México en ‘jaque’ por deuda fiscal de EU

Reducir su presupuesto acotará el crecimiento de la economía estadounidense, dicen economistas. por cada punto que baje el PIB de EU, el de México lo hará entre 0.80 y 1 punto porcentual, dicen.
dolares billetes  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El optimismo del gobierno mexicano, en materia de crecimiento económico, puede venirse abajo si Estados Unidos no logra contener su elevado déficit fiscal y opta por aplicar medidas restrictivas que acoten su aún endeble expansión.

Al tiempo que el FMI advirtió que el déficit de Estados Unidos se encaminaba a alcanzar el 10.8% del PIB de este año, líderes financieros del mundo reprendieron, el fin de semana pasado en Washington, a EU por no hacer lo suficiente para reducir su excesivo gasto y advirtieron que las tensiones fiscales en los países ricos amenazan la recuperación global.

En sintonía con esta situación, la agencia Standard & Poor's alertó por la deuda de EU y este lunes revisó la perspectiva de la deuda estadounidense al pasarla a "negativo" desde "estable", argumentando que el país posee un déficit presupuestario elevado con relación a otros países que tienen la misma nota crediticia.

Si el Congreso estadounidense pide al presidente Barack Obama ser más austero, eso implicará el retiro de los estímulos antes de tiempo, lo que a su vez limitaría el crecimiento económico en ese país y, consecuentemente, las posibilidades de expansión de la economía mexicana, coinciden en mencionar los economistas Eduardo Ávila, de Monex Grupo Financiero, y Alfredo Coutiño, de Moody´s Analytics.

México por estar atado a la economía de EU, resulta directamente afectado por una política monetaria más estricta en EU. Por cada punto que baje el PIB estadounidense, el mexicano lo hará entre 0.80 y 1 punto porcentual, destacan los especialistas.

No obstante, el subsecretario de Hacienda, Gerardo Rodríguez, ha dicho que la mayor competitividad de México en los mercados globales de exportación da al país una protección contra cualquier potencial desaceleración de la economía estadounidense.

Los economistas descartan por ahora una crisis fiscal, que amenace la recuperación económica mundial, pero si el Gobierno de EU decide atajar pronto este problema subiría no sólo las tasas de interés, sino que también tendría políticas de crecimiento al gasto muy acotadas y si eso mejora sus finanzas públicas será a costa de crecimiento económico y eso pegará a la economía mexicana, mencionan.

Altas reservas internacionales, déficit controlado y baja inflación son buenas noticias para un país como México, porque de alguna manera mantienen a la economía saludable, dice Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

Sin embargo, "no la inmuniza contra una desaceleración de la economía de EU y ese es el gran problema" y explica que la economía mexicana no cuenta con flexibilidad para contrarrestar el efecto de una desaceleración en EU.

"El poder contra-cíclico de la política fiscal, se lo da un mayor ahorro, pero en los últimos años el Gobierno mexicano no ha ahorrado recursos suficientes y no sólo por mayores ingresos extraordinarios del petróleo sino que su gasto público ha creciendo a tasas menores de lo que aumenta el Producto potencial de la economía y eso no le permite contrarrestar los efectos de una desaceleración económica en EU".

De hecho, agrega, el Fondo de estabilización registra un monto de 18,545.5 millones de pesos en el primer bimestre de 2011, 17.2% menor en términos reales con relación al miso periodo de 2010. "Como no controla el gasto público, las cuentas públicas están en déficit, entonces no hay ahorro público por el lado de las cuentas fiscales más que por el lado de ingresos petroleros que siguen siendo bajos".

Por ejemplo, en el fondo de recursos del cobre Chile ha ahorrado 12,880 millones de dólares mientras que México 1,500 millones de dólares, aproximadamente y "la economía chilena es un tercio de la mexicana".

Estados Unidos tiene un grave problema enfrente. Por un lado, tiene que impulsar su crecimiento económico y, por otro, bajar su presión en las finanzas públicas, pero "realmente una cosa puede afectar a la otra y lo hemos visto en los países europeos que están haciendo planes de austeridad, recortes  al gasto y esto eventualmente les quitará puntos de crecimiento en el mediano plazo", agrega Ávila, subdirector de Análisis de Monex.

EU puede caer en un problema de menor crecimiento en el mediano plazo, para evitar una degradación crediticia a través de ajustes presupuestales y programas de austeridad, lo cual tendría un costo en términos de recuperación y empleo.

Esto afectará en el tipo de recuperación que México pueda tener, porque de los mercados emergentes  es el que más atado está a la economía de EU.

Ahora ve
Se parece a Donald Trump, pero es una gallina
No te pierdas
×