El crudo ensombrece ganancias en Bolsa

Un aumento constante y permanente en petroprecios limita ganancias en el mercado, dicen analistas; en el corto plazo ubican al IPC en 36,000 puntos, pero aún puede dar rendimientos de 20% en 2011.
inversiones acciones mercados bolsas JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los elevados precios del petróleo han generado temor entre los inversionistas, que empiezan a descontar un posible circulo vicioso cuyo efecto afectaría sus ganancias.

Por un escenario internacional adverso la volatilidad va a continuar, y llevará al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), a consolidar sobre niveles de 36,500 a 36,000 puntos, aunque para algunas empresas el ajuste será mayor al que tenga el mercado.

Mayores alzas en petroprecios suben el costo de la gasolina, lo que a su vez genera presiones inflacionarias que adelantarían el alza en las tasas de interés y afectaría, en consecuencia, el incipiente crecimiento económico mundial. No es el mejor escenario para las Bolsas de Valores, coinciden analistas bursátiles.

Hay dos nubarrones que los inversionistas deben considerar si quieren invertir dinero nuevo. El primero es un asunto técnico. En 10 de las últimas 11 semanas los mercados accionarios han visto ganancias, lo que es inusual, desde un punto de vista histórico, mantener esa clase de avances sin interrupción, dice Carlos Ponce, director general Adjunto de Análisis de Ixe Grupo Financiero.

El segundo, y de manera más importante, es el costo que implica un aumento en la gasolina. Por el conflicto en Medio Oriente y norte de África, los precios internacionales del petróleo se ubican por arriba de 100 dólares e históricamente, mayores precios del combustible tienen un efecto de deterioro en el gasto del consumidor.

"Los mercados financieros siempre se adelantan a la economía. Las Bolsas de Valores vienen reaccionando a escenarios probables, cuyo verdadero impacto económico dependerá de la permanencia, en tiempo y magnitud de los mismos".

La inflación es un tema que preocupa a los inversionistas, y este escenario está siendo descontado por los mercados, agrega Carlos González Tabares, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex Grupo Financiero.

"Preocupa que los precios del petróleo se mantengan arriba por un tiempo prolongado y que ello repercuta en mayores presiones inflacionarias. Y si es así, llevaría a los bancos centrales a subir las tasas de interés antes de lo planeado y esto no ayudaría a la recuperación económica. Esto ha generado que los mercados accionarios enfrenten hoy en día esta volatilidad e incertidumbre".

Hay opiniones encontradas respecto al conflicto en Medio Oriente. Por un lado, están quienes ven estos eventos de forma temporal, coyuntural, y que todo regresará a la normalidad en unas cuantas semanas.

 Otros mencionan que la incertidumbre podría mantenerse  y en la medida en que sea duradera afectaría más al entorno global. Y "estas opiniones, un tanto encontradas, genera volatilidad sobre todo si se toma en cuenta que después del fuerte rally que traían los mercados se antoja que mantengan un periodo de consolidación", resalta González Tabares.

No obstante, aún se mantiene el estimado de crecimiento para el IPC de 43,000 a 44,000 puntos al cierre de año. "Lo que da una idea de la expectativa de rendimiento, de cerca de 20%, sobre los niveles actuales que pudieran verse interesantes. Diría que la volatilidad actual incluso podría ser aprovechada para tomar posiciones pensando sobre todo en un horizonte de más largo plazo".

Los mercados están descontando un escenario incierto y "precisamente la incertidumbre es el peor de los venenos para las Bolsas", indica Gerardo Copca, director de la firma de consultoría económica MetAnálisis.

"El nivel al que se ajusten va a depender, en mucho, de cómo evolucione el conflicto en Oriente Medio y el impacto que siga teniendo en los precios del petróleo. Si llegan a subir más de 100 dólares por barril, y se mantienen elevados, sí habría problemas de inflación y mientras ese escenario se materializa o no, el IPC fluctuará entre 36,000 y 37,000 puntos; en caso de un ajuste mayor caería hacia 35,600 unidades".

Estos altibajos que tiene el mercado mexicano no permiten generar utilidades interesantes para los inversionistas, pero "esperamos que en algún momento los hagan de lado y se concentran en datos económicos positivos; siempre y cuando no caigamos en un proceso de inflación acelerada por el alza en los precios del petróleo".

Si este incremento se traslada a los precios de los combustibles (gasolina, turbosina, diesel) subiría el costo de todos los transportes, lo cual se reflejaría en el bolsillo del consumidor. "No es como las empresas, que si suben los insumos o energéticos en algunos casos pueden reducir márgenes y absorber esos costos, en el caso del transporte no porque sus márgenes son reducidos".

Ahora ve
Nuevo fiscal de Venezuela acusa a Luisa Ortega de irregularidades
No te pierdas
×