Irlanda quiere compartir pérdidas

El país busca obligar a los acreedores extranjeros de sus bonos a repartir sus saldos negativos; sin embargo, es improbable que se aplique la medida porque Irlanda depende de la ayuda dell BCE.
banco central irlanda rescate crisis europa ue fmi  (Foto: AP)
DUBLÍN (AP) -

Irlanda quiere obligar a los acreedores extranjeros de sus bonos soberanos a compartir las pérdidas causadas por su crisis bancaria pero no puede hacerlo porque depende totalmente de la ayuda del Banco Central Europeo, que vetó dicha medida, reconoció el viernes el ministro de Hacienda Michael Noonan. El monto del rescate bancario irlandés aumentó oficialmente el jueves en 24,000 millones hasta alcanzar 70,500 millones de euros (100,000 millones de dólares) dentro de las nuevas pruebas de solvencia ordenadas por el BCE. Tras ello, Irlanda anunció que reducirá el sector bancario, mayormente nacionalizado, a sólo dos instituciones: Bank of Ireland y Allied Irish Banks.

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor's dijo al día siguiente que las presunciones de las pruebas de solvencia fueron robustas, que ha pasado lo peor y que la economía se encuentra ahora en vías de recuperarse gradualmente.

Aunque redujo la calidad crediticia irlandesa un peldaño, citando los crecientes riesgos que encaran los tenedores de bonos bajo las nuevas normas de la UE que entrarán en vigencia el 2013, cree que el país se recuperará con mayor rapidez que Grecia o Portugal, los otros dos países europeos con mayor nivel de endeudamiento. Agregó que no cree necesarias más reducciones a corto plazo, para alivio del gobierno irlandés.

Como era de esperar, las acciones de ambos bancos subieron el viernes en la bolsa de valores irlandesa, mientras que las del único otro banco de Irlanda cotizado en bolsa, el Irish Life & Permanent, cayó a un nivel récord. Este último será dividido, y sus unidades rentables de pensiones e inversiones serán sacadas a remate público.

Noonan anunció que Irlanda piensa declarar como pérdidas por lo menos 5,000 millones de euros (7,000 millones de dólares) en sus bonos bancarios dentro del plan de rescate.

Empero, reconoció que le gustaría decretar por perdidos muchos miles de millones más en bonos preferentes -adquiridos principalmente por bancos de Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania-, pero la idea fue vetada por la mayoría de los gobernadores del BCE durante unas negociaciones que se prolongaron justo hasta el anuncio del jueves.

Noonan dijo que Irlanda no actuará unilateralmente contra las órdenes del BCE, que junto con la Comisión Europea se ha opuesto a obligar a los tenedores de bonos preferentes a compartir las pérdidas ocurridas desde que estalló la crisis bancaria irlandesa en el 2008. Los directivos de las finanzas europeas establecieron la protección de los tenedores de bonos preferentes como condición de aprobar el rescate en noviembre pactado con el anterior gobierno de Dublín, que perdió el poder hace tres semanas ante la indignación popular por las condiciones del acuerdo.

Poco antes del cierre de la bolsa de Dublín, el Bank of Ireland subía 40% a 0.31 euros (0.44 dólares), Allied Irish 16% a 0.22 euros (0.31 dólares) y Irish Life & Permanent cayó a niveles récord de 0.11 euros antes de repuntar a 0.18 euros (0.25 dólares), una contracción del 54% en la jornada.

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×