Fed de Dallas pide evitar nuevo estímulo

El Banco Central se plantea finalizar el apoyo de 600,000 mdd para evitar presiones inflacionarias; Richard Fisher considera que la entidad de EU requiere normalizar la situación del mercado.
billetes-dinero-dolares-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
CHICAGO (CNN) -

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) podría necesitar poner fin anticipadamente a su programa de compras de bonos por 600,000 millones de dólares y retirar liquidez de una manera oportuna para evitar que se acumulen presiones de inflación, dijo un alto funcionario de la Fed.

Al advertir de crecientes presiones inflacionarias en el extranjero y de "desagradables" datos de inflación en Estados Unidos por salir, el presidente de la Fed de Dallas, Richard Fisher, instó este viernes al Banco Central a que deje de "rebasar la jarra" con mas política expansiva.

Fisher, un autoproclamado duro contra la inflación, respaldó la primera ronda de compra de activos de la Fed en el 2009 para ayudar a la economía sumida en la recesión. Se opuso a la segunda ronda de alivio cuantitativo, pero prestó su apoyo al programa una vez que comenzó, y hasta ahora había dicho que esperaba que se cumpla de acuerdo a lo previsto, hasta junio.

"Ninguna cantidad de más expansión de la Fed sería buena, bien sea prolongando o 'disminuyendo' el volumen de compras de bonos del Tesoro más allá de junio o agregando otra porción a gran escala de compras", dijo Fisher en comentarios preparados para pronunciar ante la Sociedad de Editores y Escritores de Negocios de Estados Unidos.

"De hecho, bien podría ser que comencemos a considerar recortar lo que resta del segundo alivio cuantitativo", dijo Fisher, que este año tiene poder de voto en el comité de la Fed que fija la política monetaria.

"Justo cuando presionamos para hacer nuestros deberes mediante medidas exigentes y extraordinarias, debemos ahora disciplinarnos a nosotros mismos para una persistente normalización de nuestras operaciones de una manera oportuna", dijo.

Fisher y otro puñado de funcionarios duros de la Fed contra la inflación han hecho ruido en semanas recientes para que el Banco Central detecte las señales de una incipiente inflación y comience a pensar en subir las tasas de interés, como lo hizo el jueves pasado el Banco Central Europeo (BCE) por primera vez desde el 2008.

Pero el jefe de la Fed, Ben Bernanke, y otros miembros más blandos del comité de política monetaria de la Fed han dicho que la recuperación sigue siendo demasiado frágil como para retirar los estímulos.

La tasa de desempleo se ubicó en 8.8% en marzo y mientras la economía creció a un ritmo saludable del 3.1% en el cuarto trimestre del 2010, ese avance no es lo suficiente fuerte como para compensar las fuertes pérdidas que dejó la recesión.

El alto desempleo y un contenido crecimiento salarial sugieren que las presiones inflacionarias podrían ser transitorias, dijo Fisher este viernes, pero la Fed no debería correr el riesgo de agravar estas presiones agregando más liquidez o fracasando en retirar "de una manera oportuna lo que ya suministró en abundancia".

Ahora ve
Kim Jong Un parece distanciarse del plan de lanzar misiles en Guam
No te pierdas
×