Informe de Obama: ‘Back to the Future’

El presidente de EU tiene un gran reto en mente: reavivar la competitividad, dice Amy Glover; en su discurso del martes en la noche enfocó todos los temas para destacar este concepto.
Barack Obama  (Foto: AP)
Amy Glover*
CIUDAD DE MÉXICO -

"El futuro es nuestro para ganar, pero para llegar no podemos quedarnos parados."

Los estadounidenses esperan ganar casi siempre, es la derrota lo que les sorprende.  Así mismo, los retos económicos en años recientes han sacudido a una población que apenas puede creer que la tasa de desempleo ronda por el 9%. El título del informe del presidente Barack Obama ("Ganar el futuro") juega justamente con la idea de recuperar la gloria perdida y promover el optimismo.  En este sentido, anoche Obama estuvo en su mero mole, ya que es un orador ejemplar que domina el lenguaje de la esperanza.  Lo innovador es el enfoque que propone. El presidente Obama se encuentra a la mitad de su mandato y  finalmente ha decidido incluir en su estrategia a un grupo clave que en gran medida ignoraba al principio de su mandato: el sector empresarial.

De hecho, el cambio más profundo que se detecta en el discurso de Obama se anunció con anticipación en semanas recientes. Obama invitó a William Daley, un hombre de negocios de Chicago que viene de una familia política de mucho peso, a servir como su Coordinador de Asesores en la Casa Blanca. Adicionalmente, Obama designó a Jeffrey Immlet, Presidente de General Electric, como líder de un grupo de trabajo enfocado a mejorar la competitividad del país.  

Obama ágilmente utilizó algunos temas que ha promovido el Partido Republicano, como la eliminación de la burocracia gubernamental, argumentando que "no podemos ganar el futuro con un Gobierno del pasado."  Para impulsar la inversión, Obama propuso una reducción de los impuestos corporativos, algo que los Republicanos seguramente apoyarán, pero al mismo tiempo argumentó que ya no es posible justificar los recortes de impuestos para millonarios que se implementaron durante la presidencia de George Bush.

Obama también insertó al mundo en el discurso nacional estadounidense - y no en el contexto de una guerra - al recordarle a la población que para dinamizar a la economía doméstica será necesario vender más al mundo. 

Este cambio de enfoque podría ser una buena noticia para México si lo sabemos  aprovechar.  México es un socio comercial estratégico para EU y es importante que tanto el gobierno como el sector privado mexicano logren transmitirle a la administración Obama la importancia del país para lograr las metas del vecino.  Sin duda México es una pieza clave para poder exportar a terceros mercados. Hay que promover políticas que profundicen la integración entre las economías de América del Norte - México, Estados Unidos y Canadá - para poder competir con otras regiones del mundo y generar mayor crecimiento económico.  Muchas industrias ya operan a nivel regional - la industria automotriz es un claro ejemplo - y hay que implementar políticas para mejorar el clima de negocios en ambos lados de la frontera.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El futuro político de Obama depende del éxito del plan de competitividad que delineó anoche y de su capacidad de negociar con los republicanos en el Congreso.  Como siempre dijo el ex presidente Bill Clinton, "es la economía, estúpido" y cuando un presidente no logra resultados en ese ámbito el electorado casi siempre opta por cambios de liderazgo.  La buena noticia es que Obama está reconociendo que para generar un mayor crecimiento se requiere impulsar reformas de largo alcance para poder "ganar" el futuro con un amplio margen.  

*El autor es analista política y miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×