OCDE recomienda subir precio a gasolinas

Subsidiar la energía es ineficiente como plan para reducir la pobreza en México, dijo el organismo; un medio eficiente para proteger a la población pobre serían transferencias focalizadas en efectivo.
gasolina  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México debe acelerar el proceso de aumento gradual de los precios de los combustibles fósiles, es decir derivados del petróleo, como la gasolina y el diesel, para eliminar los subsidios y el impacto negativo que generan al medio ambiente, recomendó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Un medio más eficiente para proteger a la población pobre sería una transferencia focalizada en efectivo, dijo el organismo en su 'Estudio Económico de México 2011', publicado este martes y en el que estimó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país será de 4.4% en 2011 y 3.8% en 2012.

El país debería establecer un mecanismo que garantice que los precios de la gasolina no se desvíen de su referente internacional y sustituir el mecanismo actual con un impuesto especial al consumo, detalló.

Entre 2005 y 2009, México gastó montos significativos en subsidios a la energía en renglones como electricidad, gasolina, diesel y gas LP que, en conjunto, sumaron más de 1.5% del PIB en promedio por año.

El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, comentó hace unas semanas que la volatilidad generada por los precios del petróleo ha desembocado en un alza del subsidio para las gasolinas de hasta 100,000 millones de pesos, una cifra equivalente a dos veces el Fondo de Reconstrucción para Infraestructura que se aprobó en el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2011.
Los subsidios a la energía son ineficientes como mecanismo para reducir la pobreza ya que gran parte es absorbida por los grupos de mayores ingresos, indicó el organismo.

Los subsidios a la energía crean incentivos para consumir más e invertir menos en eficiencia energética, reduciendo la seguridad energética y aumentando las emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual en opinión de la OCDE es incongruente con el ambicioso objetivo de México de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 50% para 2050, en comparación con los niveles de 2000. En tal estrategia no hay lugar para subsidios generalizados al uso de energía.

A pesar de los esfuerzos para aumentar gradualmente los precios de la gasolina, el diesel y el gas LP, los subsidios siguen vigentes. De hecho, es posible que aumenten aún más con el incremento en los precios internacionales de los hidrocarburos, y poco se ha hecho por eliminar los subsidios a la electricidad.

En materia de inflación, el organismo resaltó que al darse una disminución en los precios, la política monetaria está en posibilidades de apoyar la recuperación manteniendo las tasas de interés en niveles bajos en el corto plazo.

Sin embargo, el organismo advirtió que es preciso seguir su evolución cuidadosamente, ya que algunos riesgos inflacionarios han resurgido a medida que la recuperación económica se fortalece a un ritmo incluso mayor que el esperado, y mientras aumentan los precios internacionales de las materias primas.

Si el alza en los precios de las materias primas y la sólida recuperación no siguen traduciéndose en mayores expectativas inflacionarias, el Banco de México (Banxico) podría esperar para aumentar su tasa de referencia por lo menos hasta mediados de 2011, cuando se espera que la recuperación de la demanda interna sea más firme.

También, consideró recomendable que México siga fortaleciendo su marco de política para resistir mejor los choques económicos.

Una enmienda a la regla fiscal que exija acumular más activos financieros durante periodos de crecimiento económico y aumento en los precios del petróleo daría al Gobierno mexicano el margen adicional para apoyar a la economía cuando enfrente choques fuertes, dijo la OCDE.

Tomar medidas para reducir la rigidez de precios relacionada con los precios administrados y concertados y con los mercados no competitivos daría a la política monetaria más espacio de maniobra y, lo que es aún más importante, contribuiría a lograr una mejor asignación de recursos.

Mejorar la competencia y reducir las barreras de entrada a diversos mercados también fomentaría el desarrollo de un sector de servicios al consumidor más estable, atenuando así el impacto de los choques, destacó el documento.

México necesita mantener inversiones que fomenten el crecimiento y políticas sociales para acercarse a los estándares de vida promedio de la OCDE y reducir la pobreza.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por ello, debe continuar el esfuerzo significativo realizado a lo largo de los últimos años para fortalecer la recaudación tributaria, en especial con miras a lograr un sistema impositivo más eficiente y con una mayor independencia de los ingresos petroleros, dijo.

Se requiere realizar esfuerzos adicionales para eliminar los gastos fiscales ineficientes y con ello ampliar la base tributaria, aumentar los ingresos y simplificar el sistema tributario, reduciendo asimismo las oportunidades para la evasión y la elusión fiscal, señaló la OCDE.

Ahora ve
Científicos hallan en Portugal un raro tiburón calificado como ‘fósil viviente’
No te pierdas
×