EU logra récord en embargos de casas

Las ejecuciones de los bancos superaron el millón en 2010, con 2.9 millones de avisos; Nevada, Arizona, California y Florida tuvieron los mayores números de advertencias de desalojo.
Casas EU  (Foto: CNN)
Les Christie

Los embargos en Estados Unidosalcanzaron un máximo histórico en 2010, más de 1 millón de personas perdieron su vivienda, pese a que las notificaciones de ejecución hipotecaria se redujeron hacia finales de año.  En total, durante 2010 hubo casi 2.9 millones de avisos de ejecución hipotecaria, según un reporte difundido el jueves por RealtyTrac. Si bien es un máximo histórico, supuso sólo 1.7% más que los registrados en 2009.

Y la cifra hubiera sido mayor de no ser porque los avisos disminuyeron en noviembre y diciembre, cuando los bancos suspendieron decenas de miles de ejecuciones ante el escándalo originado por el llamado ‘robo-signing' (las "firmas robotizadas" que procesaban maquinalmente miles de embargos sin que el banco leyera la documentación).

"El total de propiedadesque recibieron notificaciones de ejecución hipotecaria habría excedido fácilmente los 3 millones en 2010 de no ser porque en el cuarto trimestre la actividad se redujo.Muchas de los procesos de embargo detenidos hacia finales de año -que estimamos pueden alcanzar hasta un cuarto de millón- posiblemente se reinicien y se sumen a las cifras (de ejecución hipotecaria) de 2011", expresó James Saccacio, CEO de la firma de análisis inmobiliario RealtyTrac. 

Por cuarto año consecutivo Nevada encabezó la tasa de ejecuciones con una de cada 11 viviendas recibiendo por lo menos una notificación en 2010, 5.3% menos que el año previo. En Arizona, uno de cada 17 hogares recibió una notificación en 2010, 4.5% menos respecto al 2009. En Florida, las ejecuciones hipotecarias cayeron 6.1% frente al año anterior, con una de cada 18 viviendas, mientras que en California una de cada 25 casas recibió notificación bancaria en 2010, 8.5% menos respecto a 2009. 

En términos generales, 2010 fue un año difícil para la industria hipotecaria. La guindilla del pastel fue el escándalo del robo-signing. Luego, los esfuerzos de la administración Obama para reducir las ejecuciones fracasaron a medida que avanzaba el año y la posibilidad de más ejecuciones se disparaba. 

A principios de 2010, el programa HAMP (Home Affordable Modification Program) creado por el Gobierno federal para ayudar a los propietarios endeudados aún inspiraba confianza, numerosos analistas creían que ayudaría a las personas a salvar su vivienda. Pero para abril, se hizo evidente que el programa perdía la guerra contra los embargos. Hubo informes que mencionaban10 nuevas situaciones de impagopor cada modificación de préstamo auspiciada por el HAMP, y las proyecciones del número de deudores que recibirían el apoyo del programa cayeron de 4 a 1 millón de personas. 

Después un reporte de junio presentando por Fitch Ratings demostró la alta tasa de impago en la que recaían los propietarios con hipotecas modificadas por el HAMP. La empresa pronosticó que tres cuartas partes de todas las hipotecas modificadas por el programa caerían al final en impago.El programa federal que intentaba evitar las ejecuciones hipotecarias comenzó a debilitarse a mitad del verano:en julio menos de 37,000 préstamos recibieron modificaciones HAMP, una cifra inferior a los 50,000 préstamos favorecidos por el programa en junio.    

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La situación podría extenderse a los próximos años. Algunos analistas del sector, como Laurie Goodman, directora del grupo hipotecario Amherst Securities, prevén que más de 11 millones de deudores hipotecarios están en potencial riesgo de impago. 

Sin embargo, el portavoz de RealtyTrac Rick Sharga predice entre 4 y 5 millones de impagos, pero refiere que cuantificar la magnitud del potencial desastre es como "hacer el inventario de sillas perdidas en el Titanic".

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×