Brasil prepara recortes presupuestarios

La presidente de Brasil, Dilma Rouseff, intenta abrir camino a menores tasas de interés; el tamaño de las reducciones se conocerá en febrero, indicó el gobierno carioca.
real-moneda-dinero-brasil-AP.jpg  (Foto: Cortesía SXC)
BRASILIA (CNN) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ordenó a sus ministros preparar recortes presupuestarios durante su primera reunión de gabinete del viernes,en un intento del Gobierno por abrir la senda a menores tasas de interés.

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, dijo a la prensa en Brasilia que el tamaño de los recortes prometidos probablemente se conozca en febrero, ya que aún no han sido definidos pero reiteró que se fijarían en el gasto actual en particular.

"Tendremos que hacer un esfuerzo ahora para reducir el gasto", dijo Mantega a periodistas en una rueda de prensa tras la reunión.

"Es una condición necesaria para nosotrosseguir creciendo y abriendo el paso a la reducción de las tasas de interés", agregó.

Mantega sostuvo que el salario mínimo será de 545 reales (323.8 dólares) mensuales, un poco más altos que los 540 reales previstos en el presupuesto del 2011.

Las cuentas públicas de Brasil estuvieron bajo presión en el 2010 por el alza del gasto en un año electoral, pero ahora el Gobierno argumenta que puede reducir los gastos dado que la economía está creciendo a una tasa acelerada.

Se estima quela mayor economía de América Latina se expandió en torno al 7.6% en el 2010, según un sondeo semanal del Banco Central, y se prevé que se desacelere al 4.5% este año.

El Ministerio de Hacienda espera un crecimiento del 5% en el 2011, según una presentación de Mantega durante la reunión.

El nuevo Gobierno ve los recortes presupuestarios como claves para frenar la demanda, abriendo la senda para una menor inflación y una posterior baja de tasas de interés.

Las presiones inflacionarias están bajo control en rubros como alimentos, dijo Mantega, pero las lluvias que han devastado zonas del sureste del país elevarían los precios de los comestibles.

El Banco Central actuará si lo considera necesario para contener la inflación, agregó el ministro, sólo a días de que las autoridades monetarias revisen el costo del crédito en un encuentro en que el mercado prevé que suba la tasa a un 11.25% desde un 10.75%.

El organismo emisor está tratando de llevar la inflación al centro del rango meta oficial, después de que cerrara el 2010 en un 5.91%. El Gobierno tiene una meta de inflación del 4.5% más o menos dos puntos porcentuales.

Se espera que los precios suban un 5% en el 2011, según estimó el Ministerio de Hacienda.

Las crecientes presiones inflacionarias tienen a los analistas a la espera de una serie de alzas de tasas de interés este año, lo que conlleva el riesgo de atraer aún más capital al país, lo que podría poner más presión sobre la moneda local.

El Gobierno ha llevado a cabo una serie de medidas para tratar de contener el alza del real en los últimos meses, como la primera subasta de swaps cambiarios reversos desde mayo del 2009 del viernes.

Realizar importantes recortes al presupuesto disminuirían indirectamente las presiones sobre el real, mediante el retiro de cierto estímulo que deriva en presiones inflacionarias y en tasas de interés más altas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Eso explica en parte por qué la nueva administración lo ha convertido en su principal prioridad.

"Le hemos dado algo de tarea a los ministros", dijo la ministra de Planificación, Miriam Belchior.

Ahora ve
La vida y la muerte de la princesa Diana sacudieron a la realeza británica
No te pierdas
×