Petróleo y acciones, posible divorcio

Los altos costos del crudo minan la demanda y dañan la confianza en el crecimiento económico global; gestores de fondos y analistas creen que ambos activos se moverán ahora en sentido inverso.
petroleo-crudo-AP.jpg  (Foto: AP)
LONDRES, (CNN) -

El petróleo y las acciones de las Bolsas han estado muy unidos durante gran parte de los últimos dos años, pero es probable que la relación se rompa en 2011 porque los altos costos del combustible minan la demanda y dañan la confianza en el crecimiento económico global. El próximo fin de la segunda ronda de estímulo monetario de la Reserva Federal (QE2), que ha inyectado 600,000 millones de dólares a los mercados financieros desde el año pasado, exacerbará el divorcio entre acciones y crudo, según gestores de fondos y analistas.

Además podría implicar que ambos activos pasen ahora a moverse en sentido inverso.

"Una vez que el QE2 esté fuera del camino, la oleada de dinero que ha entrado en las materias primas retrocederá y la alta correlación entre las materias primas y otros grupos de activos disminuirá", dijo Nicholas Denbow, gerente de fondos de VOC Capital Management.

El movimiento de las acciones ha tendido a seguir los bruscos giros en los precios del petróleo desde la última crisis financiera global, en la que los activos que se percibían como riesgosos fueron los primeros en caer para luego recuperarse rápidamente.

En los cinco años anteriores a la crisis, los mercados de petróleo y las Bolsas se movieron regularmente a la inversa, dado que la subida en los precios del petróleo se veía como un factor negativo para los costos de las compañías.

Pero las masivas inyecciones de liquidez en la economía global para evitar una mayor recesión han alentado a los inversionistas a tratar a las materias primas como a cualquier otra clase de activo.

Altos precios dañan demanda

Los precios del crudo ahora han trepado tanto que obligan a los consumidores a repensar su uso, lo que golpea las utilidades corporativas.

"Los inversores comienzan a pensar cada vez más que el petróleo está moviéndose a niveles que dañarán al crecimiento", dijo John Haynes, jefe de investigación de Rensburg Sheppards.

La investigación de Empirical Research Partners muestra que si el gasto en energía de los consumidores estadounidenses supera el 6% de sus ingresos, se afecta su nivel general de egresos. Y ese nivel ya ha sido superado.

"El (alto precio del) petróleo (...) ha tenido un impacto negativo en otras porciones de la economía, por lo que la correlación podría girarse (...). Cuando los precios del petróleo suban, los precios de las acciones bajarían", dijo Haynes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Hay indicios de que los precios del petróleo -un 40% por sobre sus niveles del mismo periodo del año pasado- están minando la demanda, y el impacto del combustible ya repercutió en la economía.

"Creo que para Estados Unidos tendremos un crecimiento del PIB que será un 1% menor del que hubiésemos tenido si el petróleo se hubiera mantenido en los 80 dólares por barril en el 2011. Y eso también es una noticia negativa para las acciones", dijo James D. Hamilton, profesor de Economía en la Universidad de California en San Diego.

Ahora ve
Maduro afirma que “el objetivo de EU es ocupar militarmente Venezuela”
No te pierdas
×