Fed, lista para combatir la inflación

La Reserva Federal está preparada para subir tasas de interés ante la presión de los precios; sin embargo, los miembros de la entidad descartan un ajuste monetario inminente.
La Reserva Federal esperará un panorama más positivo.
Sin cambios  La Reserva Federal esperará un panorama más positivo.  (Foto: Reuters)
LAS CRUCES, EU (CNN) -

La inflación en Estados Unidos permanece bajo control, a pesar del alza del precio del petróleo, pero la Reserva Federal está lista para subir las tasas de interés si las presiones de los precios parecen salirse de las manos, aseguraron el miércoles miembros de la Fed. John Williams, dijo en su primer discurso como presidente de la Fed de San Francisco que el reciente incremento de los precios de las materias primas probablemente será transitorio.

"Hoy la economía se enfrenta a muchas dificultades, pero no creo que una inflación galopante sea una de ellas", dijo Williams, agregando que no prejuzgaría la posible necesidad de una compra adicional de bonos en el futuro.

En respuesta a la evidente debilidad económica del verano boreal pasado, la Fed lanzó en noviembre un programa de compra de bonos del Tesoro por 600,000 millones de dólares, con el objetivo de mantener en un nivel bajo los costos del endeudamiento y de apoyar la economía.

En tanto Eric Rosengren, presidente de la Fed de Boston y uno de los miembros de la entidad con derecho a voto este año en el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por su sigla en inglés), estimó que un retorno a la inflación de la década de 1970 era poco probable.

El funcionario estimó que un contenido aumento de los salarios y el alto desempleo están ayudando a frenar cierto impacto inflacionario de mayores costos de los alimentos y la energía, al mantener bajo controla las expectativas inflacionarias de los consumidores.

"Deberíamos esperar que el impacto sobre la inflación sea transitorio, y que la inflación total converja hacia la inflación subyacente, que permanece bien por debajo del 2%", dijo.

Por su parte, el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, dijo que no ve que un ajuste monetario sea inminente.

"Es demasiado prematuro anticipar si va a ocurrir inmediatamente", declaró.

El orden y el ritmo de de las medidas que la Fed tome cuando sea hora de revertir su política monetaria ultra laxa dependerá de las condiciones económicas en el momento, agregó Lockhart.

El índice de precios al consumidor en Estados Unidos trepó 2.7% en el año a marzo. Pero el denominado IPC subyacente, que excluye los costos volátiles de los alimentos y la energía y es una medida de la tendencia de los precios subyacentes, avanzó sólo 1.2%. La meta informal de la Fed es de 2%.

Sin embargo, no todos los miembros de la Fed son igualmente blandos en materia inflacionaria. Richard Fisher, presidente de la Fed de Dallas, conocido por ser estricto en esta materia, expresó sus preocupaciones con respecto al alza de los precios.

"Las cifras de (inflación) principal se han puesto un poco robustas", dijo a periodistas tras un discurso. "Debemos vigilar con atención" cómo se desenvuelven las expectativas de inflación.

El funcionario sostuvo que la recuperación económica estadounidense se había mantenido muy resistente frente al duro clima invernal y a las alzas en los precios de la energía que han golpeado los presupuestos de los consumidores.

En esa línea, estimó que la economía ganaría velocidad tras crecer un magro 1.8% en el primer trimestre.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Una serie de indicadores más oportunos sugieren que el crecimiento económico probablemente repuntará en los próximos meses", dijo Fisher.

"Si resultara ser necesario para contrarrestar las presiones inflacionarias, estaría entre los primeros en abogar por el retiro de algunos de los estímulos que hemos provisto", agregó Fisher.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×