Alemania se debate para ayudar al euro

El país europeo desea fortalecer a la moneda de la región, pero sólo bajo sus propios términos; la duda nace por el posible castigo de los votantes en las elecciones de este año.
billetes-euro-mesa-dinero-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
BERLÍN (CNN) -

En principio,Alemania no se opone a fortalecer el fondo de crisis de la zona euro, pero sólo estará de acuerdo a los cambios si se realizan en sus propios términos, dado que teme que los votantes castiguen al Gobierno en las elecciones de este año en siete estados.

Para Berlín, descrita como la fuerza dominante europea - acusada de resistirse a los pedidos Grecia e Irlanda, rechazar los llamados a emitir eurobonos y presionar a Portugal a buscar un salvataje -,ese el precio que debe pagar por tener la toma de decisiones casi en sus manos.

Pero aunque, según reportes, Alemania ha rechazado extender la Facilidad de Estabilidad Financiera Europea (EFSF, por sus siglas en inglés) de 440,000 millones de euros (570,300 millones de dólares), el Gobierno ha estado discutiendo la posibilidad con sus socios tras bastidores.

Esto ha llevado a reportes divergentes de medios en Europa sobre las intenciones del Gobierno de centroderecha de Angela Merkel, que se lleva la mayor parte de la carga del esquema de rescate de la zona euro.

Por lo tanto, el titular del jueves en el Financial Times era "Berlín respalda mayor rol en fondo", mientras que el Frankfurter Allgemeine Zeitung dijo que "Merkel critica propuestas para ampliar el esquema de rescates de zona euro", una afirmación rescatada por varios otros diarios alemanes.

Los líderes alemanes repetidamente han señalado que no se necesitan fondos extras, pero insisten en que la mayor economía en el bloque "hará lo que sea necesario" para proteger al euro.

El miércoles por la noche, el ministro de Finanzas Wolfgang Schaeuble sostuvo que las naciones de la zona euro estaban trabajando en un "paquete amplio"para resolver la crisis de deuda de la zona euro.

En privado, funcionarios admitieron que Berlín había evaluado la posibilidad de incrementar la suma que el EFSF puede prestar.

"Imagino que algunas personas aquí lo esperarían desde un punto de vista sistémico", dijo uno de los funcionarios, añadiendo rápidamente que ello representaría grandes problemas en pleno año electoral.

Las condiciones de Berlín para aumentar la capacidad de prestar efectivo del fondo posiblemente incluyen compromisos más estrictos de reformas económicas estructurales y recortes de déficit de presupuesto, probablemente respaldados por leyes nacionales o enmiendas constitucionales.

Preocupación constitucional

La preocupación por el EFSF tiene origen en el hecho de que el complejo sistema de garantías de préstamo significa que la capacidad efectiva es mucho menos que la cifra oficial de 440,000 millones de euros. Expertos dicen que el monto disponible oscila entre 250,000 y 260,000 millones de euros.

Después de subastas de bonos mejor de lo esperado de España y Portugal esta semana, algunos sectores están aún más convencidos de que no se necesitan pasos adicionales.

"No vemos la necesidad de más acciones por ahora", dijo a Reuters el viceministro de Finanzas alemán, Steffen Kampeter.

Aunque algunos funcionarios de la UE hablan de una división entre Merkel y Schaeuble - ambos miembros del partido de demócratas cristianos (CDU) - la coalición gobernante muestra unidad frente a Europa y es complicado encontrar grietas en el blindaje alemán.

La popularidad de Merkel sufrió un revés tras el rescate a Grecia en mayo pasado, cuando los contribuyentes sintieron que tenían que pagar por una década de crecimiento instado por las deudas en otros países, mientras que las rentas alemanas se estancaron.

De cara a nuevas elecciones estatales este año, Merkel querrá evitar poner en juego su reciente recuperación en los sondeos de opinión respaldando una extensión al fondo de la rescate del bloque de la moneda única.

"Al Gobierno le fue difícil justificar los pasos tomados para apoyar a la zona euro y si esto toma otras dimensiones puedes esperar que alguien se queje de nuevo ante la corte constitucional", afirmó Timo Klein, un alto economista en Fráncfort para IHS Global Insight.

La corte basada en Karlsruhe fallará este año sobre los actuales paquetes de ayuda y Merkel debe evitar aumentar el riesgo de una decisión negativa, que podría detener la contribución alemana al asunto y empeorar la crisis de confianza en el euro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Klein señala que presionar a países como Portugal a pedir ayuda sólo "incrementa el apetito del mercado para fustigar a más países a hacerlo", mientras que funcionarios alemanes señalan que establecer un nuevo techo al EFSF sólo alentaría a los mercados a seguir pidiendo más fondos.

Por estas razones, Berlín considera que permitir que el EFSF preste la totalidad de sus 440,000 millones de euros es un paso que podría evitar nuevas demandas judiciales y malestar entre los contribuyentes alemanes.

Ahora ve
Independentistas protestan con retiros de los bancos que salieron de Cataluña
No te pierdas
×