China suaviza requisitos a los bancos

El Gobierno retiró los requerimientos de reservas impuestos a las entidades financieras; el Banco Central está cada vez más confiado en su capacidad de manejar el crecimiento del crédito.
dinero-billete-yuan-china-AP.jpg  (Foto: AP)
PEKÍN (CNN) -

China puso fin a los requerimientos de reservas de castigo impuestos a varios bancos después de que redujeran sus préstamos, dijeron dos fuentes a Reuters el martes, una señal de éxito en una parte crucial de la campaña del Gobierno para controlar la inflación. La medida no significa de ninguna forma que el Banco Central esté aflojando su política monetaria, más bien sugiere que está cada vez más confiado en su capacidad de manejar el crecimiento del crédito y, por lo tanto, las presiones de precios sobre la economía china, comentaron analistas.

El término de este encaje punitivo se produce después de reportes en un medio oficial de que el total de préstamos nuevos en febrero fue inferior a los 600,000 millones de yuanes, una cifra sorpresivamente baja.

Tras una dura lucha por controlar a los prestamistas rebeldes en los últimos dos años, Beijing comenzó a ajustar los niveles de reservas obligatorias -la porción de depósitos que deben mantener en el Banco Central- de manera igualitaria como una forma de mantenerlos alineados.

Formalmente conocidos como "ratios dinámicos diferenciados de reservas requeridas", el Banco Central utilizó esta nueva herramienta política a comienzos de este año, para castigar a más de 40 bancos pequeños que habían sido particularmente derrochadores, según el medio oficial.

Al retirar al menos una parte de estos incrementos en los requerimientos de reservas, el Banco Central está demostrando su disposición a ser más flexible y a reaccionar rápidamente para cambiar las condiciones crediticias.

"Si el ritmo de préstamos es razonable, y los indicadores como el ratio de adecuación de capital son normales, entonces es natural disminuir los requerimientos de reservas", expresó una fuente a Reuters.

Al restringir la capacidad de los bancos para prestar dinero mediante un alza del encaje, Pekín ha estado apuntando a frenar el ritmo de crecimiento del circulante, que ha mantenido a la inflación en torno a sus mayores niveles en más de dos años.

China ha aumentado los requerimientos de reservas para todos los bancos en dos oportunidades este año, aunque el encaje dinámico diferenciado fue el más aplicado.

El Banco Central ha dicho que podría revertir este encaje punitivo una vez que los bancos estén de acuerdo con los lineamientos oficiales de préstamo y capital.

En este caso, el factor más importante parece haber sido la inesperada baja en el volumen de préstamos de las últimas semanas.

Los bancos chinos extendieron menos de 600,000 millones de yuanes (91,000 millones de dólares) en préstamos nuevos en febrero, reportó un medio oficial la semana pasada. Los economistas encuestados por Reuters pronosticaron nuevos préstamos por 650,000 millones de yuanes.

Febrero podría ser el segundo mes consecutivo en que el préstamo bancario se ubica por debajo de la expectativa del mercado.

Los economistas aún esperan que China continúe elevando el encaje, una herramienta esencial para eliminar el exceso de efectivo de la economía, que emana del gran superávit comercial.

 

 

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×