Japón aprueba plan de impuestos

La carga fiscal se reducirá para las empresas, y se elevará para los ricos para estimular el empleo; economistas dudan que los cambios al código fiscal cumplan la meta de abatir la deflación.
TOKIO (CNN) -

El Gobierno japonés aprobó este jueves nuevas directrices en materia fiscal para el próximo año, que consideran rebajas en la carga impositiva a las empresas y aumentos a los más ricos para estimular la creación de empleos y financiar los programas de seguridad social.

Las directrices abren el camino para que el Gobierno se enfoque en el presupuesto del año fiscal que comienza el 1 de abril, pero los economistas dudan que los cambios al código fiscal cumplan la meta de acabar con la deflación.

El primer ministro Naoto Kan reiteró el jueves que para el año fiscal 2011/12 el país se apegará a un nuevo techo en la emisión de bonos de 44 billones de yenes (522,000 millones de dólares) y a una meta de gastos de 71 billones de yenes, excluyendo los costos de honrar la deuda.

El Gobierno necesitará mostrar austeridad fiscal en el presupuesto que pretende tener finalizado para el 24 de diciembre. Cualquier titubeo sobre los recortes de gastos podría generar dudas sobre el manejo de Kan, en momentos en que el mandatario cuenta con una baja aprobación popular y surgen disidencias en el seno de su partido.

"El principio fundamental detrás de las directrices para los impuestos es que Japón tiene que escapar de la deflación, ya que ésta ha sido una carga sobre la economía durante los últimos 20 años", dijo el ministro de Finanzas Yoshihiko Noda durante una conferencia de prensa.

"Se necesitará mucho trabajo duro para cumplir nuestras metas de gasto y deuda para el próximo año fiscal, pero si no lo hacemos, no habré cumplido con mi trabajo como ministro de Finanzas", agregó.

La recaudación fiscal para el año 2011/12 sería ligeramente superior a los 40 billones de yenes, dijo el viceministro de Estrategia Nacional, Tatsuo Hirano. Con esto, se trataría del tercer año consecutivo que la emisión de deuda supera los ingresos fiscales, una señal de la dificultad de ordenar las finanzas públicas.

Según el ministro de Estrategia Nacional, Koichiro Gemba, la reforma del impuesto a las ventas, actualmente de un 5 por ciento, será el tema más importante en materia tributaria durante el próximo año, ya que el Gobierno prepara el terreno para un alza en el impuesto.

Sin embargo, la oposición dentro del oficialista Partido Democrático podría ser dura, por miedo a generar reacciones negativas en los votantes.

La aprobación de leyes relacionadas con directrices en materia fiscal no está asegurada, ya que el oficialismo requiere del respaldo de la oposición en un Parlamento dividido.

Entre algunas de las directrices para los impuestos durante el 2011/2012 se encuentra la reducción de la tasa de impuestos corporativa, de cerca del 40%, en 5 puntos porcentuales, como una forma de alentar la competitividad entre las empresas y evitar que se lleven sus plantas al exterior.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, se reduciría la tasa de impuestos efectiva para las pequeñas y medianas empresas en 3 puntos porcentuales a un 19%. Asimismo, se permitiría a las empresas que aumenten sus nóminas deducir hasta un 10% de sus impuestos para alentar la creación de empleos.

Por otra parte, se elevarían los impuestos a los más ricos, limitando las exenciones en el tributo a la renta.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×