Carstens ‘frena’ el optimismo económico

El gobernador del Banxico dijo que el panorama externo se encuentra lleno de fenómenos inquietantes; Agustín Carstens enumeró seis factores que ponen en riesgo el crecimiento del PIB de México.
carstens  (Foto: Notimex)
Isabel Mayoral Jiménez y Genaro Mejía / Enviados
ACAPULCO, Guerrero (CNNExpansión) -

Pese a que las perspectivas económicas de México para éste y el próximo año son favorables, el panorama externo se encuentra lleno de "fenómenos inquietantes", lo que obliga a las autoridades a "atemperar el optimismo con la cautela", advirtió este jueves el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens. "Las perspectivas para 2011 en lo que respecta a la inflación y al crecimiento económico son favorables, aunque no están exentas de riesgos", dijo el gobernador del Banco Central durante la sesión inaugural de la 74 Convención Bancaria.

Recordó que hace un año, en la edición anterior del evento, pidió cautela ante los hechos inusitados en los mercados internacionales. Hoy, "esos fenómenos inquietantes persisten" y según Carstens, son seis.

El primero es la elevada vulnerabilidad fiscal en varias de las economías desarrolladas; el segundo, la postura monetaria extremadamente laxa de Bancos Centrales de economías avanzadas, la cual no es sostenible por los riesgos inflacionarios en la economía mundial y porque una corrección brusca de esa postura podría conducir a un ajuste brusco de las tasas de interés, reducción de capitales en economías emergentes y turbulencia en los mercados financieros.

Un tercer fenómeno son los desequilibrios globales que se han agudizado, afectando las perspectivas de crecimiento de la economía mundial. El cuarto, la gran incertidumbre sobre si la recuperación de los países desarrollados, en especial Estados Unidos, será sostenible una vez que se retiren los estímulos fiscales y monetarios.

Un quinto factor lo circunscribió a las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y África del Norte, además del desastre en Japón y la debilidad de los sistemas financieros de algunos países de Europa.

Finalmente, el gobernador de Banxico dijo que el sexto fenómeno es la fuerte expansión del gasto en algunos países emergentes, que puede generar presiones inflacionarias adicionales.

"Todo esto configura un entorno externo nada cómodo que conjuga perspectivas de persistente debilidad en las economías desarrolladas, con amenazas de inflación y sobrecalentamiento en economías emergentes", dijo.

Con relación a las perspectivas de la economía mexicana, Carstens aseguró que en el corto plazo no ve presiones inflacionarias elevadas que lleven al Banco Central a modificar la actual política monetaria, pero no descartó una intervención si comienzan a afectarse las expectativas de inflación.

"La economía mexicana aún tiene holgura para crecer como lo hace actualmente sin afectar la inflación", dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Respecto al papel que debe jugar la banca en el desarrollo económico del país, el gobernador del Banco Central mexicano explicó que después de dos años de tasas negativas de crédito, apenas al cierre de 2010 se comenzó a revertir esta tendencia.

Por eso pidió a los banqueros "no desperdiciar esta oportunidad", pues están dadas todas las condiciones para que la banca contribuya al desarrollo del país.

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×