El nerviosismo ‘tambalea’ a los mercados

Los inversionistas reaccionan más al temor de una menor liquidez que a un lento dinamismo de EU; mientras sigan arribando los capitales a México, el peso se mantendrá fuerte, aseguran analistas.
inversion4  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las condiciones financieras laxas que implementaron algunos bancos centrales explican la fuerte volatilidad que han registrado los mercados financieros en los últimos días y no tanto el temor de un menor crecimiento económico en Estados Unidos, coinciden analistas.

La volatilidad que han registrado los mercados, tiene que ver más con un cambio de percepción con respecto a las condiciones financieras tan favorables que han tenido las inversionistas, generadas estas por una postura muy laxa de las autoridades, que a los temores de una desaceleración de la economía de Estados Unidos, indica Rodolfo Campuzano, director de Análisis de Invex Grupo Financiero.

De hecho, se anticipan varias semanas difíciles para los inversionistas, en tanto se clarifica la forma en que se retirarán los estímulos monetarios.

Las acciones estadounidenses subieron este lunes debido a que los papeles relacionados con materias primas (commodities) rebotaron desde el colapso de la semana pasada, lo que ocultó dudas más profundas sobre lo que sostendrá la fortaleza del mercado en el largo plazo.

Una venta masiva en los mercados de commodities y petróleo forzó la semana pasada a los inversionistas a salir de los activos de alto riesgo, y las acciones cerraron la semana con una baja de 1%.

Las caídas en el mercado de materias primas se produjeron al final de una temporada de ganancias decente y mientras llega a su fin el programa de compras de bonos de la Reserva Federal, lo que deja a los inversores preguntándose cuál será el catalizador que alentará más aumentos en la Bolsa.

Es posible que aún con una trayectoria de crecimiento moderadamente positiva, los inversionistas cambien su actitud con relación a los activos de riesgo si asumen que el ciclo de relajación comienza a llegar a su fin y que en el transcurso del segundo semestre se sucederán medidas adicionales de menor laxitud por parte de la Reserva Federal (Fed) y otros bancos centrales.

De este modo, Campuzano opina que se prolongaría la corrección en activos como los commodities y en algunas bolsas. Este panorama exigiría la reorientación de las inversiones hacia portafolios más diversificados y cambiaría el tono de los mercados, incluso en un ambiente de continuación de la recuperación.

El último comunicado de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) generó la percepción de que una nueva alza de sus tasas de interés podría aplazarse hasta julio, y no en junio como se había estimado inicialmente.

Tal incertidumbre provocó alteraciones en el flujo de capitales a nivel global, los cuales encontraron destino mayoritariamente en el mercado de dinero de EU, lo que motivó un incremento en la demanda de bonos de mediano y largo plazo, agrega el analista de Scotiabank, Gustavo Hernández.

El efecto agregado se tradujo en un menor nivel de rendimiento en diversos instrumentos en esa parte de la curva de tasas. Este movimiento se produjo paralelamente a nivel local, por lo que, independientemente del nivel inflacionario en México, en los últimos días el bono a 10 años ha registrado una contracción de alrededor de 10 puntos base, para ubicarse al cierre del viernes en 7.15%.

Con la continuidad en la liquidez en los mercados en el ámbito mundial y el amplio diferencial en las tasas de interés, considera que el tipo de cambio se mantendrá fortalecido por los próximos meses. Sin embargo, la marcada volatilidad continuará presente en el ánimo de los inversionistas hasta que se tenga más certidumbre de los posibles escenarios de actividad, dijo.

Dadas las condiciones del desempeño económico en los países desarrollados, es factible esperar que el 'proceso de salida' de los estímulos monetarios sea más bien gradual a pesar de que en algunos casos se advierten presiones inflacionarias, considera Análisis Santander.

Esto hace considerar que el factor de riesgo más significativo para el tipo de cambio en los próximos meses será el desempeño de la economía estadounidense.

Sin embargo, aún en condiciones de agudización de los problemas financieros en algunos países de la zona del euro y a pesar de la gravedad de los conflictos en países de Medio Oriente y del Norte de África, el peso MXN se ha fortalecido.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esto explica por el ingreso de inversión extranjera al mercado de dinero que ha sido significativo. En 2010, de acuerdo con información del Banco de México (Banxico), la tenencia de bonos M en manos de inversionistas extranjeros aumentó en 164,000 millones de pesos, tras concluir el año en casi 595,000 millones de pesos.

Tan solo de enero a abril del presente año, la entrada del capital extranjero al mercado de bonos mexicanos ha sido de 83,000 mil millones de pesos adicionales, hasta alcanzar un monto histórico de 541,077.52 millones de pesos, lo que explica la fortaleza del peso.

Ahora ve
El abrazo entre estos hermanitos enternece las redes
No te pierdas
×