Japón ‘metaliza’ sueño de industriales

Expertos prevén que la reconstrucción de infraestructura del país subirá la demanda de metales; estiman que los precios del cobre, aluminio y acero aumenten cuando los trabajos empiecen.
japon  (Foto: Photos to go)
LONDRES (CNN) -

La reconstrucción de la infraestructura y fortalecer los sistemas de defensa contra los desastres naturales aumentará la demanda por metales industriales de Japón, pero llevará un tiempo. El estancamiento de la actividad industrial, la falta de energía que ha interrumpido la producción industrial y las operaciones en las fundiciones de cobre y aluminio y en refinerías, es probable que erosionen la demanda antes.

"El esfuerzo de reconstrucción involucrará el uso de una amplia gama de diferentes metales -aluminio y acero, en particular- que también probablemente ayudará a los precios del cobre", dijo Christin Tuxen, analista de Danske. "Es probable que eso demore unos meses, tal vez un año o dos", agregó.

El terremoto y posterior tsunami han paralizado carreteras, ferrocarriles y puertos en gran parte del noreste de Japón.

Japón, el tercer consumidor mundial de materias primas, no produce muchos productos sin refinar, pero importa minerales en bruto para transformarlos en metales refinados. Su producción de cobre refinado fue de cerca de 1.52 millones de toneladas en el último año fiscal, un 7% de la producción mundial.

Las estimaciones del impacto económico están apenas comenzando ahora, pero una vez que arranque la reconstrucción tanto la demanda como los precios de los metales podrían escalar.

"Una vez que se metan en la fase de reconstrucción (el mercado) será alcista porque, obviamente, tienen que cambiar todas las estructuras", dijo Lars Steffenson, director gerente de Ebullio Capital Management.

El referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres cerró el lunes a 9.195 dólares la tonelada desde 9.190 dólares al cierre del viernes, cuando el metal industrial tocó un mínimo de tres meses de 8.992 dólares la tonelada, luego del terremoto.

"A corto plazo, será muy negativo, porque estamos viendo una gran cantidad de productores y fabricantes de automóviles (que usan aluminio) detener la producción", dijo Tuxen.

Toyota Motor dijo que suspendería la producción en todas sus fábricas de automóviles nacionales hasta por lo menos el 16 de marzo, de unos 40,000 vehículos. Honda dijo que sus plantas en Japón se mantendrán cerradas hasta el 20 de marzo.

Pero una vez que la actividad industrial aumente, los precios de la electricidad podrían subir también y trasladarse a los costos de producción.

El terremoto recortó los suministros de energía nuclear en unos  9,700 megavatios, o cerca de un quinto de la capacidad, por lo que está previsto que el país asiático importe gas natural licuado y combustibles de bajo azufre para compensar el déficit.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La parada de producción inducida por cortes de energía podría ser temporal, pero la interrupción causada por daños logísticos y de infraestructura podría tomar más tiempo repararlo, lo que en definitiva significan una mayor demanda por metales industriales.

"Si se tiene que hacer mucha reconstrucción se va a requerir cobre", dijo Stephen Briggs, analista de BNP Paribas.

Ahora ve
Estos perros robots quieren ser tu próxima mascota
No te pierdas
×