Carstens reclama medidas duras en Europa

El gobernador de Banxico advirtió que Grecia requiere algo más que una reestructuración de su deuda; el candidato al FMI dijo tener más experiencia y autoridad que su contrincante Christine Lagarde.
carstens banxico fmi  (Foto: CNN)
MADRID (CNN) -

Un director gerente no europeo del Fondo Monetario Internacional (FMI) podría reclamar unas medidas más duras y realistas para afrontar la crisis de deuda de la zona euro, dijo el presidente del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

"Sería adecuado tener un no europeo porque un par de ojos frescos podría ver los problemas europeos con mayor objetividad", dijo en una entrevista con el diario español El País.

El mexicano señaló que la única forma de solucionar la crisis de la zona euro era mediante la adopción de medidas duras, aunque no explicó cuáles podrían ser.

"Quedan tragos amargos que pasar y ahí la comunidad internacional debe dar su apoyo, pero mi experiencia me dice que no hay un sustituto a tomar esas medidas difíciles", sostuvo.

La reestructuración griega o irlandesa no es una solución mágica, señaló, si se hace en solitario y no se toman las medidas de fondo. Sería, en todo caso, una medida de última instancia y dentro de un paquete integral, agregó.

Carstens es el único rival de la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, para el puesto de director gerente del FMI.

En otra entrevista con la publicación Expansión, Carstens agregó que tiene más experiencia y autoridad que Lagarde.

"Creo que los países emergentes hemos sido socios fiables en la economía internacional en estos años y se nos debería reconocer", expresó Carstens.

Grecia, Irlanda y Portugal han recibido rescates internacionales para combatir una crisis de deuda que amenaza con absorber a otros países periféricos de la zona euro.

Mientras tanto, los economistas temen que los niveles de deuda soberana de Grecia sean insostenibles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La dimisión de Dominique Strauss-Kahn como máximo responsable del FMI ha dado lugar a pedidos de los países en desarrollo de romper al dominio europeo del principal cargo del organismo.

Los países de la Unión Europea han volcado su apoyo a Lagarde, argumentando que es vital que un europeo esté al frente del FMI en el momento que trabaja con la zona euro para evitar el impago de la deuda griega y unas consecuencias financieras más amplias.

Ahora ve
Voluntarios restauran libros que fueron víctima del sismo en la CDMX
No te pierdas
×