lo que tenga que hacer para cuidar sus propios intereses.

Ahora ve
Netflix confiesa cuál es el servicio de internet más lento de México
No te pierdas
×