Alimentos, el mayor riesgo inflacionario

Banxico reconoce que la volatilidad en precios internacionales de alimentos puede alterar su meta; en el primer trimestre prevé que la inflación general anual se ubique entre 3.75% y 4.25%.
INFLACION EN MEXICO ALIMENTOS  (Foto: AP)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los factores climáticos incidirán plenamente en la oferta de granos en el ámbito mundial, situación que presionará de manera creciente a los precios, en una economía global donde la demanda tiende a recuperarse y laspresiones inflacionariascomienzan a sentirse en aquellos países que han crecido más rápidamente, advierte Saxo Bank.

Los precios de los alimentos de todo el mundo marcaron un récord en diciembre, al superar los niveles de la crisis alimentaria de 2007-2008. No obstante, el complejo de cereales que contiene trigo y arroz, sigue cerca de 14% por debajo del pico de 2008. Estos dos cereales son los principales productos alimentarios, junto con el arroz, que alimentan a 3,000 millones de personas en Asia y África, agrega.

Para México,el alza de mercancías en el rubro de alimentoses uno de los factores que podrían alterar la meta de inflación del Banco de México (Banxico). De hecho, el banco central mexicano ha mencionado que entre los principales riesgos que enfrenta el pronóstico de inflación para 2011 se encuentra la volatilidad en los precios internacionales de los granos y el alto grado de volatilidad de las cotizaciones de las frutas y verduras, según dijo en su último reporte trimestral de inflación.

Para el primer trimestre de 2011 prevé que la inflación general anual se sitúe entre 3.75% a 4.25%, mientras que para el segundo trimestre la estima entre 3% y 4%; pero en su último informe trimestral sobre la inflación, anticipa que a partir del tercer trimestre de 2011 el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) converja a niveles congruentes con la meta de 3%.

La inflación cerró 2010 en 4.40%, una cifra ligeramente mayor a la esperada por el mercado.

El alza en los precios de losalimentos en el ámbito mundial, "sí va a ser un factor que ejerza presión sobre inflación, pero sin que se salga de un rango manejable", opina Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank.

"A lo mejor no alcanzamos la meta y muy probablementela inflación no llegue a 3%, pero tampoco vemos que se vaya a disparar significativamente. Esperemos a ver cómo vienen los primeros resultados de enero, porque eso  nos dará una buena idea de cómo viene la inflación en lo que resta del año".

Habrá presiones en los precios, y no sólo por el lado de los alimentos, que es un fenómeno global y va a continuar porque las economías más pobladas del planeta -China e India- están creciendo a buen ritmo, están aumentando sus niveles de ingresos y eso está generando una mayor demanda por alimentos y otros commodities y esa presión muy probablemente continuará a lo largo del año, sino que también hay que ver qué ocurre con los precios, por ejemplo, de servicios, dice.

En el actual panorama global de altos precios en commodities, los precios administrados (precios domésticos de combustibles) representan el riesgo latente más sustancial para la inflación en 2011, estima Edgar Camargo, economista para México de Bank of America Merrill Lynch (BofAML).

"A pesar de que la Secretaría de Hacienda ha manifestado públicamente que los movimientos mensuales de la gasolina en 2011 serán semejantes a los vistos en 2010 (la gasolina de bajo octanaje aumentó casi 13%), un ajuste de ese tipo sería incompatible con la meta de Banxico para la inflación a mediano plazo. Un ajuste mensual más agresivo, a pesar de estar justificado desde la perspectiva de los ingresos fiscales, sería definitivamente perjudicial para los prospectos de la inflación".

Tanto incrementos esporádicos en el componente no subyacente (generados por la volatilidad de los productos agrícolas), como cualquier aumento adicional de los precios administrados podrían elevar la inflación general.

Sin embargo, la inflación subyacente, que considera se mantendrá relativamente estable por la desaceleración en la actividad y unpeso potencialmente más fuerte, mantendrá a la inflación en su camino hacia la meta a mediano plazo de Banxico este año (3% +/-1%), por lo que mantiene su pronóstico para la política monetaria del banco central.

"Banxico continuará evaluando cuidadosamente la evolución del crecimiento global y los flujos de capital y seguirá de cerca los precios administrados y de alimentos. Aunado a las firmes expectativas inflacionarias y a la recuperación gradual de la demanda doméstica, el comportamiento relativamente benigno de la inflación durante 2011 permitirá a Banxico mantener su estrategia de tasas inmóviles".

Correa agrega que el año pasado,  sobre todo a finales, hubo aumentos fuertes en precios de frutas y verduras y en 2011 tocaría un comportamiento mejor que podría ayudar un poco a que la inflación no sea tan alta.

"Hay que ver otros precios que son sensibles, por ejemplo precios y tarifas públicos; la gasolina sigue aumentando, hasta el momento con alzas muy moderadas, pero eventualmente podría tener algunas repercusiones más allá de lo contemplado sobre otros precios, como el transporte que seguramente seguirán creciendo".

Otros precios como el gas, que está relacionado con referencias internacionales, también pudieran eventualmente a tener su impacto sobre la inflación. "La política monetaria está en postura expansiva y tarde o temprano tendrá que corregirse, mientras la inflación no se salga de lo que es razonable para los mercados, seguramente Banxico -que todavía lo veo preocupado por el tema del crecimiento- mantendrá sus tasas sin cambio".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El alza en alimentos es un factor de atención y puede desviar el desempeño de los precios, pero hay que entender que un banco central poco puede hacer para acomodar cambios transitorios. De hecho, muy probablemente no deba de hacer nada para acomodar esos precios.

 El problema es que si por el lado de la demanda se empieza a generar una inflación, si la economía empieza a crecer a un ritmo mayor al que podría ser sostenible entonces el problema sí es mayor y es cuando se justifica y necesita un cambio en la postura monetaria.

Ahora ve
Así es el nuevo Galaxy Note 8 de Samsung
No te pierdas
×