A China y EU les conviene ‘ser amigos’

Ambos países son socios de negocios, pero también enfrentan una fuerte competencia económica; todas las miradas apuntan a la cercana reunión entre los presidentes Hu Jintao y Barack Obama.
presidente eu china  (Foto: AP)
Annalyn Censky
NUEVA YORK -

Si China y Estados Unidos tuvieran perfiles de Facebook, su estado de relación sería "complicado". Ambos tienen una relación acreedor-deudor y vendedor-comprador, por lo que las dos superpotencias son compañeros extraños, por decir algo.

Por un lado, son socios de negocios con un interés personal en el éxito del otro. Por otro lado, son feroces competidores con ciertos entendimientos inherentes. El Secretario de Comercio, Gary Locke, recientemente consideró la conexión como "probablemente, la relación comercial bilateral más importante del mundo".

Por eso todas las miradas apuntan a la reunión entre el presidente chino Hu Jintao y el presidente Obama, que comienza el miércoles.

Los muchos papeles de China:

Comprador  

Actualmente China es el tercer comprador más grande de exportaciones estadounidenses, sólo después de sus vecinos Canadá y México. 

Pero con la población más grande del mundo (1,300 millones de personales) y una clase media que emerge con rapidez y compra todo, desde abarrotes hasta autos, también es el mercado de exportación en crecimiento más grande del mundo. 

En los últimos 20 años, las exportaciones de Estados Unidos a China se han multiplicado 12 veces. Eso presenta a los negocios estadounidenses una oportunidad muy atractiva que es difícil dejar pasar, dijo Erin Ennis, vicepresidenta del Consejo de Negocios Estados Unidos-China.

"El mayor atractivo de China es el difícil objetivo de mil millones de consumidores", dijo. "Muchos dueños de negocios creen que si pudieran vender sólo un producto a cada persona en China, el negocio sería una maravilla".

Y más exportaciones de Estados Unidos también se traducen en más empleos en casa, razón por la que el presidente Obama está esforzándose por duplicar sus exportaciones dentro de los próximos cinco años.

Prestamista  

China también tiene una apuesta fuerte en la economía de Estados Unidos, como el prestamista más grande del país. 

Su banco central tiene 896,000 millones de dólares en bonos del Departamento del Tesoro,que representan una cuarta parte de todas las inversiones extranjeras en el gobierno de Estados Unidos. Los ciudadanos estadounidenses pagan intereses sobre esa deuda, y mientras más fuerte sea el dólar, mejor rendimiento tienen las inversiones de China. 

Mientras tanto, el gobierno de Estados Unidos usa ese dinero para financiar su deuda, y se sabe que necesita ese préstamo de China para salir de su último agujero económico. 

Líder  

Después de la recesión, la economía de China, que crece rápidamente, ha sido la envidia de varios países occidentales, tomando la delantera a un ritmo de 9.6% el año pasado. Estados Unidos sigue rezagado a un lento paso de 2.6%. 

El año pasado superó a Japón como la segunda economía más grande del mundo. Si los negocios estadounidenses dudaban en invertir en China antes, ahora lo dudan mucho menos, dijo Thomas Stiebel, socio del despacho internacional Quarles and Brady.

"Siempre hubo cierto escepticismo en torno a China. Nadie creía en verdad que China se estuviera convirtiendo en un centro de crecimiento económico", dijo. "Pero con China saliendo de la recesión con la fuerza con la que hizo, el mundo supo que China hablaba en serio".

La economía de Estados Unidos sigue siendo tres veces más grande que la de China, pero a la velocidad a la que crece, algunos economistas dicen que China podría superar a Estados Unidos en 2025.

Aunque eso puede poner en riesgo el premio mayor de los estadounidenses, eso no significa que Estados Unidos pierda terreno.

"Nuestras dos economías están muy entrelazadas", dice Ennis. "Que las dos economías prosperen es un interés mutuo".

Echar culpas

A pesar de su conexión, China y Estados Unidos no siempre se ven a los ojos, y las tensiones son particularmente fuertes ahora que se acercan las reuniones de esta semana.

Durante el último año, los líderes estadounidenses han exigido a China que permita que su moneda flote libremente contra el dólar estadounidense,quejándose de que un yuan artificialmente bajo da a los negocios chinos una ventaja injusta en el comercio internacional.

Los senadores volvieron a hacer ese llamado el lunes, presentando una legislación que impondría penalizaciones severas a los países que manipulen su moneda. 

Los negocios estadounidenses también se han quejado, pues culpan a los funcionarios chinos de no lograr aplicar leyes de propiedad intelectual y de ofrecer subsidios fuertes que dan una ventaja injusta a los exportadores chinos.  

En respuestas escritas a las preguntas del Wall Street Journal y del Washington Post publicadas el lunes, Hu se apresuró en defender el yuan, pero también se concentró en fortalecer sus lazos con Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Ambos podemos beneficiarnos de una relación próspera entre Estados Unidos y China, las confrontaciones nos perjudicarían", escribió. 

Pero estas riñas no son diferencias irreconciliables, pues ambos países admiten que necesitan uno del otro. Quizás por eso veremos fotografías de apretones de manos esta semana, y no tanto diálogos donde se ‘echan culpas'.

Ahora ve
¿Quién pagará los honorarios de los abogados de ‘El Chapo’?
No te pierdas
×