Crecimiento del empleo: temible monstruo

Algunos agentes económicos están más preocupados por la política de la Fed que por la economía; olvidan que mayor empleo es igual a más gente gastando en beneficio de las empresas.
Ben bernanke  (Foto: CNN)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Suele haber una lógica perversa sobre cómo manejan los inversionistas las noticias sobre el mercado laboral. Las compañías que anuncian despidos suelen ser recompensadas por Wall Street, bajo la noción de que menos empleados se traducen en costos más bajos y ganancias más altas.

Y cuando se trata de las cruciales cifras de empleo mensual del gobierno, muchos comerciantes temen más por la influencia que tendrá la información laboral sobre las políticas monetarias de la Reserva Federal, que lo que esto significa para el hombre o mujer promedio que intenta encontrar trabajo.

Un ejemplo es lo que ocurrió el miércoles. El procesador de nóminas ADP anunció que se crearían 201,000 empleos en el sector privado en marzo. Esto es bueno pero no estupendo, y también fue algo ligeramente por debajo de las predicciones.

Pero las acciones aumentaron el miércoles, en parte debido a la noción de que estas cifras dan a la Fed un escenario de 'Ricitos de Oro', donde puede justificar mantener las tasas bajas por mucho más tiempo.

Dicho en otras palabras: eso es absurdo. La economía y el mercado de acciones estarían mucho mejor si el crecimiento laboral realmente comienza a recuperarse de una forma mucho más significativa.

Si el gobierno dice que se crearon más de 250,000 empleos en marzo (el estimado consensual de los economistas sondeados por CNNMoney es de un incremento de 180,000), esa es la causa de celebración, no de preocupación.

Barry Ritholtz, presidente ejecutivo de Fusion IQ, una compañía de investigación con base en Nueva York, podría preocuparse de que una cifra laboral fuerte implique que la Fed sea menos propensa a lanzar otra ronda de compra de bonos, después de que el llamado plan QE2 (segunda ronda de ajuste cuantitativo) termine en junio.  

Pero Ritholtz se refirió a aquellos que toman esa visión como "demonios de los bonos" que están más preocupados por "lo que está bien para las cuentas y no para el país".

"Las malas noticias y las buenas noticias son algo bueno. Si las cifras laborales son decepcionantes, la gente no debería celebrar que habrá otra ronda de QE", dijo. "Una buena cifra laboral es buena para el gasto del consumidor y para las ganancias".

Quizá crees que la mayoría de los inversionistas se darían cuenta de que esto es cierto. Más gente trabajando es igual a más gente gastando, lo que a su vez equivale a una economía más fuerte y sana. Los objetivos de Wall Street y de Main Street no deben contradecirse entre sí.

Pero infortunadamente, muchos inversionistas están ciegamente concentrados en las altas y bajas a corto plazo de las acciones y de los bonos, como para adoptar una visión a un plazo más amplio.

Algunas personas temen que la única razón por la que el mercado (y hasta cierto grado, la economía) se ha mantenido bien como lo ha hecho en los últimos meses, es gracias a las políticas de dinero fácil de la Reserva Federal.

Por eso es un misterio saber sobre cómo interpretarán los inversionistas las cifras laborales de marzo. Hay un sector que piensa que una cifra laboral robusta sería algo negativo, porque puede propiciar que ya no haya un ajuste cuantitativo por parte de la Fed. 

Pero otro grupo -incluyendo a miembros de la Fed como el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, y el presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, cree que el banco central debe temerle más a la inflación.

Su argumento es que la Fed no sólo debería terminar cualquier debate sobre la compra de más bonos; también debería considerar elevar las tasas de interés pronto.

"Lo que realmente es complejo es que hay dos opiniones divergentes", dijo Dan Cook, presidente ejecutivo de IG Markets, una correduría en Chicago. "Algunas personas hablan sobre la necesidad de un QE3, pero otros dicen que la Fed tiene que reducir el QE2 antes de que termine".

Cook dijo que, incluso si las cifras laborales son mejores que las predicciones, es poco posible que sean tan fuertes como para propiciar que la Fed haga algo drástico en los próximos meses.

Sí, la tasa de desempleo se redujo pronunciadamente, pero incluso si cae un poco desde el nivel de 8.9% de febrero, seguiría siendo relativamente alta según estándares históricos.

"Es difícil saber si el mercado laboral es bueno en este momento", dijo Cook.

Así que los inversionistas no deberían volverse locos y especular sobre lo que podría hacer la Fed exclusivamente según las cifras laborales.

La Fed presta más atención a las tendencias a largo plazo, en contraste con los informes monetarios individuales. Y también hay otras partes de la economía que son tan débiles, que la Fed y los inversionistas no pueden ignorarlas, como el mercado de las viviendas

"Es absurdo temer porque los empleos sean demasiado buenos", dijo Rex Macey, director de inversión en Wilmington Trust Investment Management, en Atlanta. "Es una cifra, y dadas todas las revisiones que suelen ocurrir y debido a otros informes económicos, sería una locura pensar que una cifra mensual cambiará las políticas de la Fed".

Finalmente, los inversionistas que quieran ver un QE3 (y quizás un QE4 y un QE5) deberán enfrentar los hechos y darse cuenta de que el mercado no puede seguir siendo adicto por siempre a las tasas bajas.

Si la economía realmente está mejorando, la Fed tiene que elevar las tasas. Y no sería el fin del mundo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Hay que aceptarlo: la Fed va a tensarse algún día", dijo Macey.

-- Las opiniones expresadas en esta nota son sólo las de Paul R. Además de Time Warner, compañía madre de CNNMoney, y Abbott Laboratories, La Monica no tiene posiciones en ninguna acción individual.

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×