Los vientos europeos ‘despeinan’ al peso

Preocupaciones por los problemas fiscales en Europa generan incertidumbre en el mercado: analistas; se prevé una paridad de 12.50 pesos por dólar hacia fines de 2010 y de 12.80 en el siguiente año.
peso dolar inversion ji.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las preocupaciones por los problemas fiscales en Europa continuarán generando inquietud en los mercados financieros globales y en monedas como el peso, luego de que elBanco Central Europeo se mostró reticentea incrementar su programa de compra de bonos soberanos, coinciden analistas.

Por ahora, el riesgo percibido en el mercado dedeuda soberana de Europay el rebote de las tasas de interés le quitan atractivo a las inversiones en moneda mexicana, asegura Rodolfo Campuzano, director de Análisis Económico de Invex Grupo Financiero.

"En el momento en que se genera cierta aversión al riesgo en los mercados globales, el tipo de cambio repunta. En especial, llama la atención cómo la cotización peso-dólar aumenta y disminuye su correlación con otras cotizaciones", destaca.

Campuzano anticipa que en el corto plazo el tipo de cambio no definirá una tendencia en particular, pero la cotización del peso frente al dólar será de 12.50 para el cierre de año y para el 2011 presentará un grado de volatilidad similar sobre una media no muy lejana, en 12.80 pesos por dólar.

Al término de las operaciones del lunes,el peso se depreció 0.42% para ubicarse en 12.38 por dólar. La moneda mexicana se vio afectada durante la sesión de este lunes por comentarios del presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, sobre la posibilidad de comprar más bonos del Gobierno si la economía del vecino país no responde, además de los persistentes temores por la crisis fiscal en la zona euro.

Bernanke habló de la posibilidad de comprar más de los600,000 millones de dólares en bonos del Gobiernoque se comprometió a absorber, si la economía de EU no responde o el desempleo sigue siendo muy elevado. Además, los inversionistas esperan más medidas de los gobiernos de la Unión Europea para contener la crisis fiscal en algunos países periféricos de ese bloque.

En Europa es de esperarse que continúe la tensión en torno al problema de la deuda pública y los desequilibrios fiscales de varios países, en un entorno en que los inversionistas estarán atentos al mensaje que surja de la decisión de política monetaria del Banco de Inglaterra, destaca Mario Correa, director de Análisis Económico de Scotiabank.

"El horizonte de mediano plazo continúa nublado. Si bien es posible que en un par de semanas se reduzca la actividad financiera por el fin de año, para el inicio del 2011 podría haber movimientos importantes en los mercados globales", indica en su reporte semanal.

Mientras no se tenga una estrategia de salida clara a los problemas fiscales de los países desarrollados o de aquellos con posturas fiscales débiles, persistirán las dudas sobre la sostenibilidad de la reactivación económica en estos países y sobre la salud del sistema financiero. En este entorno, es de esperarse una volatilidad elevada en los mercados financieros globales.

El alza en las tasas de interés de largo plazo estuvo influido no sólo por el alza de los bonos de largo plazo en el exterior, sino también por la mayor percepción de riesgo y por la desilusión de algunos intermediarios ante la expectativa que tenían de que el Banco de México (Banxico) pudiera reducir en el corto plazo la tasa de referencia, indica Campuzano en su informe semanal.

La ubicación de las tasas en niveles mayores es una respuesta lógica a un mercado que había extendido mucho sus ganancias. Para adelante anticipa lo mismo que en el exterior: un año de pocas ganancias por mantener posiciones de riesgo en deuda.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En la parte interna, la trayectoria esperada en los indicadores económicos que pueden afectar el comportamiento del tipo de cambio continúa siendo favorable para el peso. No obstante, el tema en las próximas semanas seguirá siendo elriesgo soberano en Europa, por lo que no se descarta que la presión sobre el peso se mantenga en el corto plazo sobre los niveles ya alcanzados de los 12.55 por dólar, menciona Salvador Orozco.

El subdirector de Análisis de Mercado de Dinero y Cambios de Santander considera, en su reporte semanal, que la posición especulativa del peso en el mercado de futuros de Chicago registró en los últimos días de noviembre una disminución a favor del peso al ubicarse, el 30 de noviembre, en 3,166 millones de dólares, comparado con el reporte de la semana anterior de 3,501 millones de dólares a favor del peso.

Ahora ve
Varios puntos de Estados Unidos están a la expectativa por el eclipse
No te pierdas
×