La economía mexicana, sin fuerza en 2011

Con suerte el PIB llegaría a 3.5% y el Presupuesto será insuficiente para impulsarlo: economistas; se limitará la generación de empleos, la pobreza se mantiene y empeora la distribución del ingreso.
economía, crecimiento  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El crecimiento de la economía mexicana para2011 será insuficiente. Con una expansión estimada de entre 3% y 3.5%, muy por debajo de la cifra oficial de 3.9%, difícilmente se generarán los empleos que requiere el país. En consecuencia, empeora la distribución del ingreso y la pobreza se mantiene en su máxima expresión, coinciden economistas y académicos.

"Con base en las Encuestas de Ingreso y Gasto (del INEGI), estimamos que entre2008 y 2010 la pobreza total en México creció en 6.8 millones de personas, mientras que la distribución del ingreso empeoró. Difícilmente se puede asegurar que la pobreza se corrigió si se considera que la tasa de desocupación sigue estando elevada", dice José Luis de la Cruz.

El director del Centro de Investigación en  Economía y Negocios  del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, estima que el Producto Interno Bruto (PIB) de México será de 2.5% en 2011, debido principalmente a la debilidad del mercado interno.

Y aquí hay tres factores que inciden directamente en este comportamiento:un aumento en los niveles de pobreza,salarios deprimidos y alto nivel de desocupación, y la falta de inversión fundamentalmente en sectores como la construcción.

"La desaceleración en EU ya nos está afectando y todo ello nos lleva a un escenario de 2.5% de crecimiento y, en este entorno, el Presupuesto para 2011 será insuficiente para tratar de impulsar a la economía".

En esta estimación dos agentes del sector público se han equivocado. El Poder Ejecutivo, que a través de la Secretaría de Hacienda, planteó un PIB de 3.8 %, muy optimista, mientras que el Poder Legislativo no solo avaló sino que subió una décima más la proyección de crecimiento.

El problema es que "si la economía no crece en 2011 como están planteando y no generan los ingresos tributarios que están asociados a esa perspectiva de crecimiento, muy probablemente veamos que en el primer semestre se tengan que hacer correcciones en el gasto".

Pensar que la economía  mexicana alcanzará una tasa de 3.8% es bastante optimista, dice Alfredo Coutiño. El director para América Latina de Moody´s Analytics argumenta las razones por las que el PIB crecerá entre 3% a 3.5%.

La primera es por un efecto aritmético. Después de unarecesión la economía tiende a subirde manera importante, como será en 2010, pero después se ajusta a su propia capacidad de crecimiento que no va más allá de 3.5% para no generar desequilibrios, tanto en términos fiscales en cuentas externas y en términos de presiones inflacionarias.

"Si se continúa dándole gas a la economía, en 2011 se van a generar desequilibrios más amplios; pero hay un patrón histórico que dice que en el quinto año de Gobierno las administraciones en turno siempre están interesadas en desacelerar el crecimiento económico para dejar la economía en forma y despegar en el último año de Gobierno que es de elecciones".

Otro factor es que hay evidencia de que la economía mundial se está desacelerando y así va a continuar, sobre todo en la primera mitad de 2011, debido principalmente a EU. Esa menor demanda externa impondrá una restricción al sector  exportador mexicano y, en ese sentido, alcanzar un crecimiento de 3.9% es muy optimista.

"La economía mexicano prácticamente no tiene ninguna fortaleza. Quizás la única es que los precios del petróleo se mantengan elevados, pero sería el único factor positivo que podría ayudar a México a alcanzar un crecimiento de 3.5%".

Mario Luis Corté, catedrático de la Universidad Panamericana, califica de complejo el panorama económico mundial para 2011 y el empleo es el que más refleja el comportamiento de una economía y mientras sigadeprimidoy el poder adquisitivo de los salarios siga bajo, por la sobreoferta de personas que quieren obtener un empleo, la capacidad de dinamismo de las economías se irá frenando.

Si a esto se le suman efectos que se están dando en los mercados industrializados, como los europeos, en donde van a entrar enmecanismos de recesiónpara depurar el sobregasto que tuvieron los años anteriores, por el lado de los mercados internacionales no se avecina un crecimiento.

"En cifras, el próximo año será muy similar al que vivimos en 2010 y tal vez con una tendencia hacia la baja. Si en este año el crecimiento será de 3.5% o 4%, en 2011 rondará entre 3% y 3.5%" y asegura que la estimación aprobada por el Congreso de alcanzar un PIB de 3.9% en 2011 "no es optimista.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No es suficiente para cubrir la demanda, y más con los datos del Censo que se dio un aumento no esperado en la población, con 2 millones de personas adicionales. Pero independientemente de eso, la economía mexicana sigue prendida de alambres, por más que se hable de fortalezas y buenas cifras macroeconómicas, vemos que elgasto público es excesivopara el nivel económico que tenemos, así como la sobrecarga de impuestos, es un proceso que impacta la inflación, aumenta costos y precios y disminuye o desincentiva a la economía".

Además, México es un país de ciclos y a finales de 2011 "estaremos viviendo un periodo preelectoral que genera gasto; además, el fenómeno de lainseguridad,que no está controlado, cada vez afecta más a la sociedad y asaltos a pequeños y medianos negocios y no es positivo para el desarrollo de inversiones y mucho menos para el aumento del consumo".

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×