Bélgica planea ‘apretarse el cinturón’

El Gobierno prepara recortes presupuestarios para tranquilizar a los mercados financieros; el plan actual prevé un déficit de 4.1% del PIB aunque esté por debajo del promedio de la zona euro.
La economía de Bélgica se dirige a la recesión.  (Foto: Dreamstime)
BRUSELAS (CNN) -

El Gobierno provisional de Bélgica se dio 24 horas este martes para preparar recortes presupuestarios con el objetivo de calmar a los mercados financieros, nerviosos por la fuerte deuda y la crisis política del país, tras una inusual intervención del Rey. El actual plan prevé un déficit este año del 4.1% del Producto Interno Bruto (PIB), que pese a que probablemente esté por debajo del promedio de la zona euro, no ha sido suficiente para calmar a los mercados.

La prima que los inversores demandan por comprar deuda del Gobierno belga a 10 años frente al bono alemán de referencia se elevó a 145 puntos, casi al borde del récord en la historia del euro de 149 puntos alcanzado el 30 de noviembre.

El diario belga De Morgen dijo este martes que preveía que Leterme trate de ahorrar 4,000 millones de euros, reduciendo el déficit presupuestario al 3.7%.

Bélgica se había mantenido prácticamente al margen de la crisis de deuda soberana de la zona euro hasta finales de noviembre, cuando surgieron los temores de un contagio desde Irlanda y Grecia a otras economías con problemas.

El ratio de deuda-PIB de Bélgica de casi el 100% fue el tercero más alto de la UE el año pasado.

Economistas y especuladores del mercado han comenzado a evaluar la parálisis política en el país, dividido lingüísticamente, como dañina para los esfuerzos de Bélgica por reducir la deuda.

La agencia de calificación Standard & Poor's dijo el mes pasado que podría rebajar la calificación del país de 10 millones de habitantes en 6 meses si no se formaba un Gobierno.

Yves Leterme, quien lleva 11 meses como primer ministro provisional tras unas elecciones parlamentarias que no dieron un claro ganador, presentará este miércoles los planes para el 2011 en un consejo de ministros clave.

Mientras los mercados de bonos muestran preocupación por si el estancamiento político impide que el país haga frente a su deuda, el rey Alberto II adoptó la extraordinaria medida de pedir a Leterme que elaborara un presupuesto más ajustado del que ya había acordado con la Unión Europea (UE).

El rey de esta nación nombra al primer ministro y es mediador durante la conformación de la coalición, pero como otros monarcas europeos, habitualmente se queda al margen del debate político y económico.

"Es completamente inusual lo que está haciendo", dijo Dave Sinardet, profesor de política en la Universidad de Amberes y la Vrije Univeristeit de Bruselas.

El rey Alberto II tenía previsto recibir este  martes a un mediador que lleva tres meses tratando sin éxito de romper con el estancamiento político entre los partidos francófonos y flamencos.

Johan Vande Lanotte presentó su dimisión ante el monarca la semana pasada después de que los dos principales partidos flamencos rechazaran sus propuestas. El soberano tiene previsto anunciar este martes si acepta o no la salida de Lanotte. La perspectiva de elecciones va en aumento.

Pero los observadores no creen que unos comicios resuelvan los problemas del país, sino que profundizarán la división entre los flamencos, que quieren más poderes para la región de Flandes, y los francófonos, que temen que conceder más transferencias lleve a una escisión del país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los analistas han dicho que la otra posibilidad, un Estado de emergencia con mayores poderes que el provisional, tampoco calmaría a los mercados. 

Philippe Ledent, economista de ING Belgium, dijo que el país necesitaba reformas profundas a sus finanzas públicas y que no sería suficiente sólo con medidas a corto plazo.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×